Archivos en la categoría abuso

Martes, 23 de Octubre de 2018

La pederastia en la iglesia Católica es endémica (Recuento de casos recientes)

De Australia a Colombia y desde Irlanda hasta Chile se han destapado centenares de casos de abuso sexual por sacerdotes católicos, que muestran que estas historias de pederastia no son "casos aislados" como dice la Iglesia, sino que han sido tolerados y sistemáticamente escondidos. Sin embargo, el ocultamiento está llegando a su fin y con este también ha sufrido la imagen de esta institución amparadora de monstruos.

Otras religiones como los testigos de Jehová y los  adventistas también han saltado a los titulares de prensa por casos de abuso en las últimas semanas.

Chile

La Iglesia Católica chilena se encuentra con la menor credibilidad en su historia. La causa es la investigación de abusos desde los años 60 que involucra a 158 personas -obispos, sacerdotes o laicos ligados a la iglesia. Los abusos afectaron a menores y adultos, y fueron en la mayoría de los casos ocultados.

La justicia chilena, a diferencia de muchas otras en la región, está investigando a 73 personas de las 38 investigaciones que involucran un centenar de víctimas que fueron en su mayoría menores de edad.

El Papa encontró en su visita a Chile que la gente empezaba a pasar factura por su encubrimiento. Con escenarios con muy baja asistencia empezó defendiendo al obispo Juan Barros, acusado de encubrir al cura Fernando Karadima.  "El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar", dijo en Chile el Papa Francisco notablemente molesto.

Sin embargo, sus palabras solo lograron molestar mucho más a los ciudadanos. Tras ser hallado culpable Karadima, la Iglesia sentenció a este sacerdote a dedicar su vida a "la oración y a la penitencia". "No hay una sola prueba en contra. Todo es calumnia". Dijo Francisco en Chile.  Tras su error garrafal el pontífice en mayo invitó a Roma a cientos de víctimas y convocó a todos los obispos chilenos que presentaron su renuncia en bloque tras reunirse con Francisco, que aceptó la dimisión de cinco, entre estas la de Juan Barros.

En el transcurso de las investigaciones se descubrió que el cardenal Francisco Javier Errázuriz envió una carta al nuncio apostólico Ivo Scapolo en febrero de 2009 en el que pide que “Por respeto a Karadima no le pedí al promotor que lo interrogara y sólo le pedí a Andrés Arteaga, obispo auxiliar de Santiago, su parecer”, señala la misiva.

“Como se trata de hechos prescritos cerré la investigación. Así quise protegerlos, consciente de que mi manera de proceder, si los acusadores llevasen algún día el caso a la prensa, se volcaría en contra de mí”, dice el texto.

Para el abogado de una de las víctimas de Karadima este antecedente es una muestra de la actitud de encubrimiento que ha tenido la Iglesia Católica frente a las denuncias de abusos sexuales.


En las últimas horas se informó que un tribunal chileno resolvió que el Arzobispado de Santiago deberá pagar 450 millones de pesos chilenos (unos 670.000 dólares) a James Hamilton, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, tres víctimas del párroco Fernando Karadima. Sin embargo, el juez aclaró que esta sentencia aún no ha sido dictada. 

Estos aberantes casos, que son la norma en esta nefasta institución, han tenido su impacto en la feligresía católica de Chile. La periodista y vaticanista argentina Elisabetta Piqué decía en la ruinosa visita de Papa a Chile que “estamos en un país católico que parece que ya no es tan católico”.


Australia

En el país de Oceanía el escándalo de abuso sexual tocó al número tres del Vaticano: el cardenal George Pell. Este cardenal, de 76 años, enfrenta a la justicia australiana por agresiones sexuales contra menores cometidas entre 1979 y 1990.

El cardenal reconoce haber "fallado" en la gestión de los curas pederastas en el estado de Victoria en los años 1970.  El abogado del cardenal dijo que los testimonio de las presuntas víctimas no eran creíbles. "son el fruto de problemas mentales, fantasías o son pura invención, con el objetivo de castigar al representante de la Iglesia católica en ese país por no haber impedido las agresiones pederastas cometidas por otros", declaró el abogado del ensotanado.

Las autoridades australianas indican que el proceso iniciado en este 2018 involucra a "múltiples denunciantes". Será enjuiciado por ello.

El 30 de julio, el papa Francisco aceptó la renuncia del arzobispo de Adelaida Philip Wilson, condenado a un año de detención por haber encubierto los crímenes cometidos por el cura Jim Fletcher en los años 1970 en el estado de Nueva Gales del Sur. 

A sus 67 años Wilson es uno de los eclesiásticos de mayor rango en ser condenado por el endémico encubrimiento de casos de abuso sexual.


Scott Morrison, primer Ministro de Australia, ha pedido perdón por la omisión estatal en la ionvestigación de los casos de abuso sexual, que son más que los de George Pell y Jim Fletcher. Hubo abusos también en orfanatos y escuelas a cargo de la Iglesia Católica.

Una de las víctimas de más edad es Katie, quien fue puesta a los seis años al cuidado de las monjas de St Joseph, en un orfanato del norte de Sídney, en donde fue maltratada por las religiosas y violada por una de sus compañeras.

“Cuando se trata de abusos sexuales, no creo que muchas personas se den cuenta de que es una cadena perpetua”, comentó la anciana de 96 años en una entrevista emitida hoy por la cadena local ABC.


Francia

En el país galo la justicia anunció que en enero de 2019, el arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, será juzgado por no haber denunciado el caso del padre Bernard Preynat, acusado de haber abusado de unos 70 niños scouts. En junio de 2017, el ex obispo de Orleáns, André Fort, fue acusado de no haber querido ver los abusos a varios menores.




Irlanda

Durante décadas el arzobispado de Dublín ocultó los abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Cerca de 14.500 niños fueron víctimas de esos abusos. Cuatro obispos renunciaron en el marco de uno de los escándalos que enfrentó el papa Benedicto XVI (2005-2013).


Alemania

En el país teutón la Iglesia católica ha sido objeto desde 2010 de una serie de acusaciones, procedentes sobre todo de niños que estuvieron en escuelas e internados en los años 70 y 80. El número de Diócesis involucradas es de 19 de las 27 existentes.

Uno de los casos más sonoros es el del abuso a los niños del Coro de Ratisbona, dirigido de 1964 a 1994, nada más y nada menos por el hermano del papa Benedicto XVI, monseñor Georg Ratzinger.

El resultado de la investigación fue un sólido informe de 440 páginas, que fue presentado por el abogado Ulrich Weber. En este se establece que 547 niños sufrieron abusos y 67 de ellos sufrieron abusos sexuales. Los nombres de los responsables, algunos de los cuales ya han fallecido, eran bien conocidos.

En el informe se dice también que monseñor Georg habría podido impulsar una investigación y haber contribuido para que los culpables fueran identificados y entregados a la justicia hace muchos años. Se afirma (en la página 381 del informe) que Ratzinger cuando se enteró de los rumores de abuso sexual los menospreció. El hermano del Papa Ratzinger se habría enterado de algunas noticias desde 1969, después en 1978 y finalmente en 1989. Sin embargo, y de acuerdo a la usanza católica, no pidió que se adelantara ninguna investigación, a pesar de tener a su hermano en aquel entonces como obispo.

Vatican Insider afirma que en otra de las páginas del informe (380, nota 2495) se confirma que el hermano del Papa emérito ofreció su testimonio. Georg declaró en esa ocasión que se había enterado de abusos como “medios de corrección”, pero no de abusos sexuales: «No había comprendido que había abusos de carácter sexual». Y lo mismo indicó en algunas entrevistas públicamente en 2010.


México

La nación latinoamericana fue protagonista de uno de los casos más graves y significativos de este mal endémico de la iglesia católica.

El caso del padre Marcial Maciel, fundador de la influyente congregación ultra conservadora los Legionarios de Cristo, se conoció en el 2006, bajo el pontificado de Benedicto XVI. Este monstruo de Marcial Maciel abuso de menores y fue protegido por el papa Juan Pablo II, quien por años se negó a escuchar a las víctimas y lo defendió. Por estas razones muchos ateos denominan a Juan Pablo II "el santo patrono de los pederastas".

Una vez en el pontificado de Ratzinger el Vaticano decidió obligar a Maciel a llevar "una vida reservada de oración y penitencia, renunciando a cualquier forma de ministerio público". Demasiado poco castigo para documentadas acusaciones de abusos sexuales en varios países. Como disculpa, Roma apeló a la edad avanzada del encausado, casi nonagenario. Maciel moriría poco más tarde, en enero de 2008, en Cotija (Michoacán, México).

El caso de Marcial Maciel abriría el capítulo de la pederastia en el seno de la Iglesia Católica.

Pero el caso de Marcial Maciel no es el único. Un arzobispo de San Luis Potosí, monseñor Luis Morales Reyes, actuó con displicencia ante el ahora prófugo sacerdote Eduardo Córdova Bautista. En lugar de reprenderlo, lo premió nombrándolo representante legal de la arquidiócesis.

Y sobresale también el caso del cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de la ciudad de México. Se le imputa haber protegido y apoyado a Marcial Maciel y a los Legionarios, así como al depravado sacerdote Nicolás Aguilar, acusado de haber abusado a más de 100 niños entre Tehuacán, ciudad de México y Los Ángeles.




Estados Unidos

"La Iglesia permitió los abusos de un cura durante años". Este fue el demoledor titular con el que el equipo de investigación del diario The Boston Globe acusó en el año 2002 a la Arquidiócesis de Boston y a su máxima autoridad, el arzobispo Bernard Law, de encubrir los abusos sexuales a niños por parte de uno de sus curas.

Aunque en un principio el diario apuntaba a un solo responsable, la investigación culminó en una serie de historias que acusaban a la iglesia de Boston de encubrir los abusos de más de 250 sacerdotes pedófilos entre 1984 y 2002. Esta historia se presenta en la película ganadora del Oscar "Spotlight"

Ya en este año, una investigación del fiscal de Pennsylvania, publicada en agosto, destapó abusos sexuales perpetrados por más de 300 "curas depredadores" y su encubrimiento por parte de la Iglesia católica de ese estado, donde al menos 1.000 niños fueron víctimas de esos actos.

A finales de julio, el papa Francisco aceptó la dimisión del cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, de 88 años, acusado de haber abusado sexualmente de un adolescente.

Otros altos prelados se vieron obligados a dimitir por haber cerrado los ojos, como los cardenales Roger Mahony (Los Ángeles) y Bernard Law (Boston), fallecido a finales de 2017.

Entre 1950 y 2013, la iglesia estadounidense recibió denuncias de aproximadamente unas 17.000 víctimas de abusos cometidos por unos 6.400 miembros del clero.

El número de abusados alcanza la escalofriante cifra de 100.000 menores. Varios prelados importantes tuvieron que renunciar a inicios de los años 2000 por haber cerrado los ojos.



Colombia

El país cafetero y denominado "país del sagrado corazón de Jesús" tiene también casos horripilantes. Uno de sus cardenales más famosos, Darío Castrillón, encubrió al pederasta mexicano Marciel Maciel. “Un hombre escogido por Dios, como Marcial Maciel, que tomó la luz divina e hizo lo que Dios quería como gloria a la Legión aunque víctima de la debilidad humana, víctima de la fuerza del mal, un hombre escogido por Dios”.

Este encubridor también fue noticia al conocerse una carta que dirigió al obispo de la diócesis francesa de Bayeux-Lysieux, monseñor Pierre Pican, en la que lo felicitaba por haberse negado a entregar a los tribunales civiles a un cura acusado de abusos sexuales a menores.

En la ciudad de Medellín se tiene el caso de dos sacerdotes: Mario Castrillón y Juan Diego Rodas Rojo. El primero fue condenado por la Corte Suprema de Justicia, pero curiosamente absuelto por la justicia canónica. El segundo caso, el del Arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón, por no poner en conocimiento de las autoridades un depredador sexual.

Mario Castrillón abusó de dos menores de edad que, al momento de los hechos, tenían 9 y 11 años. Su pena fue de "casa cural por cárcel" Cabe señalar que la casa cural se encuentra con todos los lujos y servicios en un exclusivo sector de la capital paisa. Nunca pago los 8 años de pena que le fue impuesta.


Sin embargo, el Tribunal eclesiástico de Colombia no tiene ninguna credibilidad. De hecho en el 2007 dicha entidad declaró inocente al padre Efraín Rozo, quien en un vídeo confesó haber violado a niños y jóvenes, y tiene abierto un proceso por pederastia en una corte de California, Estados Unidos. 



Volviendo a Ricardo Tobón, Arzobispo de Medellín, su pecado fue hacerse el de la vista gorda con el sacerdote Roberto Cadavid. En 1998, Cadavid fue nombrado párroco de la iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Bello, departamento de Antioquia. Allí abusó de un par de chicos. Salió custodiado por la Policía a un centro carcelario, pero rápidamente quedó en libertad luego de negociar una millonaria conciliación con uno de sus acusadores, según constató una investigación periodística.

El dinero pagado salió del presupuesto del colegio Pablo VI, donde Cadavid fue rector en la misma época de los criminales hechos. La institución recibe dineros públicos de la Alcaldía local por ser de cobertura estudiantil para niños de bajos recursos de la comuna 3 de Medellín. De ahí salieron los 30.481 dólares con los que el padre compró el silencio de uno de sus ex monaguillos.

Pese al escándalo, el entonces arzobispo Alberto Giraldo nombró al padre Cadavid, de 57 años, en la parroquia de Santa Ana y lo mantuvo como rector del colegio parroquial Pablo VI. En 2012 se repitió la historia y, nuevamente, no fue acusado por los abusos. Al contrario, siguió aumentando su experiencia parroquial -y la lista de víctimas- en otras iglesias codiciadas de Medellín.

A pesar de las dos denuncias el Arzobispo Tobón recomienda a Cadavid en la Diócesis de Brooklin a donde el sacerdote huyó.

Más recientemente se ha conocido el caso del rector del colegio San Viator, el sacerdote Albeyro Vanegas Bedoya, quien ha sido señalado de acoso sexual al estudiante Nicolás Machete Hernández, a su vez se ha llamado a responder, como cabeza de la institución, por el suicidio de un joven llamado Daniel Osorio.  Osorio, exalumno del San Viator, fue abusado mientras era estudiante de este colegio católico y dejó cartas que dice que sus victimarios habrían sido sacerdotes. 

Daniel Osorio narró que era abusado por muchos sacerdotes -"me querían prostituir", escribió. Estos abusos ocurrieron en la fincas de recreo de la institución. La madre señaló al sacerdote Carlos Luis Claro Arevalo, entonces rector del Colegio San Viator.

El caso es demasiado grave, como todos los anteriores. Pero causa asombro que hayan salido padres y estudiantes a defender el colegio  cuando hay dos casos relacionados con el actual rector el  tiene antecedentes de abuso del Gimasio Los Pinos. La Fiscalía pidió la captura inmediata del rector, pero “el juez 32 Penal del Circuito lo absolvió en 2007, al calificar como “inverosímil” la declaración del niño, cuya defensa no aportó pruebas suficientes de que el hecho había ocurrido”, dice el expediente del caso en la Corte Suprema de Justicia.

Mientras estos hechos son noticia se conoció que hubo condena en contra del padre Fausto Coronel Riveros y un sacristán conocido como Evelio Ortiz Macías, por abuso contra un menor de 14 años en la ciudad de Villavicencio, Meta

Los hechos ocurrieron en diciembre del año 2017. Presuntamente, el religioso habría tocado de manera abusiva a un menor de 13 años para esa fecha. Los delitos que se les imputaron al párroco y al sacristán fueron de acceso carnal abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo.

El padre fue condenado a 16 años y dos meses de prisión, mientras que el sacristán Evelio, habría sido condenado a 12 años y seis meses de cárcel. La denuncia fue puesta por el padre del menor.

Más casos hay en Colombia en otros países. Estaremos atentos para informarles.
Domingo, 15 de Julio de 2018

Arzobispados de Chile son allanados por la Fiscalía

Allanamiento al obispado de Temuco Imagen Tele13
El pasado viernes 13 el clero de los

Miembros de la fiscalía  y la policía de investigaciones (PDI)  se hicieron presentes para recolectar documentos y computadores a fin de buscar información a raíz de las denuncias de abusos sexuales en el seno de la Iglesia Católica.

La investigación inició el pasado 19 de junio a cargo de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI y teniendo como responsable al fiscal Ítalo Ortega. Los sacerdotes investigados son Pablo Isler Venegas, Juan Carlos Mercado Elgueta, José Bastías Ñanco y Mardoqueo Valenzuela. Por otra parte, en Villarrica se investiga al presbítero Belisario Valdebenito Erices, por abusos sexuales.

Pablo Walter Isler Venegas, fue objeto de una investigación de la Iglesia y en octubre de 2015 se le dio la “prohibición de ejercer públicamente el ministerio sacerdotal y de trabajar pastoralmente con adolescentes y jóvenes” junto con la “prohibición definitiva de residir dentro del territorio de la Diócesis San José de Temuco y de visitar sin previa y expresa autorización del Ordinario, las parroquias de Lautaro, Imperial y Traiguén”, todas sanciones a perpetuidad.

Sin embargo, en una nota publicada por El Mostrador, se asegura que el ex sacerdote, Pablo Isler Venegas, ejercía en junio de 2018 como director de la ONG Evangelización 2000 en Santiago, donde se realizarían talleres de evangelización, formación de discípulos, retiros y encuentros de oración, entre otras actividades. Osea, pasándose toda sanción por la faja, como en todos los casos en los que ha habido una sanción.

El Obispado señaló que los casos no habían sido difundidos a expresa solicitud de las víctimas. Sin embargo, por lo visto en muchos casos en el mundo, lo más probable es que la Iglesia haya buscado activamente silenciar, amedrentar o intimidar a las victimas.

El sacerdote Juan Carlos Mercado Elgueta, también fue denunciado por abuso sexual a menores, quien a mediados del 2013 presentó su renuncia al ministerio sacerdotal.

Mientras estos allanamientos se realizaban quedó en prisión preventiva el sacerdote, Óscar Muñoz, acusado de abuso sexual y violación a siete menores en el periodo 202-2018 en las ciudades de Santiago y Rancagua.

El sacerdote encarcelado era la mano derecha del cardenal de Santiago Ricardo Ezzati. La fiscalía halló documentos inculpatorios el pasado 13 de junio. El sacerdote Muñoz se enfrenta a la posibilidad de 15 años de cárcel.

Tras el cerco judicial la Iglesia ha empezado a soltar información de sus encubrimientos. El día de ayer el Arzobispado de Santiago comunicó la existencia de una nueva denuncia por abuso sexual contra menores al interior de su iglesia. Esta vez se trata del presbítero Jorge Laplagne Aguirre. Según informaron, los abusos de este sacerdote ocurrieron hace 13 años. Según la iglesia ellos hicieron una investigación en el 2010 pero no pudieron acreditar la verosimilitud de la denuncia. Pero ahora, que la fiscalía ha empezado a llevarse sus documentos y computadores decidieron solicitar "una nueva investigación"  contra el religioso, luego de que el pasado 27 de junio se ingresara la denuncia.

En tanto, Laplagne Aguirre fue apartado como párroco de San Crescente y Nuestra Señora de Luján, y no puede realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal.

Mientras tanto en Colombia, con el caso de encubrimiento de Monseñor Ricardo Tobón al sacerdote Roberto Cadavid no pasa nada. Aún muy lejos de ver un allanamiento al Arzobispado de Medellín como sí ocurrió en Chile.

Miercoles, 20 de Junio de 2018

Encubrimiento de pederastas en la Arquidiócesis de Medellín

El sacerdote acusado de pederastia Roberto Antonio Cadavid Arroyave
en Brooklin, Nueva York.
Fuente: Nuestra Voz
Mientras en Chile la Fiscalía ingresaba la semana pasada a varias sedes arzobispales en Colombia la impunidad reina en el escándalo de pederastia de la ciudad de medellín.

Horror en el Colegio Parroquial

La parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá en Bello (municipio anexo a Medellín) tiene un colegio católico anexo que recibió en 1998 al sacerdote Roberto Antonio Cadavid Arroyave  

El padre Roberto Cadavid es un sacerdote de la Arquidiócesis de Medellín. Fue el primer sacerdote ordenado en la Diócesis de Girardota, en Colombia. Nació en 1960. En la Parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá estuvo desde 1988 hasta el 2005, cuando la fuerza policial lo escoltó tras varias denuncias por pederastia.

Una de las víctimas del sacerdote Cadavid en Bello resultó tener a alguien cercano perteneciente a una banda delincuencial que entonces operaba en ese municipio. Eso llevo a que el sacerdote se resguardara en la casa cural. La policía y el ejercito lo trasladaron para su protección a los pocos días.

El portal católico AciPrensa narró este hecho diciendo que ocurrió en febrero de 2005. No menciona que la razón de las amenazas era por abuso de menores. Aunque afirmaron que la comunidad "no entienden por qué motivos su iglesia se encuentra sin sacerdote, y menos cuando éste se distinguía por su trabajo con los jóvenes".


Ahora en Manrique, Medellín

Las graves acusaciones contra Cadavid no generaron mayor sorpresa para el arzobispo Alberto Giraldo Jaramillo que lo nombró párroco en Santa Ana en Manrique Oriental, comuna 3 de Medellín. Y pues ¿qué hace la Iglesia católica colombiana cuando hay señalamientos de abuso de un sacerdote? Nombrarlo rector de un colegio. En esta ocasión fue encargado de dirigir el Colegio Pablo VI. Y como en los demás casos "aislados" que la iglesia ha encubierto, el pederasta volvió a atacar.

Uno de los jóvenes afectados que por entonces tenía 14 años (hoy tiene 27) narró a El Tiempo lo ocurrido:

“Yo era el monaguillo de la parroquia de Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Bello, Antioquia, y el padre Roberto Cadavid era el rector del colegio y párroco de la iglesia. Él sabía de la mala situación de mi familia y me dijo que sirviera de mesero en la celebración del día del profesor. Se terminó muy tarde y me dijo que me quedara: esa noche abusó de mí”.

Para callar a las víctimas, hubo pagos según el monaguillo. La fuente de El Tiempo dice que le pagaron 88 millones de pesos por su silencio, de los cuales la copia de un cheque por seis millones fue aportado al diario.
Presunto pago para silenciar a abusado sexual en Medellín. Fuente El Tiempo.
Aún nadie sabe si el padre echaba mano de los fondos de la Iglesia para estos giros.
“A través de un profesor de confianza, me entregó ese cheque y otro por 2 millones de pesos”, dije el exmonaguillo a El Tiempo.

La fuente principal de la investigación, cuyo nombre El Tiempo y La W mantienen reservado, indicó que la familia de uno de los menores denunció al sacerdote ante la curia arzobispal. El menor, víctima de los abusos, señaló que otro compañero también habría sido abusado por el sacerdote. Y como ocurre siempre en estos "casos aislados", la curia no lo denunció ante la Fiscalía General de la Nación, como es su deber legal, sino que trató de callar las familias. La fuente comenta que a la primera familia le pagó una suma superior a los 100 millones de pesos que habrían salido del bolsillo del sacerdote y pagados supuestamente en efectivo. En el caso de la segunda familia, la Arquidiócesis de Medellín tomó la iniciativa de buscar a la familia de la otra supuesta víctima. 

Las gestiones, sin ningún éxito, las habría realizado el entonces vicario general de la Arquidiócesis, monseñor Alfonso Vásquez Benjumea. Dice la fuente al tratarse de una familia muy católica, ellos manifestaron querer tan solo "querer olvidar el incidente". Razón por la que la Iglesia ya podía quedar tranquila por ese lado. No obstante, el arzobispo de Medellín, en entrevista del primero de marzo con la W, niega la existencia de tales conciliaciones.


Con vuelo a Brooklin, Nueva York

Tras el nuevo escándalo en el Colegio Pablo VI la iglesia decidió dejar pasar unos meses para que el tema se olvidara. Y es aquí donde entra el actual Arzobispo de Medellín Monseñor Ricardo Tobón.

Tobón afirma que el sacerdote fue suspendido y que a ellos no le correpondía denunciarlo ante las autoridades. He aquí parte de la entrevista hecha por el periodista Juan Pablo Barrientos de La W.

JPB: El padre Roberto Cadavid, ¿qué pasó con él? Quien después de denuncias de pederastia en la parroquia de Chiquinquirá, pasa a Santa Ana, donde también hay denuncias por pederastia, termina en Estados Unidos. ¿Qué pasó con este sacerdote?

ART: Es un caso que se presentó a la Santa Sede y se le dio la dimisión del Estado Clerical, por lo cual él ya no es sacerdote ni tiene ninguna vinculación con la Arquidiócesis.

JPB: ¿Pero por qué después de que sale por denuncias en Chiquinquirá, lo nombran en Santa Ana y en Manrique?

ART: Bueno, eso no me correspondió a mí, sino al Arzobispo anterior. Yo cuando llegué lo encontré en Santa Ana y me vinieron con alguna información e inmediatamente puso el caso ante la Santa Sede y concluyó como le acabo de decir.

JPB: ¿Pero no lo retiró de la parroquia sabiendo que era una parroquia con colegio y con niños expuestos?

ART: Sí, lo retiré de la parroquia y lo suspendí a cautela, cuando me llegó la información. Presenté la situación ante la Santa Sede y terminó en esto.

JPB: ¿O sea que este es un caso comprobado? Desde que ya lo redujeron al estado laical.

ART: Es un caso que se concluyó de esta manera.

JPB: ¿Y por qué no lo presentaron ante la Fiscalía teniendo las pruebas para decir que el padre era culpable de haber abusado de niños?

ART: Eso no le toca a la Arquidiócesis. Son las personas afectadas las que deben acudir a poner una demanda de este tipo.

JPB: ¿Cómo terminó en Estados Unidos?

ART: No sé, porque él está desvinculado de la Arquidiócesis.

JPB: Pero estuvo hasta el verano (junio) del año pasado en Estados Unidos. Uno se imaginaría que tendría que haber tenido permiso de la Arquidiócesis de Medellín o la de Brooklyn. ¿Cómo es el proceso de un sacerdote que se va? Me imagino que usted lo tiene que autorizar…

ART: No, una persona que está desvinculada de la arquidiócesis o suspendida, como fue la primera etapa de él, procede en libertad como un ciudadano que actúa según lo que mejor le conviene.

JPB: ¿Ustedes nunca se enteraron de que él estaba en Brooklyn ejerciendo en una parroquia?

ART: No supe eso.

JPB: Y si hubiera sabido, ¿cuál habría sido su actuar?

ART: Avisaría al obispo que él estaba suspendido, que estaba en un proceso.

Pero al parecer el Arzobispo Ricardo Tobón está mientiendo. El mismo Arzobispo Tobón le dio permiso y recomendó al pederasta para trabajar en la Diócesis de Brooklyn. El sacerdote aterrizó en noviembre de 2012 en Nueva York.

El periodista decidió poner a prueba las palabras de Monseñor Ricardo Tobón y consultó con la Diócesis de Brooklin. Para su sorpresa el obispo de Brooklyn, monseñor Nicholas Anthony DiMarzio, le envió a La W el contenido de las dos cartas, una de 2012 y otra de 2015, en las que monseñor Tobón recomendó y autorizó al padre Roberto Cadavid, para trabajar en esa diócesis. Hay que señalar que para esa época Ricardo Tobón sabía  que Cadavid había sido suspendido por acusaciones de pederastia en dos parroquias de Medellín.


Impunidad total

Contra Roberto Antonio Cadavid Arroyave existió un proceso en la Fiscalía que fue archivado. La dificultad de las victimas para pagar un abogado, el poder del clero y las presiones hicieron que los casos no llegaran ante un juez. Durante la actual investigación el periodista Juan Pablo Barrientos menciona que hubo presiones para que la investigación no continuara.

La Iglesia por su parte ha apelado al Concordato de 1973 y a la fidelidad de sus feligreses, que hasta plantones de apoyo a un sacerdote sindicado de pederastia han hecho, para evadir la justicia colombiana y seguir ejerciendo como clérigos con el silencio cómplice de los arzobispos colombianos.


Preguntas con respuestas pendientes

¿Por qué dijo el arzobispo Tobón en entrevista con La W dijo que no sabía que Cadavid estaba en Estados Unidos, cuando en verdad lo recomendó y lo autorizó para trabajar en ese país?

¿Por qué el único sacerdote de Medellín condenado por la justicia por acceso carnal y abuso a menores de 14 años, el padre Mario Castrillón, fue encontrado inocente por el derecho canónico y después de pagar su condena fue enviado a una cómoda parroquia y a un lujoso hospital de El Poblado, en Medellín?

¿Puede creerse en la palabra de Monseñor Tobón de que no hubo acuerdo económico para silenciar a las víctimas cuando ya quedó demostrado que mintió en la recomendación de Cadavid a Nueva York?

¿Renunciará el arzobispo de Medellín, tras encubrir y proteger al sacerdote pederasta Roberto Cadavid como lo hicieron los obispos chilenos?


Otros casos

Según se ha desprendido del trabajo investigativo de Juan Pablo Barrientos el caso de Roberto Cadavid no es el único. También se señala el caso del padre Álvaro Pimienta que termino pagando una fiducia a la familia de la menor abusada, quien no lleva el caso a la justicia colombiana; el del joven sacerdote Juan Diego Rodas quien trabajaba como capellán del colegio parroquial de Envigado (municipio aledaño a Medellín) quien se vio involucrado con un menor de edad y se encontraron mensajes comprometedores en su WhatsApp.También se encuentra el caso de Carlos Yepes quien fue denunciado por un joven que afirma haber sido abusado por Yepes cuando era menor de edad. 

El único caso en el que un sacerdote fue condenado por abuso sexual de menores fue el el de Mario castrillón. Castrillón fue condenado a cien meses de prisión por acceso carnal abusivo con menor de 14 años en concurso homogéneo y sucesivo, y actos sexuales abusivos con menor de 14 años. Castrillón pagó su condena en casa cural por cárcel y luego fue enviado a la cárcel de Bellavista, en Medellín. A pesar de ser acusado y juzgado como pederasta, ejerce su sacerdocio en la pomposa clínica de El Rosario, en el barrio El Poblado, y colabora en la parroquia San Juan Apóstol, ubicada frente al centro comercial más imponente de Medellín: El Tesoro.

¿Habrá alguna vez justicia para los menores víctimas de esta serie de abusadores y obispos cómplices en Colombia?
Sábado, 16 de Junio de 2018

El cura abusador Olivares, el hogar de niños y el Vaticano

El horror del sistemático encubrimiento de abuso sexual que ha caracterizado a la Iglesia Católica está teniendo un capítulo especial en Chile donde más 70 religiosos están involucrados en las menos pías de las acciones.

Gracias a la reciente aceptación de renuncia de tres obispos chilenos por parte del Papa Francisco se ha dado a conocer fuera de Chile el horror del abuso sexual del clero católico.

Una de las historias más perturbadoras fue la de un hogar de niños en Valparaiso en 2002 donde habían niños en situación de abandono, y por lo tanto muy vulnerables. 

Estos niños recibían la visita del sacerdote Eduardo Olivares, quien, fingiendo empatía y bondad, sacaba a los niños del albergue a pasear. A nadie le parecía una situación peligrosa. De hecho Marcela Suárez la directora del hogar afirmó que "Eran niños que nadie visitaba y si no se quedaban encerrados en el hogar".

Pero un domingo en misa la máscara del monstruo Olivares empezó a caer. En pleno sermón Eduardo Olivares dijo 'Dios te quiere a ti' y uno de los niños respondió: "Como a los que tú te comiste". Eso llamó la atención de la trabajadora social que se encontraba presente. Días después uno de los niños fue acusado de robo por el sacerdote Olivares. Marcela Suárez interrogó por aparte al niño, que sin negar su falta, rompió en llanto y dijo: "Eso no es nada comparado con lo que me hizo él a mí".

Con las alarmas encendidas las profesionales del hogar decidieron empezar a investigar y encontraron que una decena de niños había sido abusada sexualmente por el sacerdote Eduardo Olivares. El mayor tenía unos 15 y el menor, 8. Las mujeres decidieron encarar al sacerdote y comentarle de su hallazgo. Éste lleno de cinismo no lo negó y respondió: 'Uyyyy, cuando se entere el obispo'".

Monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar, obispo de la Diócesis de Valparaiso se enteró. Pero la respuesta del líder católico dejó fría a Marcela. El obispo le dijo: "Marcela, tú sabes que hay gente que le quiere hacer daño a la Iglesia", en tono amenazante.  Sánchez le respondió que su labor era defender a los niños y que al hacerlo no estaba afectando a la iglesia. 

Las profesionales del hogar infantil no se dejaron intimidar y le dijeron que o denunciaban ellos -como máximas autoridades a cargo- o iban ellas.

El obispo Gonzalo Duarte afirmó a los medios que al sacerdote Oliveros el mismo lo llevó al tribunal civil y después al eclesiástico. Pero no fue así. El obispo puso al mejor abogado penalista de la región a defender a Olivares. Para los niños, ninguno.

"Nosotras fuimos las que tuvimos que llevarlos a los exámenes para determinar los delitos. Nosotras los acompañamos a declarar, partíamos con ellos en la mañana y volvíamos en la noche, en la camioneta de la policía, que se apiadaba de nosotros y transportaba a los niños". afirmó Sánchez a la BBC.

Finalmente el sacerdote católico fue encontrado culpable de abuso sexual y estupro. Sin embargo, no cumplió su condena en la cárcel, sino en libertad vigilada.

¿Y la sanción eclesiástica? Esa tampoco se cumplió. En 2007 Marcela lo vio oficiando misa como si nada hubiese pasado. 

Tras un inicial rechazo a enfrentar el escándalo chileno por parte del Papa Francisco vino la aceptación de renuncia a tres puercos obispos chilenos.
Imagen Red Digital




Un año después de la denuncia y tras cinco años como directora, Marcela Suárez fue despedida. La explicación fue que "no correspondía que una mujer estuviera a cargo de un hogar de niños".

Gonzalo Duarte García de Cortazar fue junto Juan Barros y Cristián Caro, los obispos a los que el Papa Francisco les aceptó la renuncia tras su fracasado viaje a Chile. Muchas de las víctimas dicen que esto es sólo el comienzo. "Obvio que vienen más", dijeron a la BBC.

Descontento y protestas

Polémica protesta en Santiago. Fuente VCChile.org
Cabe añadir que el descontento de la sociedad chilena va en aumento al conocerse cada vez más casos de encubrimiento sistemático. Tanto así que el 6 de junio en manera de protesta amanecieron unos muñecos vestidos de sacerdotes colgados de un puente. 

Un cartel con el texto “Cura abusador, a la horca por traidor”, fue vistos por miles de ciudadanos que transitaron por esta parte de Santiago de Chile. 


Primer allanamiento

El pasado 13 de Junio la Fiscalía chilena registró la sede del Tribunal Eclesiástico de Santiago y el obispado de la ciudad de Rancagua, capital de la región de O'Higgins, donde son investigados al menos 14 sacerdotes por presuntos abusos sexuales contra menores de edad y jóvenes.

El fiscal regional de O'Higgins, Emiliano Arias llegó hasta el Tribunal Eclesiástico de Santiago para llevar a cabo otras diligencias, que luego prosiguió en dependencias del Arzobispado capitalino.
"Nadie está al margen de la ley", aseguró el fiscal Arias a los medios de comunicación.

El allanamiento se hizo necesario ya que desde el 2007 existen escasos o nulos avances en la investigación de numerosísimos casos de abuso sexual, según afirman las víctimas.
Viernes, 18 de Mayo de 2018

Muere el encubridor de pederastas Darío Castrillón Hoyos

La Conferencia Episcopal Colombiana ha dado a conocer que el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos murió en el Vaticano a los 88 años de edad.

Castrillón llegó a ser el colombiano más influyente en el Vaticano y por esto su fallecimiento ha sido reportada por todos los medios del país cafetero, sin embargo, se ha pasado por alto el encubrimiento de este personaje a sacerdotes pederastas.

El caso más sonado se conoció gracias al trabajo de revista francesa Golias, quien logró tener acceso a una carta -fechada el 8 de septiembre de 2001 que Hoyos le dirigió al obispo de Bayeux-Lysieux, Pierre Pican. En esta carta el prelado colombiano lo felicitaba por encubrir a un sacerdote abusador de nueve niños:
"Lo has hecho bien y estoy encantado de tener un compañero en el episcopado que, a los ojos de la historia y de todos los obispos del mundo, habría preferido la cárcel antes que denunciar a su hijo sacerdote"
El obispo Pican había recibido una sentencia suspendida de tres meses de cárcel por no haber denunciado al padre René Bissey, quien a su vez fue condenado a 18 años por abusos sexuales contra al menos nueve niños.

La justicia francesa actúo muy diferente a los deseos y los estándares morales de Darío Castrillón Hoyos. En octubre de 2000 el sacerdote Bissey fue condenado a 18 años de cárcel por violar y agredir sexualmente a menores de 15 años, entre 1987 y 1996. 

Jean Chevais, abogado de las familias de las víctimas, mostró que el obispo Pican fue informado de la conducta de Bissey por el vicario de Normandía, en 1996, que había recibido quejas de padres de las víctimas y que no había actuado. eso llevó a que este primer encubridor fuese condenado a cárcel.

"Espero que esta condena sea la ocasión para que la Iglesia tome conciencia y deje de cubrir este tipo de hechos, de delitos y de crímenes", declaró Chevais. "La protección de los niños pasa por encima de todo y, más aún, por encima de la imagen de la Iglesia", añadió.

Sin embargo, la iglesia no cambió. Al contrario el señor Castrillón Hoyos se puso a favor del obispo encubridor.

Y para que no salgan con el argumento de que esto fue tan solo "un caso aislado" cabe señalar que el entonces Papa Juan Pablo II (otro encubridor de pederastas) avaló la misiva del ensotanado colombiano. 

Darío Castrillón explicó en un acto público en España que «después de consultar al Papa y mostrársela, escribí una carta al obispo, felicitándolo como modelo de un padre que no entrega a sus hijos». Dentro de los asistentes que aplaudieron las explicaciones de Darío Castrillón se encontraban presentes el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, y el cardenal Antonio Cañizares.

Probablemente esto no hará mella en los creyentes colombianos que antes salen a defender a sus sacerdotes cuestionados, como ocurrió en Medellín donde cientos de creyentes se reunieron en la iglesia SantaTeresita en el sector de Laureles para mostrar su apoyo al sacerdote CarlosYepes, acusado públicamente de abuso sexual.

Por cosas como esas es que la Iglesia Católica en Colombia ha logrado mantener frenada la decisión de indemnización a las víctimas de abuso sexual de Líbano, Tolima, mientras que por similares situaciones de encubrimiento en Chile todos los obispos acaban de presentar sus renuncias alPapa Francisco. Tras los escándalos los chilenos se desafiliaron de la iglesia de forma masiva, al punto que la pasada visita de Francisco a Chile fue un fracaso completo.


Sin duda la historia de encubrimientos y luchas por sacar a la luz estos casos se seguirá escribiendo. 

¿Y usted qué opina?
Domingo, 21 de Enero de 2018

Cinco feas verdades del Papa Francisco

Hay muchas cosas que a los católicos les da pena de su Iglesia, como la Inquisición y las cruzadas, que consideran que son cosas del pasado, y que ya los tiempos presentes son mejores para la Iglesia, especialmente desde que Francisco asumió el papado, mostrándose más moderno y aperturista. Sin embargo, hay algunos hechos que empañan la imagen de este Papa y que Utero.pe ha listado.

Aquí se las traemos:

Texto de Andy Livise. @Elcholaco

1. Su apoyo a un obispo cuestionado

El papa viene de Chile, donde se armó un escándalo. Resulta que Francisco pidió perdón por los abusos sexuales de los sacerdotes en ese país. Sin embargo, uno de los obispos que fue invitado a una de las misas fue Juan Barros, líder religioso acusado de encubrir los abusos del cura Fernando Karadima. Una de las víctimas dijo incluso que Barros estuvo presente cuando Karadima lo tocaba.

Podrás decir que Barros se coló en la misa de Francisco, pero no solamente es ese roche. Francisco nombró a Barros como obispo de Osorno cuando ya existían las denuncias contra Karadima. Incluso hubo protestas, pero Pancho no tuvo mejor idea que decir que la ciudad que protestaba “sufría por tonta” y no hizo leña del árbol caído, o sea, defendió a Barros.




2. Su perdón a los Legionarios de Cristo

No es su única indulgencia con los acusados de pederastia. En México, por el 2006, también se denunciaron los abusos sexuales perpetrados por el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. El católico fue un comprobado pederasta y tuvo hijos con varias mujeres e incluso abusó de sus propios hijos. Logró años de impunidad gracias al santo padre Juan Pablo II y murió en el 2008.

En el 2010, sin embargo, aparecieron más denuncias y Benedicto XVI intervino a Los Legionarios de Cristo para saber quiénes fueron todos los cómplices de Maciel. A los 5 años, Francisco ya era papa y los perdonó para que la congregación pueda festejar “dignamente los 75 años de su fundación”. Todo volvió a estar OK y nadie fue a la cárcel.


3. Su apoyo asolapado a El Sodalicio

OK, perdón por lo de “asolapado”. Si Chile tiene su Karadima y México, su Maciel; Perú tiene a su Luis Fernando Figari. El líder del Sodalicio es acusado de abusos sexuales, físicos y psicológicos a menores de edad y se encuentra refugiado en Roma. La Fiscalía peruana ha pedido la prisión preventiva para Figari.

Desde el Vaticano, justo la semana pasada, se ordenó la intervención del Sodalicio (igualito que con los Legionarios de Cristo). Sin embargo, la Iglesia ya se pronunció por este caso en un informe y afirmó que “no hubo pederastia en el caso Figari”, sino “actos impuros”. Todo indica que esta intervención es un saludo a la bandera, o para este caso, a la Biblia, y nadie irá a prisión.

Ah, por cierto, el caso del Sodalicio no es el único en Perú en el que se denuncia abusos de miembros del catolicismo. Aquí puedes ver de qué hablamos.


4. Su lucha contra la ideología de género

La lucha contra la inexistente “ideología de género” no es exclusiva de los evangélicos. Francisco ha emprendido una lid internacional contra la “ideología de género” que no es otra cosa que la igualdad de derechos humanos entre hombres y mujeres, y para la comunidad LGTBi (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

Las frases del jerarca argentino, básicamente, son las mismas que gritan los de #ConMisHijosNoTeMetas:
 “En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas –lo digo claramente con nombre y apellido– ¡es la ideología de género!”.
 “Es contra natura (…) Una cosa es cuando alguien tiene esa tendencia… y otra es cuando se enseña en los colegios”. “Hoy en día, en los colegios les están enseñando a los niños… ¡a los niños! … que todos pueden elegir su género”. 
Por todo eso es que no le basta con tener un curso exclusivo de catolicismo en las escuelas y pide “no enseñar identidad de género en los colegios”.

5. Antiderechos
Aunque al inicio casi se gana la chapa de “El papa gay friendly” por decir sobre los homosexuales: “¿Quién soy yo para juzgar?”, luego se dio cuenta de que él era el representante de diosito en la Tierra y empezó a juzgarlos.

Francisco desestimó los testimonios de los abusados
por sacerdotes católicos en su fracasada visita a Chile.
Por ejemplo, en el 2014, excomulgó a un cura brasileño que defendió a la comunidad LGTBi. Un año después, no dudó en despedir a un cura polaco que hizo pública su homosexualidad.

Se acordó de que era el papa y empezó a condenar a la comunidad LGTBI.
En el 2015 también dijo esto en la ONU:

“(La unión o el matrimonio homosexual) es “un estilo de vida anómalo, extraño a la identidad de los pueblos e irresponsable”.


Justo la Corte Interamericana de Derechos Humanos (el organismo judicial máximo de la OEA a la que estamos adscritos) acaba de ordenar en una opinión consultiva que todos los Estados deben permitir los matrimonios igualitarios. La posición del papa va en contra de la Corte IDH, al menos hasta que su Iglesia se adapte a la realidad, como lo ha hecho por los siglos de los siglos, amén.
Martes, 18 de Julio de 2017

Quien viola la fe podría violar a una niña: Pastor Ortíz


En la más reciente discusión creada por el trino del expresidente Álvaro Uribe, en la que calificó al periodista Daniel Sámper de “violador de niños”* entró a terciar el pastor carismático Oswaldo Ortíz.

El líder evangélico, quien no solo es defensor de la doctrina protestante, sino de políticas de derechas presentó en un par de tuits su opinión pastoral sobre el incidente entre Uribe y su crítico de la prensa: “Si Daniel Samper es capaz de violar nuestra fe y nuestra libertad de conciencia es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa”, afirmó Ortiz.

El tuit emitido el 14 de julio muestra tres aspectos preocupantes de la propaganda evangélica de derechas, que presentaré a continuación:




1. Satanización del no creyente

Para Ortíz y decenas de creyentes como él, las personas no religiosas, ya sean ateos o agnósticos, son carentes de toda regla moral y como afirma el Pastor Ortíz «es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa». Esta estigmatización y falsedad la repiten una y otra vez porque necesitan convencer a los electores que los religiosos en política son mejores, a pesar que los hechos nos muestran que ser religioso no necesariamente te hace un mejor ciudadano.

Basta recordar los cientos de casos de sacerdotes abusadores de menores de edad y encubiertos por la cúpula eclesiástica. Es así como la Diócesis de Líbano, Tolima batalla para evitar pagar indemnización económica por la violación a dos niños desplazados por la violencia y cuyo sacerdote Luis Enrique Duque fue escondido tras muros de la Iglesia en Ibagué por un año. Súmesele un caso similar en Cali, ventilado este año, y que sin duda influyó para que el Papa Francisco evitara visitar esta ciudad. El mundo evangélico no está exento de casos de abuso sexual, como lo atestigua el caso del pastor Álvarez Gámez en el 2015 en Nariño, o más recientemente, tan sólo cinco días, en la ciudad de Huancayo, Perú, donde el pastor evangélico Fernando Matos Paucar secuestró, violó y mató a una niña de ocho años.

Cabe señalar que ante los reclamos a la Iglesia Católica para que indemnice a los niños abusados por el sacerdote William Mazo, el pastor Ortiz salió a defender a su hermana iglesia bajo el flojo argumento de la “cristianofobia”.

Por otra parte, es importante mencionar que miles de personas no religiosas llevan sus vidas con honestidad siendo miembros positivos de sus comunidades.

Vale la pena señalar aquí unas palabras del Premio Nobel de Física Steven Weinberg “Con o sin religión, la gente buena hará el bien y la gente mala hará el mal, pero para que la gente buena haga el mal hace falta la religión”.

2. Confusión sobre la libertad de conciencia
La libertad de conciencia permite que cada ciudadano pueda actuar libremente conforme a sus convicciones sin poder ser coaccionado a lo contrario por terceros o el Estado. Así pues, ¿En qué momento las declaraciones de Daniel Samper han obligado a un evangélico a practicarse una eutanasia, dejar de asistir a su culto o negar la divinidad de Jesús?

El pastor Ortíz, y la inmensa mayoría del mundo evangélico y de clérigos católicos confunden la libertad de cultos con una inmunidad a ser cuestionados, y es aquí donde paso al tercer punto.

3. La militancia evangélica busca limitar la libertad de expresión

La carta de los sentimientos heridos sale a flore cada vez con más frecuencia por los evangélicos. Por medio de la censura a las columnas de opinión, caricaturas, obras de arte y demás, se busca crear un aura de invulnerabilidad a la crítica. Y es que aquello que no puede ser defendido por la razón, sino con la fe, ha encontrado en el inventado delito de la blasfemia, la mejor manera para callar a sus críticos.

Los temas sagrados y vedados solo lo son para aquellos que libremente han aceptado esos dogmas. En pleno uso de la libertad de expresión puedo criticar a las iglesias, como se crítica a los partidos políticos, a los dogmas religiosos como a las teorías económicas, a los pastores como a cualquier otro personaje de influencia. Un pueblo no es una democracia si no existe la libertad de criticar, e incluso burlarse abiertamente, de quienes ostentan el poder.

Puede que a los hinduistas les ofenda, pero comeré carne. Puede que a los testigos de Jehová les moleste, pero seguiré diciendo que tienen tantos cúmulos de profecías falsas como cualquier charlatán, y que su norma de prohibir las transfusiones de sangre es ridícula. Pueden que se ofendan todos, pero diré que la Biblia, Torá y el Corán son libros como cualquiera, y que aferrarse a ellos para crear normas es anticuado y estrecho de mente.

No existe el derecho a no sentirse ofendido. Los derechos son para las personas, no para las ideas. Las ideas y doctrinas todas se puede analizar, criticar, reformular, aceptar y rechazar. Las ideas no se respetan o se irrespetan, simplemente se analizan y debaten. Si las ideas fueran respetables, nunca podríamos haber cambiado nuestra concepción de que la Tierra era inmóvil porque había que respetar esa idea, y más aún si textos de la Biblia, como la leyenda de Josué mandando a detener el Sol, lo enseñan.

Mientras no se impida a los religiosos la reunión para que celebren sus cultos o prediquen, no hay violación de la libertad de culto.

Nadie está violando los espacios “de la fe, de los cristianos, de los pastores” por disentir libremente de ellos, como tuiteó el Pastor Ortiz. Similar situación se vivió en Argentina donde el famoso sacerdote Jorge Gómez (llamado padre Pato) interrumpió una obra del grupo coral Lutherieces, llamado “educación sexual”, porque a su parecer insultaba su fe católica. Días después, y convergiendo en opinión con las recientes declaraciones del pastor Ortíz, afirmó: “La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija”.

El periodista danés Flemming Rose decía sobre el particular “Si un creyente exige que yo, un no creyente, respete sus tabúes en el dominio púbico, no está pidiendo mi respeto sino mi sumisión, y eso es incompatible con una democracia laica”.

Poder disentir de las religiones es un derecho, así para Oswaldo Ortíz y sus colegas sea blasfemia. Lo que si queda muy mal es rebajar los debates con las ofensas personales como lo hace el expresidente Álvaro Uribe, y cómo ahora sus defensores de las iglesias, apoyan y replican.


*La polémica surgió porque el periodista Daniel Sámper en una nota satírica hizo una broma con el nombre de la hija de la senadora Paloma Valencia, del Partido de Álvaro Uribe. La niña se llama "Amapola". En medio de su show satírico afirmó que la niña de grande sería una heroína. A partir de este comentario el expresidente Álvaro Uribe calificó al periodista de violador de niños. Tras los reclamos de la prensa, este no sólo evitó retractarse, sino que se ratificó en su afirmación.
Martes, 28 de Febrero de 2017

Ateos de Pereira y Bogotá convocan a plantón en apoyo a las víctimas de abuso de la Iglesia


La Arquidiócesis de Cali no se retractó del concepto emitido el pasado mes de enero en el que acusa a los familiares de las víctimas y a los mismos niños de ser los exclusivos responsables de los abusos de su sacerdote William de Jesús Mazo.

La negativa de la Iglesia de aceptar su responsabilidad en el encubrimiento de estos hechos radica en que no desea responder económicamente con la indemnización a las víctimas de abuso sexual.

Por tal razón, las víctimas citaron a un plantón para el 1 de marzo en Cali. Las ONG ateas de Bogotá y Pereira han decidido apoyar este reclamo con plantones en sus respectivas ciudades.

Compartimos el comunicado de prensa.

Organizaciones de ateos realizarán un plantón ante la Iglesia Católica exigiendo su retractación por el concepto dado a la justicia en el caso de menores abusados en Cali, así como la reparación a las víctimas del mismo y el cese de todo encubrimiento a pederastas.

BOGOTÁ 28 Febrero 2017. Ante la de negación de responsabilidad civil de la Arquidiócesis de Cali, por la exigencia de reparación de las víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote católico William de Jesús Mazo, las organizaciones Bogotá Atea, La Asociación de Ateos de Pereira y la Asociación de Ateos de Bogotá, realizarán un plantón el 1 de marzo de 2017 a las 11:30 a.m. en las plazas de Bolívar de Bogotá y Pereira con los siguientes reclamos:


1. Pedimos a la Iglesia que se retracte del concepto expuesto ante el Juzgado 22 penal de Cali que dice, entre otras cosas que “[L]a causa del daño es atribuible de manera exclusiva a las víctimas indirectas, quienes faltaron en su deber del cuidado, vigilancia, comunicación, protección" y que "los padres serán siempre responsables del daño causado por las culpas o los delitos cometidos por sus hijos menores, y que conocidamente provengan de mala educación o hábitos viciosos que les han dejado adquirir".

Consideramos que persistir en esta tesis es abusivo y cruel con las víctimas. La comunidad atea considera sumamente injusto que la Iglesia Católica colombiana se arroje el derecho de injuriar a personas concretas a las que sus representantes en servicio activo lastimaron profundamente.

2. Recalcamos a la Iglesia Católica y a la sociedad colombiana en general, que la Iglesia Católica es una entidad privada más y que como tal le corresponde cumplir y someterse a las leyes del Estado colombiano, por tal motivo debe responder, como cualquier otra institución, por responsabilidad civil dado que los abusos sexuales se hicieron en (a) ejercicio de su función sacerdotal y (b) aprovechándose del papel, carisma y poder del cura William de Jesús Mazo.

3. Pedimos a la Iglesia Católica que cese ya el encubrimiento de sacerdotes pederastas, a quienes acostumbraba a cambiar de parroquia una vez conocidos los abusos. ¡Ya es hora que empiecen a asumir su responsabilidad como institución!

Ampliación de la información, comunicarse con Oficina de Comunicaciones Ateas

Bogotá
321 457 10348 – Ferney Rodríguez Vargas vocero de Bogotá Atea

Pereira
320 838 41 600 – Alexander Ríos Rave vocero de la Asociación de ateos de Pereira.

Domingo, 12 de Febrero de 2017

Iglesia Católica culpa a madres por abusos de sus sacerdotes e intenta sobornar a abogados de las víctimas

Niños de barrios humildes de la ciudad de Cali, en el suroccidente de Colombia, fueron objeto de abuso sexual por un sacerdote católico. Ahora que el caso se ha conocido la Iglesia culpó a los familiares de "fungir de víctimas" e intentó sobornar al abogado de la contraparte.


El horror

Los menores de edad abusados vivían en el barrio Alfonso Bonilla Aragón, al oriente del Cali, en el que viven familias humildes en el que las madres trabajan en trabajos domésticos en casas de familia. Las madres confiaron en el sacerdote William Mazo, quien dijo que prepararía a los niños en la fe católica y como monaguillos. Dos de sus víctimas tenían 9 y 12 años de edad hace 8 años.

Mazo ejercía como clérigo del catolicismo en la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria del barrio Alfonso Bonilla Aragón fue denunciado por los padres por abusar de los menores y pedirles su silencio a cambio de dinero y regalos.

La madre de dos de las víctimas le dijo a El Espectador que “recordar esto es muy horrible. El cura empezó con que él ayudaba a los niños para que fueran monaguillos y se los llevaba para que lo ayudaran en la eucaristía, formó una banda marcial para que no estuvieran en la calle, porque por acá se ve mucho niño en la calle mientras los padres trabajan”.


El descaro

Gran consternación causó la respuesta de la Iglesia Católica por la respuesta de su abogado en el caso de abuso sexual cometido por el clérigo William Mazo a cuatro menores de edad.

“(L)a conducta del señor Mazo Pérez no puede mirarse de manera aislada”, le dijo al juez 22 penal la Arquidiócesis de Cali “Hoy su despacho debe mirar si la participación de las hoy llamadas víctimas indirectas (padres, abuelas y tío) fue la más coherente al sentido común (…) y el juicio de reproche sobre si se hizo como familia lo que se tenía que hacer. ¿Se actuó con el sumo cuidado preventivo? O, por el contrario,“¿se fue laxo, permisivo, omisivo, abandonado y desinteresado y hoy concurren ante un juez para aprovechar un hecho dañino de un tercero y fungir como víctimas indirectas?”.

La Arquidiócesis de Cali repite así la fórmula que la Iglesia Católica ha repetido alrededor del mundo de acusar a los padres de querer lucrarse con las demandas y revictimizar a las víctimas.


Monseñor ofreció dinero a abogado de las víctimas

Según informó el abogado de las víctimas, José Elmer Montaña, el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, le ofreció pagarle sus honorarios con tal que abandonara el caso. Estas declaraciones fueron dadas a Blu Radio

“La segunda o tercera vez que hablé con él en la Arquidiócesis de Cali, Darío de Jesús Monsalve me propuso que la Iglesia me pagaba a mí los honorarios profesionales si yo renunciaba al caso. Cosa que no acepté”, denunció.

Agregó que el prelado le dijo que hacía la propuesta porque quería asumir directamente el hecho.

“Dígame cuáles son sus honorarios. Renuncie al tema y nosotros nos encargamos de las víctimas. Eso para mí fue irrespetuoso y le puso en manifiesto que eso era grosero y que era una falta gravísima a la ética”, enfatizó.

Dijo que, en ese sentido, Monsalve tiene un “doble discurso”.

“De dientes para fuera es una persona que envía un mensaje que lo posiciona como un pastor destacado en la Iglesia y en privado asume posiciones como estas: tratar de corromper el abogado de la contraparte”, indicó.

Precedentes

En otro triste caso colombiano, esta vez en el departamento del Tolima, la Corte Suprema de Justicia condenó a la Iglesia Católica a pagar una indemnización a las víctimas. En el caso del sacerdote Luis Enrique Duque Valencia la Corte declaró que:

“En los eventos de acceso carnal violento o acto sexual abusivo cometidos por sacerdotes, no hay duda de que el autor del delito es responsable penal y civilmente por su acción autónoma; pero puede suceder –y de hecho ocurrió en el caso que se analiza- que el clérigo haya actuado con ocasión de su ministerio, prevalido de su posición de figura pública y respetable, y aprovechando la confianza que los feligreses depositan en la reputación espiritual y moral de su pastor religioso, lo que hace a la diócesis incardinante directamente responsable por las consecuencias civiles de la conducta punible ejecutada por el sacerdote a ella incardinado”

Esperamos que en este caso la Iglesia logre indemnizar a las víctimas. Cabe recordar que el sacerdote William Mazo cumple una condena de 33 años de prisión en una cárcel de Jamundí, Valle del Cauca.


Plantón en apoyo a las víctimas

Según información de El Espectador, los familiares harán un plantón el próximo miércoles 1 de marzo para denunciar que quienes han sido laxa. permisiva y omisiva es la Iglesia Católica y no los padres como ha acusado la Arquidiócesis. el plantón también busca pedir que la Iglesia pague las respectivas indemnizaciones y cesen los abusos y su encubrimiento.
Jueves, 12 de Enero de 2017

Saliendo de la secta de los testigos de Jehová

Varios exmiembros de los Testigos de Jehová de España han denunciado abusos contra su persona y, gran parte de ellos, necesitaron tiempo para darse cuenta de que habían sido engañados. Para entender a qué se debe hemos hablado con un experto en problemáticas sectarias
En los últimos meses, varios exmiembros de distintas congregaciones de los Testigos de Jehová de España han denunciado abusos sexuales, coacción e intromisiones en su vida privada.

El último en hacerlo ha sido Juan Bourgon. Porque, como explicó a El Periódico, fue expulsado recientemente del grupo por preguntar acerca de los abusos sexuales cometidos por miembros de la confesión en Estados Unidos.

Antes de formular sus denuncias, estas víctimas necesitaron tiempo para darse cuenta de que más que adeptos del grupo religioso, habían sido víctimas de un sistema sectario. Algo que nunca les traería la "salvación", como se predica desde la misma confesión.

Para entender por qué razón cuesta tanto abandonar la congregación hablamos con el Doctor en Psicología y director de Emaaps (Equipo Mutidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios), Pepe Rodríguez.

Estas víctimas necesitaron tiempo para darse cuenta de que más que adeptos de un grupo religioso, habían sido víctimas de un sistema sectario

La dificultad de salir de la "burbuja salvadora"


Muchos adeptos apenas tienen contacto con el mundo real y viven toda su vida encerrados en una "burbuja salvadora" de la cual no quieren salir porque les han inculcado miedo a hacerlo.

En los últimos meses, varios exmiembros de distintas congregaciones de los Testigos de Jehová de España han denunciado abusos sexuales, coacción e intromisiones en su vida privada.

El último en hacerlo ha sido Juan Bourgon. Porque, como explicó a El Periódico, fue expulsado recientemente del grupo por preguntar acerca de los abusos sexuales cometidos por miembros de la confesión en Estados Unidos.

Antes de formular sus denuncias, estas víctimas necesitaron tiempo para darse cuenta de que más que adeptos del grupo religioso, habían sido víctimas de un sistema sectario. Algo que nunca les traería la "salvación", como se predica desde la misma confesión.

Para entender por qué razón cuesta tanto abandonar la congregación hablamos con el Doctor en Psicología y director de Emaaps (Equipo Mutidisciplinar para el Asesoramiento y Asistencia en Problemas Sectarios), Pepe Rodríguez.

Los grupos sectarios se caracterizan por hacer divisiones, en las que los miembros del grupo son los buenos y el resto están equivocados y deben evitarse.
Estas víctimas necesitaron tiempo para darse cuenta de que más que adeptos de un grupo religioso, habían sido víctimas de un sistema sectario

Muchos adeptos apenas tienen contacto con el mundo real y viven toda su vida encerrados en una "burbuja salvadora" de la cual no quieren salir porque les han inculcado miedo a hacerlo.

Tampoco pueden utilizar su criterio para analizar o valorar las ideas que les transmiten. El pensamiento individual y el acceso a información ajena al colectivo están totalmente restringidos. Por ello, prácticamente todas las ideas, creencias y parte de sus conductas están mediatizadas por lo que han aprendido en la congregación.

"La anulación o restricción severa de la libertad de pensamiento es una táctica de manipulación sectaria que se aplica en todas las religiones. Pero en un grupo pequeño, como los Testigos de Jehová, es más intensa".

"Los adeptos tienen prohibido bajo pena de expulsión hablar con un excluido o con quien abandona el grupo"

Hay muchos que llevan demasiados años o que, incluso, nacieron en la congregación, lo cual ha influido en su personalidad de forma permanente. "En las familias con afilición a algún tipo de creencia se suele potenciar la rigidez y la subordinación en el carácter de los hijos". Y esto solo les hace más propensos a tener una fe ciega en un sistema sectario sin ni siquiera ser conscientes de ello.

Pero, la desprogramación es posible

Diego Hidalgo fue Testigo de Jehová durante muchos años , donde llegó a ser anciano de la confesión —líder de una congregación—. Con el tiempo, Hidalgo se dio cuenta de que todo aquello era una falacia.

Ahora es director de Liberados, asociación que ofrece consejo a los miembros que quieren abandonar el grupo, y lleva 8 años siendo desprogramador. En otras palabras, intentando demostrar a aquellos que quieren salir de la confesión que no todo es verdad. Para ello, les crea dudas razonables y trabajan en ellas hasta que les hace ver que han sido víctimas de una "mentira".

"Les enfrento a los cambios de doctrina y a las contradicciones que la confesión ha tenido a lo largo de los años y como esto ha llegado a ejercer un efecto negativo sobre algún miembro".

Hidalgo lleva 8 años como desprogramador: intentando demostrar a aquellos que quieren salir de la confesión que no todo es verdad

Sin embargo, no se trata de una tarea fácil y no siempre lo ha conseguido. "Hay personas que no quieren ver la verdad porque no pueden aceptarlo psicológicamente". Pero ha habido otros casos en los que su terapia ha funcionado y, de hecho, a lo largo de este tiempo ha conseguido desprogramar a alrededor de 40 personas.

Israel necesitó 21 años

Israel Florez, ex testigo de Jehová
Israel Florez nació siendo Testigo de Jehová. En 1979, cuando solo tenía 5 años, un miembro de la confesión religiosa abusó sexualmente de él. No fue hasta el 2000 cuando tuvo fuerzas para contarlo en la congregación de la Puerta del Ángel de Madrid. Sin embargo, la respuesta que obtuvo no fue la que esperaba: "me dijeron que no contara nada".

Cinco años después se desvinculó por completo: dejó de asistir a las reuniones y de relacionarse con otros miembros. De este modo, abandonó el grupo para siempre. Como la mayoría de los que se han marchado, lo hizo por la puerta de atrás y, prácticamente, sin contar con el apoyo de nadie.

A lo largo de este tiempo Hidalgo ha conseguido desprogramar a alrededor de 40 personas

Pero, con el tiempo, empezó a moverse por las redes sociales y se dio cuenta de que no había sido la única víctima. Había otras personas que lidiaban en solitario con las injusticias sufridas y cuando se encontraron se unieron . Así, acabó naciendo el colectivo Abusos TJ, cuyo objetivo es ayudar a las víctimas, ofrecerles ayuda legal y visibilidad en los medios.

Ya son 100 personas las que forman parte de éste y, por el momento, ya han formulado aproximadamente 20 denuncias. Con ello no pretenden destruir a los Testigos de Jehová, solo que cambien sus políticas para que nadie más tenga que sufrir lo mismo que ellos en su día.

Ellos han conseguido rescribir su historia, ahora es el turno de todo aquel que quiera vivir su vida fuera de la congregación.


Artículos relacionados de Sin dioses

Domingo, 31 de Enero de 2016

Iglesia Católica tiene tierras con explotación infantil en Uganda

Brian, un niño ugandés que dio su testimonio a la BBC.
Imagen BBC Mundo. 

Una investigación de la BBC encontró que en tierras pertenecientes a la Iglesia Católica hay explotación infantil. La Iglesia se negó a hablar con la BBC. El papa Francisco en reciente visita a África dijo que el trabajo infantil es una plaga, pero al parecer cuando la plaga deja ganancias a la iglesia no se actúa.

Textos de Vinnie O'Dowd y Danny Vincent

Durante su visita en noviembre pasado a África, el continente en el que hoy viven unos 200 millones de católicos romanos, el papa Francisco dijo que los niños eran una de las principales víctimas de la histórica explotación de África por parte de otros poderes.

Pero ¿debería el propio Vaticano hacer más para poner su propia casa en orden?

Una investigación de la BBC reveló evidencia de que en Uganda hay tierras de la Iglesia católica que son usadas para la explotación infantil.

Plantación de te en terrenos de la Iglesia Católica en Uganda.
Foto de la BBC.

Alex Turyaritunga sabe de primera mano sobre este flagelo, en su forma más extrema. Brian, uno de los menores que habló con la BBC en la plantación que pertenece a la Iglesia. Nos confirmó que hay niños trabajando en esos terrenos, y que cobran entre US$0,30 y US$0,60 centavos por día.

Según el supervisor, la tierra pertenece a la iglesia católica pero el negocio agrario se realiza en sociedad con su empleador: la empresa de té Kigezi Highland Tea Limited.

Cuando el equipo de la BBC visitó el campo, pudo ver que allí trabajaban al menos 15 menores de edad de la comunidad local junto con un grupo de adultos.

Su trabajo consistía en juntar las plantas de té en la base de una empinada colina y llevarlas hasta la cima donde son cultivadas. También tenían la tarea de desmalezar las hileras de plantas.

Con el fin de confirmar exactamente a quién pertenecen esas plantaciones fuimos al registro local de tierras en busca de evidencia de que efectivamente son de la Iglesia.

Un funcionario de la Iglesia nos confirmó que existía "un acuerdo comercial entre la diócesis y Kigezi Highland Tea Limited" desde 2013.

También señaló que la decisión de cultivar té la hizo "el comité de planificación de sustentabilidad financiera" de la diócesis.

Silencio oficial

La BBC hizo varios intentos de hablar con Kigezi Highland Tea Limited pero no recibió respuesta.

Con una copia de la escritura del terreno en mano, decidimos hablar con el obispo Callistus Rubaramira, de la diócesis católica de Kabale.

 El obispo Callistus Rubaramira ha guardado silencio y no atendió a la BBC.
Justo afuera de su residencia, en terreno de la Iglesia, nos cruzamos con más niños. Uno de ellos, de 10 años, descargaba semillas de té de un camión. Los niños se preparaban para el trabajo del día siguiente.

Niños de esa edad trabajando en un negocio que es administrado por la Iglesia en conjunto con una corporación ejemplifican lo complejo de lo que el papa Francisco llama una "auténtica plaga" para los más pequeños del mundo.

Cuando intentamos contactar al obispo en su diócesis nos dijeron que se preparaba para encontrarse con el Papa. Intentamos llamarlo pero nunca respondió su celular.

Su secretario, el padre Lucien, negó que haya explotación infantil en la plantación de té.

Así que llamamos directamente al Vaticano y le presentamos nuestra evidencia al vocero papal, Federico Lombardi.

"No es mi responsabilidad ni mi deber responder sobre esto", nos dijo. "Si hay algún problema con la Iglesia local, no soy responsable de ello".

Negocios

En un país donde el 30% de los niños trabajan la Iglesia Católica parece sacar tajada de la explotación infantil.

El 30% de los niños de entre cinco y 14 años trabaja en Uganda, según la ONU.

Alex Turyaritunga, el exniño soldado convertido en enfermero y ahora informante, cree que el tema del trabajo infantil debe ser abordado por lo más alto de la Iglesia.

"La explotación infantil daña a los niños psicológicamente", señaló. "Siento que el Vaticano debería despertarse y revisar las políticas comerciales de la iglesia católica, sino habrá peligros".

En su opinión la Iglesia no debería meterse en negocios sin supervisión adecuada.

"Siento que en este momento la iglesia católica no está preparada para hacer negocios, por eso pido un cambio de políticas", afirmó.

"Sé que estas reformas transformarán a la comunidad y la mejorarán, porque ya no habrá abuso laboral de menores".

"Yo fui un niño soldado, nada podrá borrar eso de mi memoria", le cuenta a la BBC. "Recuerdo la guerra en 1994. Yo portaba un arma en mi hombro".

Hoy Turyaritunga trabaja como enfermero para la agencia de refugiados de la Organización de Naciones Unidas (ACNUR) en Uganda.

Fue criado en Kabale, un pueblo enclavado en las colinas del sudoeste de Uganda. Desde esa altura puede verse a los niños en la vecina Ruanda jugando en los patios de las escuelas.

Pero a mediados de los años 90, durante el genocidio en ese país, lo que se escuchaba del otro lado de la frontera era el sonido de la guerra.

Tras la muerte de su padre, cuando era pequeño, dice que estuvo perdido y sin dirección hasta que miembros de la iglesia católica ayudaron a su madre a pagar por su educación y la de sus cuatro hermanos.

"Me ayudaron a ser lo que soy hoy", afirma.

Sin embargo, ahora, con 32 años, su visión sobre la iglesia católica cambió.

Hace poco Turyaritunga denunció ante la BBC que en terrenos pertenecientes a la Iglesia en Kabale se explota laboralmente a menores de edad.

Dijo que niños de hasta 10 años trabajan en las plantaciones de té, un negocio que beneficia a la iglesia católica.
Explotación

El empleo infantil es sin dudas un problema enorme en Uganda, país en el que según la ONU trabajan unos tres millones de niños.

Las cifras más recientes estiman que el 30% de los menores de entre cinco y 14 años trabaja, a pesar de que la ley dice que solo está permitido a partir de los 14.

Cuando llegamos a Kabale entrevistamos a un capataz de la plantación que nos habló en forma anónima.
Miercoles, 30 de Diciembre de 2015

Los 10 escándalos cristianos del 2015

Se acaba el 2015 y mucho medios hacen resúmenes de los hechos más trascendentales del año. El blog sindioses ha querido señalar los diez escándalos cristianos que tuvieron mayor repercusión.



10. Mormones deciden no aceptar a hijos de padres gay en su iglesia.

El afianzamiento en políticas conservadoras caracterizó a muchas iglesias tradicionales. La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, mejor conocidos como mormones, presentó una nueva normativa que considera a los miembros de la iglesia que sean parte de un matrimonio entre personas del mismo sexo como apóstatas, cuyos hijos no podrán recibir el bautismo y hacerse miembros de la iglesia a no ser que renieguen de las uniones entre personas del mismo sexo.

Marcha por la apostasía masiva al mormonismo.
Fuente: Daily News Noviembre de 2015
Tal norma generó una ola de protesta y una campaña masiva de apostasía en el estado de Utah, histórico bastión del mormonismo. Cerca de 1500 personas presentaron su carta de apostasía. Cabe señalar que la aceptación social al matrimonio igualitario y a la adopción homoparental ha aumentado en los Estados Unidos y que este año se logró extender el matrimonio igualitario a todo el país por decisión de la Suprema Corte.

"Tras el fallo de la Corte, era necesario distinguir entre lo que es legal y lo que es la ley de la Iglesia y la ley del Señor y cómo respondemos a eso", afirmó el presbítero Todd Christofferson dijo que

Otra denominación que mantuvo el conservadurismo fue la Iglesia Adventista del Séptimo Día que en su Conferencia General votó por mantener a la mujer sin la posibilidad de ser ordenada como pastora por la presunta superioridad del varón.


9. Iglesia Católica hallada culpable por abuso sexual en Irlanda, España y Colombia.

Historias de maltrato, abuso físico, verbal y hasta sexual se dieron a conocer en Irlanda. Allí varias niñas fueron sexualmente abusadas por monjas y guardaron el silencio y la vergüenza hasta este año.

Una comisión de la verdad establecida en 2002 logró recibir 16.626 denuncias para el año 2014, de los cuales 15.527 obtuvieron compensación financiera. Los costos legales del proceso superan los US$215 millones.

Todo inició cuando un joven de 24 años, que asegura que sufrió esos abusos cuando era menor de edad. El juzgado encontró que estos diez sacerdotes dependían del Arzobispado de Granada y que eran responsables

Orfanatos del horror en Irlanda.
Imagen: MDZ 
Siguiendo con los casos de abuso sexual cabe mencionar que el Arzobispado de Granada, España encontrado responsable civil por violaciones sexuales.

A principios del 2015, el juez Antonio Moreno imputó a diez sacerdotes y dos diáconos católicos los delitos de agresiones sexuales, abusos sexuales y exhibicionismo a un menor. 

Entre los curas imputados se encuentra el padre Román, promotor del grupo conocido como Los Romanones, un clan ultra y millonario.

Por último, cabe resaltar que por primera vez la Iglesia Católica en Colombia fue hallada culpable civilmente por encubrir a un sacerdote pederasta. En un fallo histórico la Corte Suprema de Justicia condenó a la iglesia a pagar indemnización a la familia de un niño desplazado que fue abusado por el sacerdote Luís Enrique Duque Valencia.







8. Expulsado sacerdote que se declara gay y viviendo en pareja.

Krzysztof Charamsa y su pareja.
Se pensaría que la honestidad y coherencia serían valores apreciados por una institución que aboga por estos. Pero esto no ocurre en la Iglesia Católica. El sacerdote polaco Krzysztof Charamsa, quien se declaró abiertamente gay y viviendo en pareja fue expulsado de la iglesia de inmediato. Cosa que la Iglesia no ha hecho con los pederastas, por ejemplo.

En una entrevista concedida a la prensa el sacerdote expresó:
"Lo que hace la Iglesia católica es inhumano. Impone, exige, con obediencia ciega. Yo respeto a las personas que deciden vivir solas, a los solteros, y naturalmente creo que ellos pueden servir perfectamente a la sociedad. ¡Hay célibes fantásticos! Pero no acepto el celibato impuesto, esto si que es inhumano, porque obliga a una cierta asexualidad. Como no tenemos experiencia sobre nuestra propia sexualidad vivimos en un complejo, en un estrés, y esta búsqueda personal sobre como expresar el deseo sexual la tenemos que hacer muchas veces solos. Y eso nos lleva muchas veces a una doble vida".


7. Gresca evangélica en Chile y condena al pastor más homofóbico de Latinoamérica

Nuestro conteo de noticias notables del 2015 no estaría completo sin incluir los escándalos del pastor Javier Soto. Este ministro evangélico protagonizó una gresca enfrente de la catedral evangélica, en la que llamó a sus correligionarios "traidores, perros mudos" por asistir a actos con el gobierno y no atacar groseramente el proyecto de ley de despenalización del aborto.

Cabe señalar que quienes agredieron físicamente a los acompañantes de Javier Soto fueron creyentes de la catedral evangélica.


La costumbre de acosar con un megáfono a quienes tienen ideas contrarias a las de Soto, le han valido a este pastor una condena por parte de un juez, por injuria y acoso a un activista LGBT. Aunque el pastor no debe pagar cárcel, podría pagarla en caso de reincidir.

Ver: Pastor Soto condenado por calumnia y acoso.


6. Pastores Cash Luna y Bushiri falsifican milagros.

En nuestro conteo ahora el lugar es para los televangelistas, estos mercaderes de la fe, que predican que las bendiciones de su presunto dios solo son posibles tras ofrendar y diezmar.

El autodenominado profeta Bushiri de Zimbabwe presentó un vídeo en el que supuestamente podía flotar sobre las escaleras, como una muestra del poder divino. No obstante al analizarse el vídeo se evidenció las sombras de las personas que lo alzaron. En el África subsahariana el pentecostalismo y la teología de la prosperidad crecen año tras año de manera alarmante.


Por su parte en enero de este año se dio a conocer que un presunto milagro hecho por el famoso pastor guatemalteco Cash Luna, nunca ocurrió. En Tabasco, México en el 2014 afirmó ante la multitud haber sanado a una niña de una trombosis cerebral. no obstante, al poco rato la niña murió.

Los medios locales informaron que el evento de Cash Luna sería gratis, pero se cobró “ofrenda” de 500 pesos mexicanos, para hacer un total de 15 millones de pesos (más de un millón de dólares).

Cash, su sobrenombre que significa "efectivo", mantuvo el hecho oculto hasta que la noticia trascendió este año. Sus colaboradores más allegados afirmaron que si hubo milagro. El milagro que la niña ahora está junto a Dios.


Peter Miqueli y Keith Crist en twitter del New York Times
El sacerdote Peter Miqueli de Nueva York enfrenta cargos por cargos tras una demanda presentada por los feligreses de dos iglesias católicas de la ciudad. Los feligreses afirman que Miqueli pagaba 1.000 dólares por cada sesión de sexo sadomasoquista con su amante Keith Crist en una relación que duró 10 años.

En la querella judicial los demandantes aseguran que el sacerdote, de 53 años, robó repetidamente distintos fondos de varias fuentes de la iglesia e ingresó el dinero en una cuenta personal. El sacerdote también utilizó los dineros para restaurar el órgano de tubo de la iglesia. Al parecer los gastó en otro órgano. Quizás en el de su amante.

La demanda también dice que el sacerdote gastó el dinero dado por sus feligreses en drogas ilegales y pagar decenas de vacaciones en lugares como Italia y el estado de Florida, así como para alquilar el apartamento de Crist. A la fecha no Crist no ha dado declaraciones. 


4.  Sacerdote inventa ataque de los Testigos de Gokú






































La historia tuvo lugar en Bogotá, Colombia. El famoso sacerdote Jesús Orjuela, conocido como padre Chucho, afirmó el 20 de octubre que había sido objeto del ataque de unos seguidores de la secta de Gokú. En palabras del sacerdote, durante la conmoción escuchó que venían a matarle y a echar abajo la eucaristía. No obstante, la estrafalaria historia resultó ser falsa. El sacerdote tenía ocupado un parque público y fue allí donde el domingo 18 de octubre se le hizo un plantón por parte de activistas ateos tras la anuencia de las autoridades locales de hacerle cumplir la ley.

El sacerdote supo que la manifestación era por el espacio ocupado ilegalmente por él. De hecho él llamó desde la tarima a los manifestantes para que se retiraran. No obstante, ante la televisión afirmó que le habían ido a atacar "los testigos de Gokú" y que ellos pasaron por encima de los feligreses atacando a niños y ancianos.

En el 2013 Chucho había retado a las autoridades de la ciudad por televisión sobre su ocupación del parque. El plantón de los ateos terminó con agresiones físicas por parte de los feligreses, detención de algunos manifestantes por la policía y varios de los creyentes pusieron falsas demandas por lesiones personales.
(Vídeo de agresiones a los ateos)

(Ver: Nuevos videos muestran lo qué ocurrió “realmente” en plantón contra el padre Chucho)
(Leer: Padre Chucho: entre las mentiras y la soberbia)

Con el tiempo las demandas no pudieron prosperar y no lograron intimidar a los manifestantes que continuaron su reclamo por el espacio público ante la alcaldía de Bogotá. En este momento, las autoridades distritales han manifestado que el sacerdote no puede seguir haciendo uso del parque de Castilla para misas masivas y por lo tanto le dieron la razón a los activistas ateos.

Los intentos del sacerdote y/o su feligresía por mantener sus misas masivas incluyeron otras acciones como realizar un bloqueo al canal de televisión que emitió la noticia desmintiendo el ataque de "los testigos de Gokú" o la llegada a la alcaldía mayor de un supuesto delegado de una megaiglesia evangélica "El lugar de su presencia" que apoyaba al padre Chucho. Tras averiguaciones hechas por los activistas ateos, se demostró que esta iglesia nunca envió emisario alguno a la alcaldía para apoyar al padre Chucho en su uso del parque público.

Ver la noticia que incomodó a los seguidores del padre Chucho.
Ver video del bloqueo de los seguidores del padre Chucho a Noticias Uno.


3.Vaticano acusa a cinco personas por filtración de documentos de sus fechorías.

"Avaricia" denuncia la fuerte oposición a una reforma financiera en
el Vaticano. La decisión de la iglesia fue enjuiciar a quienes filtraron
la información.
El Vaticano acusó oficialmente a un prelado, dos periodistas y otras dos personas por filtrar documentos que evidencian la corrupción de la Santa Sede.

Los documentos fueron citados en los libros Merchants in the Temple ("Mercaderes en el templo") de Nuzzi y Avarice ("Avaricia") de Fittipaldi. Estas obras dan detalles de supuesta corrupción, robo y gasto desmedido en la Santa Sede.

Sobre la decisión de encausarlo Emiliano Fittipaldi declaró que "Tengo entendido que están seriamente avergonzados en el Vaticano por las cosas en mi libro, sobre todo porque no podían negar nada. Pero yo no esperaba un juicio penal".


2. Kim Davis va a la cárcel por negar licencia de matrimonio.

- ¿Tofu de desayuno?
- Mi religión prohíbe el consumo de tocino y huevos.
Una funcionaria del condado de Rowan en Kentucky fue enviada a prisión por negarse emitir licencias de matrimonio civil a parejas del mismo sexo bajo la excusa de ser contrarias a sus convicciones evangélicas.

A pesar que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró que la libertad de culto no es motivo para evitar que otros ciudadanos accedan al matrimonio igualitario, Davis insistió en negar otorgar las licencias. "emitir licencias matrimoniales que entran en conflicto con la definición de Dios del matrimonio, con mi nombre anexado al certificado, violaría mi conciencia".

Por el desacato Davis fue enviada a prisión, pero recibió el apoyo de figuras conservadoras como Mike Huckabee, Bobby Jindal, Ted Cruz y Marco Rubio. Davis, quien se ha casado cuatro veces, ha sido nominada a personaje del año por la revista Times. 

Les dejamos el vídeo de Davis negando licencias de matrimonio "bajo la autoridad de dios"





1. Pastor pide dinero para comprarse un Jet.

La noticia escandalosa del año es la petición del pastor Creflo Dollar quien está solicitando ofrendas para comprarse un jet privado avaluado en 65 millones de dólares.

Lo más curioso de esta extravagante petición es que los feligreses han donado y lo siguen haciendo, so pretexto que es necesario para que el pastor pueda predicar el evangelio por el mundo. ¿Y acaso es que no existen vuelos comerciales?

En su sitio web se puede leer:

"Estamos solicitando a miembros, socios y apoyadores de este ministerio que nos ayuden en la adquisición de un avión Gulfstream G650 para que los pastores Creflo y Taffi y World Changers Church International puedan seguir cubriendo el mundo con el evangelio de la gracia"
"Creemos que con 200.000 personas dando contribuciones de 300 dólares o más podemos hacer este sueño realidad".
 El pastor se ha inmortalizado con la siguiente descarada declaración:
“Déjame decirte algo acerca de creerle a Dios -… Yo puedo soñar, siempre y cuando quiera y pueda creer que Dios siempre quiere si yo quiero creerle a Dios por un avión de 65 millones de dólares tú no podrás detenerme. No podrás impedir que sueñe”
Déjanos saber qué noticia que impactó más.  
Sábado, 10 de Octubre de 2015

Histórico fallo: Iglesia Católica en Colombia a indemnizar víctimas de pederastia

Un fallo histórico profirió la Corte Suprema de Justicia contra la Iglesia Católica.

La CSJ halló responsable a la Iglesia por los actos de abuso sexual de su sacerdote Luis Enrique Duque quien abusó de dos niños de una familia pobre, que en medio del desplazamiento decidieron aceptar el ofrecimiento del sacerdote de recibir a dos menores para que él los cuidara.

La desafortunada historia, ya narrada por este blog,  empezó en el 2007 cuando con sus padres salieron desplazados por la violencia guerrillera que golpeaba al corregimiento Santa Teresa, en Líbano. Este conflicto los llevó al casco urbano del Líbano.

Pocos días después de llegar como desplazados, algunos fieles le aconsejaron a los padres dejar a los niños en la parroquia San Antonio al cuidado del sacerdote Luis Enrique Duque Valencia. Quien según los feligreses, era conocido 'por su buen corazón y trabajo en favor de la población infantil'.

Sin embargo, un día los menores les contaron a sus padres que el cura los 'manoseaba y violaba' en las noches cuando iban a dormir.

"Nos metía a su cama, nos manoseaba y acariciaba", relataron los menores a sus padres.

Sin embargo, tras el vencimiento de términos Duque Valencia salió libre y al poco rato estaba dando misa en la parroquia del 20 de julio, en Ibagué, la capital del departamento del Tolima. Es sumamente curioso como los dirigentes de la Iglesia no tomaron ninguna precaución con este sacerdote después de estar involucrado en una investigación por abuso sexual.

Ocho años después de los monstruosos hechos la Corte Suprema de Justicia, en un fallo de 65 páginas, confirmó una condena interpuesta contra la Iglesia por estos hechos.

La CSJ señaló en esta decisión sin precedentes que la Iglesia deberá responder a las víctimas por los crímenes cometidos por los sacerdotes,  y “tiene la obligación legal de reparar los daños que un clérigo causa a sus feligreses”. Esto significa que la Iglesia Católica deberá responder civilmente por las violaciones cometidas por los monstruos ensotanados.

Por su parte, Monseñor Luis Augusto Castro rechazó la condena. En entrevista dada a RCN Radio, dijo: "Qué sentido tiene una condena a la Iglesia católica y a los católicos de Colombia, qué culpabilidad puede haber por parte de la Iglesia como tal frente a una cosa privada de un individuo... Esto sencillamente es una ofensa para la Iglesia."

Olvida el señor Augusto que la Iglesia opera moviendo a los acusados de violación de una parroquia a otra. Tal como ocurrió con Duque Valencia, quien pasó del Líbano luego a Ibagué. Este modus operandi es el que la Iglesia Católica ha tenido en todo el mundo.

Las razones de la Corte son las siguientes:
“En los eventos de acceso carnal violento o acto sexual abusivo cometidos por sacerdotes, no hay duda de que el autor del delito es responsable penal y civilmente por su acción autónoma; pero puede suceder –y de hecho ocurrió en el caso que se analiza- que el clérigo haya actuado con ocasión de su ministerio, prevalido de su posición de figura pública y respetable, y aprovechando la confianza que los feligreses depositan en la reputación espiritual y moral de su pastor religioso, lo que hace a la diócesis incardinante directamente responsable por las consecuencias civiles de la conducta punible ejecutada por el sacerdote a ella incardinado”
Se vienen más sanciones

Lo que quizá más preocupa a la Iglesia Católica colombiana no es este pago, que es de 400 millones de pesos, sino todos los que podrían venir. Según informa el diario El Tiempo "solo en Bogotá, y con corte a febrero pasado, se adelantaban 29 investigaciones a sacerdotes de la Iglesia católica por delitos sexuales. Además, en 2014 el ente investigador recibió 1.463 denuncias por delitos sexuales que al parecer habrían sido cometidos por representantes de diferentes credos."

El caso estadounidense

El escándalo de pederastia en Estados Unidos ha llevado a que muchas diocesis tengan que pagar a sus múltiples víctimas millonarias indemnizaciones.

Entre los años de 1984 y 2003 hubo solamente tres mil casos. De esos solo 37 casos llegaron a juicio en las cortes de Estados Unidos entre 1986 y 2009. La iglesia ha preferido resolver la gran mayoría de los casos fuera de la corte, mediante acuerdos con los abogados de las víctimas.

Como resultado de tales acuerdos la Iglesia Católica ha aceptado pagar $3 mil millones de dólares a una 3600 víctimas de abuso sexual. 

Los montos que ha tenido que pagar la Iglesia en Estados Unidos son: 660 millones de dólares  por la Diócesis de Los Ángeles. Allí se encontraron 508 niños abusados por unos 221 sacerdotes.

También en California, la Diócesis de San Diego acordó pagar 198 millones de dólares. Esto la llevó a la quiebra y la Diócesis de Orange, California, con 100 millones de dólares. Por otra parte, la Provincia Jesuita de Oregón se fue a la quiebra tras acordar pagar junto con sus aseguradores unos 166 millones de dólares en compensaciones.

Otras jurisdicciones eclesiásticas que han pagado indemnizaciones han sido la  la de Boston, Massachusetts, con 84 millones; Covington, Kentucky, con 79 millones; Wilmington, Delaware, con 77 millones: y la de Portland, Oregón, con 71 millones.

El silencio se rompió en enero de 2002, cuando el periódico The Boston Globe publicó la historia de John Geoghan, un sacerdote con múltiples acusaciones de abuso sexual. A pesar que sus suporiores lo sabían, lo único que decidían en cambiarlo de lugar, lo que tan solo aumentaba las víctimas.

De acuerdo con BishopAccountability.org,  hay involucrados entre 1950 y 2013 seis mil cuatrocientos veintisiete sacerdotes. Y según datos de la misma Conferencia Nacional de Obispos Católicos de Estados Unidos hasta 2011 estos sacerdotes habían abusado de 17 mil 259 niños.

Esperamos que este histórico fallo dado por la CSJ sea el inicio de la reparación de las decenas de víctimas que la pederastia, afincada en la Iglesia Católica, ha dejado.

Miercoles, 7 de Octubre de 2015

Pedofilia en parte es culpa de los niños: Sacerdote italiano

Gran revuelo causaron las palabras de Gino Flaim, sacerdote italiano al excusar la pedofilia tan arraigada en la Iglesia Católica.

En su entrevista a la cadena de televisión 7 Gino Flaim afirmó: "La pedofilia puedo entenderla, la homosexualidad no lo sé" 

Posteriormente añadió: "He estado mucho con niños, los conozco, y sé que por desgracia hay algunos que buscan afecto porque no lo tienen en casa y pueden encontrar a algún sacerdote que cede."
Esto llevó a la periodista a preguntar: ¿Son un poco los niños la causa?. En buena parte sí. Fue la respuesta del sacerdote.

Estas vergonzosas declaraciones muestran como en medio de la curia hay todavía un enorme esfuerzo, por justificar lo que por años ocultaron en todo el mundo. 

La respuesta dada por Flaim recuerda la dada por el obispo de Tenerife en el 2007 cuando dijo:
"Puede haber menores que sí lo consientan - referiéndose a los abusos- y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan".
Otros dos casos, de esos de no creer, fueron reportados en castellano por el blog De Avanzada. Ambos ocurrieron ya hace años, pero fueron conocidos al abrirse los expedientes al público.

Imagen: BishopAccountability.org
Uno de ellos de la década de los ochenta en los Estados Unidos. En 1984, el obispo Robert J. Carlson tuvo que hacer frente a la acusación de encubrir al sacerdote Tom Adamson, quien abusó sexualmente de un niño por años.

He aquí la parte del interrogatorio:

P. Arzobispo, ¿[en 1970] sabía usted que era delito que un adulto tuviera relaciones sexuales con un niño?

R. No estoy seguro de si yo sabía que era un delito o no. Hoy entiendo que es un crimen.

P. ¿Cuándo empezó a discernir que era un crimen que un adulto tuviera relaciones sexuales con un niño?

R. No me acuerdo.

P. ¿Cuándo empezó a discernir que era un delito que un sacerdote tuviera relaciones sexuales con un chico que tenía bajo su control?

R. Tampoco recuerdo eso.

P. ¿Tiene alguna duda en su mente que usted sabía eso en los setenta?

R. No recuerdo si sabía o no.

Arzobispo Robert Cunningham.
Imagen Syracuse.com 
La segunda historia conocida de interrogatorios pasados también nos llega de los Estados Unidos. En 2011, el arzobispo Robert Cunningham de la Diócesis de Syracuse (Nueva York) fue llamado a dar testimonio contra otro sacerdote que estaba acusado de violar a un niño. El Arzobispo dijo que en parte el niño tenía parte de culpabilidad.

El abogado del demandante le preguntó al arzobispo si, a los ojos de la Iglesia Católica, el niño abusado había cometido algún pecado.

- "El chico es culpable", dijo Cunningham el 14 de octubre de 2011

Posteriormente el Arzobispo Cunningham trató de componer su declaración: "Bueno, quiero decir, sin conocer las circunstancias por completo, ¿acaso el chico lo alentó, o (lo) consintió de alguna manera?". 

Recuerda los casos en los que tras la violación de una mujer la culpa era de ella por vestir minifalda o caminar de manera provocativa.
Sábado, 4 de Mayo de 2013

El Papa Francisco encubrió caso de pederastia

Beatriz Varela y su hijo Gabriel.
"El Papa encubrió al cura que abusó de mi hijo"

Noticia de Público.es 

La Justicia argentina, por primera vez, considera a la Iglesia cómplice en un caso de pedofilia y la condena a indemnizar a una madre y su hijo violado por un sacerdote

No es fácil narrar esta historia para sus mismos protagonistas. Beatriz Varela y su hijo Gabriel han tenido que esperar casi 11 años para que la Justicia argentina, en una resolución sin precedentes en este país, sentencie a la Iglesia católica por su responsabilidad en los actos de pedofilia cometidos por un cura de su diócesis contra el joven cuando éste tenía 15 años.

La Cámara de Apelaciones del municipio de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires, ha confirmado esta semana el fallo de un tribunal que en diciembrecondenó al obispado de esa localidad a pagar 155.600 pesosmás intereses (más de 23.000 euros) por gastos en tratamientos psicoterapéuticos y por el daño moral causado al chico y a su madre.

El delito ocurrió el 15 de agosto de 2002. Varela invitó a su casa al cura Rubén Pardo, vicario de una parroquia del lugar, para que instruyera a sus dos hijos varones sobre los preceptos católicos. Según adelantó la periodista Mariana Carvajal en el diario argentino Página12, el sacerdote, de unos 50 años, conversó con Gabriel en solitario, y llegada la cena, pidió a la mujer que permitiera al muchacho pasar la noche en la Casa de Formación, donde el religioso residía, para continuar con el diálogo y para que al día siguiente lo ayudara en la celebración de una misa.

Gabriel contó a la Justicia, tiempo después, que Pardo lo invitó a dormir junto a él, un gesto que el adolescente interpretó como una actitud paternal. Fue entonces cuando el sacerdote abusó sexualmente de él. "Sabía que me estaba violando, pero no podía pensar en qué podía hacer para evitarlo, porque tenía mucho miedo y estaba shockeado", expuso. Una vez Pardo se durmió, Gabriel huyó despavorido a su casa y le confesó a su madre lo sucedido.

Varela se presentó de inmediato ante el que era el obispo de Quilmes en ese momento, Luis Stöckler. "En principio se mostró consternado, pero con el correr de los días no mostraba decisión de tomar alguna medida", explicó a este diario. El obispo "intentó minimizar el hecho, diciendo que yo tenía que ser misericordiosa con las personas que eligen el celibato por vocación porque tienen momentos de debilidad".

Pero la mujer le comunicó al obispo que si ella estaba allí era porque quería "verdad, justicia, y que a nadie más le ocurra". El prelado recurrió entonces a presionarla "por las pagas". "Yo trabajaba en una escuela del obispado", explica la mujer.

"Bergoglio estaba al tanto de la denuncia. Su compromiso es de boca para fuera"

Varela se dirigió a continuación al tribunal eclesiástico, "cuyo presidente no quiso tomarme la denuncia", y en donde quince días después la entrevistaron cuatro curas "que me sometieron a un interrogatorio humillante, con preguntas lascivas y tendenciosas, poniéndome a mí en el lugar del victimario, cuando ellos tenían certeza de que el hecho había ocurrido porque el abusador había admitido el hecho a las 96 horas ante su obispo, que lo amonestó".

La madre de Gabriel acudió también a la curia metropolitana, residencia del exarzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, más conocido hoy como el Papa Francisco, de donde la quisieron expulsar con personal de seguridad. En la catedral, colindante con el edificio de la curia, se enteró de que el cura pedófilo había sido alojado en una casa de la vicaría del barrio de Flores, dependiente del Arzobispado de Buenos Aires, que presidía el que es hoy es el máximo pontífice yjefe del Estado del Vaticano.

"Bergoglio estaba al tanto de esta denuncia", señala la mujer. "Nadie se instala en una vicaría sin la autorización del arzobispo. Ése es el compromiso de Bergoglio: de la boca para fuera", arremete. "Ante casos de pedofilia, la Iglesia actúa encubriendo, con hipocresía, con mentiras, con complicidad y sin compromiso ante Dios y la sociedad. Todos saben y todos callan, así que todos son cómplices. Y encima es una institución reverenciada por la sociedad. La Iglesia se le ríe en la cara, y así y todo ésta es feliz porque un argentino ocupa un cetro", sentencia Varela.

La mujer se arrepiente de la confianza que depositó en la Iglesia. "Los curas se capacitan para el manejo de masas, para la manipulación de mentes", añade. "Espero que la sociedad se conciencie de que creer en Dios no pasa por estar registrado en el libro de ninguna religión, y menos en una mantenida por el Estado".

Un nuevo caso relacionado

Cualquier atisbo de alegría que hubiera podido surgir con la llegada de la sentencia contra el Obispado de Quilmes se ha empañado ahora con una llamada que Varela recibió la semana pasada. "Hay dos sacerdotes que fueron trasladados a la Arquidiócesis de Córdoba [centro del país] cuando hice la denuncia", cuenta. "El viernes me llamó una madre desgarrada porque su hija de 4 años había sido violada por estos dos curas, que todavía trabajan en una escuela. Tenía fisuras anales, hay fotografías de ella y de otras compañeritas. Y otros niños están todavía en riesgo".

La madre de la niña abusada, que no ha querido por ahora que el caso trascienda con datos concretos, comenzó hace siete meses una causa penal contra los curas, pero los dos clérigos todavía trabajan en la escuela. "Esto es una red de pedofilia, porque la maestra no es ajena al hecho de que tres o cuatro nenas desaparecen del recreo y aparecen más tarde. Eso se llama encubrimiento", afirma Varela.

El proceso judicial por el que han pasado ella misma y su hijo no ha sido tampoco un trago fácil, y aunque agradece el fallo, siente que la Justicia se hizo esperar demasiado. "Cuando el sacerdote que abusó de mi hijo falleció [de Sida, en 2005], el expediente desapareció durante dos años. La causa corría el riesgo de prescribir, y mi hijo tuvo un intento de suicidio y estuvo internado un mes y medio en una clínica psiquiátrica", recuerda. "Con ningún dinero compensarán lo que hemos padecido".

A diferencia de la madre de Córdoba, Varela sí ha decidido dar a conocer lo que han soportado. Stöckler [que sigue siendo obispo emérito de Quilmes] pretendía silenciarme, pero yo le dije: "esto lo callo sólo muerta". Mi hijo ya lo padeció. Por mi silencio no lo va a sufrir ningún otro niño", puntualiza.
Palabra de Gabriel

Su hijo Gabriel, que hoy tiene 25 años, también ha consentido la difusión de su caso. "El dictamen judicial sienta una jurisprudencia y puede ayudar a otras víctimas a que no se les haga tan engorroso la búsqueda de una resolución", expone a Público. "Estamos hablando de una institución que tiene muchísimo poder".

Él lo sabe bien al haberlo sufrido en carne copia. "Tenía pesadillas, no me podía dormir. A veces sentía culpa por lo que había pasado, que es lo que buscaba la Iglesia diciéndole a mi mamá que ella había inducido eso o que yo había provocado a esta persona [Pardo] para que sucediera".

Uno de los momentos más difíciles llegó cuando el legajo penal se perdió. "Sentía que habíamos perdido, y que tantos años de lucha y desgaste eran en vano", admite Gabriel. Pero, con apoyo psicológico y la contención de su madre y hermanos, pudo al final salir adelante y darse cuenta de que nada de lo que había ocurrido era culpa suya, "que uno no puede manejar la perversión que tenga otra persona, y que uno es víctima". Pero el joven considera que no es bueno quedarse en ese papel. "Hay mucha gente que no denuncia porque tiene miedo o vergüenza al qué dirán por querellarse contra una persona con investidura. Por eso hay que actuar".

Gabriel ya no se considera católico y está intentando tramitar su apostasía. "Cualquier decisión que tome la Iglesia te representa como fiel de esa institución. Y la Constitución indica que el Estado tiene la obligación de subsidiar al credo que tenga mayoría. Con mi desafiliación, la institución perderá poder", concluye.
Miercoles, 14 de noviembre de 2012

Egipto, la sharia y el ateo Albert Saber

Tras la caída de Hosni Mubarak del poder en junio de 2011, la posibilidad de que Egipto se convierta en una democracia se ve lejana.

La hermandad musulmana, grupo islamista que aboga por la instauración de una teocracia similar a Irán, ha ganado poder político.

Mohamed Mursi, actual presidente por los salafistas declaró que la ley islámica servirá como base de la nueva constitución, pero que el país no se convertirá en una teocracia. Lo primero, para complacer a salafistas e islamistas de la propia Hermandad, lo segundo, para apaciguar los temores de los sectores liberales que temen que el país del Nilo sufra una islamización total.

Decenas de miles de salafistas, seguidores de una corriente ultraconservadora del islam, ocuparon el viernes cinco de octubre la plaza Tarhri de El Cairo para pedir la aplicación integral de la sharia o ley islámica. Esta ley sería prácticamente la pena de prisión o muerte para los ateos, agnóticos y librepensadores, asi como para el 10% de la población egipcia que son cristianos coptos.

El objetivo principal de los manifestantes era presionar a la Asamblea Constituyente, que se encuentra a punto de terminar sus labores, para que apruebe una nueva Carta Magna de corte teocrático.

En el artículo 2 de la Constitución de 1971, se establece que los “principios de la sharia” representan la principal fuente de derecho, una expresión vaga que, a la práctica, no ha constreñido el margen de maniobra del Parlamento. Los movimientos salafistas pretenden modificar el redactado del artículo en la nueva Carta Magna, o bien añadir una nueva provisión que defina qué significa la expresión “principios de la sharia”, para blindar así la aplicación de la ley islámica.

El caso Albert Saber Ayyad


Albert Saber Ayyad es un joven ateo egipcio de familia cristiana copta que ha sido acusado de blasfemia contra las confesiones cristiana y musulmana. El joven de 25 años fue acusado de publicar en un blog el trailer de la película "La inocencia de los musulmanes" Una turba que le atacó asegura que quemó y orinó sobre el Corán. Estos hechos ocurrieron el pasado 26 de septiembre y fue encarcelado hasta su audiencia el 17 de octubre.

Sindioses.org hace un llamado por la liberación de este joven que solo hace uso de la libertad de expresión, y hace llamados a los ciudadanos del mundo hispano para que envíen cartas a las embajadas de Egipto pidiendo la libertad de Albert Saber, así como la no aplicación de la sharia a los 70 millones de habitantes de este país.

¿Y usted qué opina?
Miercoles, 6 de Junio de 2012

Pastor en Colombia abusaba sexualmente de sus feligreses tras lavado cerebral

El pastor Álvaro Gámez del Ministerio Apostólico y Profético Salem resultó un abusador sexual, quien por medio de técnicas sectarias presionaba a varias jóvenes para que tuviesen relaciones sexuales con él.

La sede central de esta iglesia evangélica se encuentra en la ciudad colombiana de Pasto, al sur del país.

El pastor Gámez aseguraba ser el elegido para restaurar el reino de David, el rey de Israel  mencionado en la Biblia. Y por tal razón , el quería tener 2.000 concubinas, a las cuales les decía que eran "liberadas" mientras él tenía relaciones con ellas sin preservativo.

El escándalo se conoció el pasado domingo 3 de junio por medio de la prensa, quien lo calificó de "Un pastor convertido en Lobo"

En la radio Marta, una exfeligrés mencionó que sólo en Pasto abusó de 27 señoritas, muchas de ellas menores de edad. Ella comentó que el pastor tenía sexo sin preservativo, aunque él se había hecho una vasectomía. Además del pastor existen mujeres que en la iglesia ayudaban a capturar niñas para el disfrute del pastor.



El pastor Gámez ha huido de Colombia, aunque la iglesia sigue funcionando.

El medio Kien y Ke ha presentado imágenes que serán utilizadas como prueba para acusar a este pastor. Las imágenes son cortesía de la ONG  Red de Víctimas de Sectas.


Marta comentó a la radio respecto a lo que los miembros de la iglesia le decían para que accediera a tener sexo que aceptara por fe: "Ellos te dicen que lo que allí sucede es de Dios. Que uno tiene que creer, ser obediente, que es una cosa del espíritu".


Noticia El Espectador


Mientras afuera de la iglesia su congregación elevaba cánticos a Dios, adentro, en el que llamaba el “cuarto de los niños” o, en ocasiones, en su propia oficina, el pastor Álvaro Javier Gámez Torres tenía relaciones sexuales con muchachas de su comunidad a las que había convencido de que acostándose con él asegurarían un lugar en el cielo.

Durante años, jóvenes del Ministerio Apostólico y Profético Salem —que dirigía Gámez y que cuenta con 15 mil fieles, 5 mil de ellos en Pasto (Nariño)— toleraron que el pastor las tocara, sin embargo, una de ellas no aguantó más, denunció el hecho y el escándalo estalló. De acuerdo con su testimonio, Gámez lentamente dejaba sin voluntad a sus víctimas y ayudado de otras mujeres, las convertía en sus esclavas sexuales.

El testimonio de quien habría sido durante ocho largos años víctima de Gámez forma parte del material probatorio que le presentó a la Fiscalía el presidente de la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas, Héctor Navarro —quien ha documentado un sinnúmero de casos similares a este en países como Uruguay y Argentina—, para que procese a Gámez quien, de acuerdo con personas cercanas a la congregación, viajó recientemente a Chicago (Estados Unidos) y allí se encontraría.

Entre las pruebas que se le presentaron a la Fiscalía se encuentran dos videos en los que aparece Gámez sosteniendo relaciones sexuales con dos menores de edad mientras, de fondo, se escuchan los cánticos de la congregación. Personas cercanas a la comunidad, que prefirieron guardar su identidad, hablaron con El Espectador y refirieron que los videos son fundamentales debido a que “nadie que salió de esta secta contaba con pruebas contundentes sobre lo narrado, por lo cual el líder sectario se fortaleció cada vez más pensando que el favor de Dios estaba con él”.

Ellos le narraron a este periódico lo que al parecer era el modus operandi de Gámez. “Para implementar dichas prácticas, el líder les exigía a los asistentes al culto total devoción en su palabra, prohibiéndoles a sus adeptos cualquier acercamiento con personas extrañas a su ministerio, igualmente prohibió la lectura de libros que no fueran la Biblia y escuchar música que no fuera la de su iglesia. Así logró crear adeptos que le entregaron su completa voluntad, al punto de llegar a abandonar familias, trabajos y estudios con tal de seguir las órdenes dadas por su líder”.

La devoción era tal, que los feligreses habrían hecho caso omiso a las denuncias de abuso sexual por parte de su líder. A quienes hablaban contra él los señalaban de tener alucinaciones. Los videos serían prueba fehaciente de que no había nada de imaginación en los señalamientos.

De acuerdo con los denunciantes, “esta devoción ciega le permitió iniciar con las prácticas sexuales protegido por un séquito de personas que creen que lo realizado por su líder es dirigido por Dios, así que por medio de mujeres ya entrenadas, al parecer de su círculo familiar, empezó a reclutar a jóvenes con el fin de que satisficieran sus deseos sexuales (...). Primero y después de orar les daba lo que llamaba ‘Ministraciones’, que eran besos en la boca. Luego, las mujeres que le ayudaban les decían a las víctimas que lo que Gámez había hecho estaba bien y, en medio de versículos bíblicos interpretados a su acomodo, les hacían creer que lo hecho estaba aprobado por Dios”.

Entonces venía el acto sexual con el que las víctimas, según el pastor, recibirían bendiciones e iluminaciones y que a él, de acuerdo con lo que les decía a las niñas, “le permitía acceder a diálogos con el Altísimo”.

Según las personas que denunciaron el hecho, esta no sería la primera vez en la que Gámez abusaba de menores de edad, usando a Dios como excusa. Será la Fiscalía la que determine la responsabilidad del pastor y, eventualmente, ordene su captura. Mientras tanto, Pasto está conmocionada con el caso de este hombre que presumía ser un ejemplo para sus feligreses y para algunos de ellos aparentemente terminó siendo su perdición.


Este caso muestra las consecuencias de la fe religiosa. Porque solo anulando el pensamiento crítico se puede llegar a estos extremos.

¿Y usted qué opina?