Archivos en la categoría ateí­smo

Domingo, 19 de Febrero de 2017

¿Por qué los ateos saben más sobre la Biblia que los religiosos?

Curiosamente la mayor parte de los ateos saben más de la Biblia que los católicos. Ha sido la lectura de sus textos, el análisis de sus contradicciones y la reflexión sobre la Biblia, lo que ha llevado a muchos a abandonar la religión.

Texto de Diego Baner, miembro de American Atheists.

Según el resultado de una reciente investigación llevada a cabo por el Grupo Barna, el número de personas escépticas y agnósticas en relación a las escrituras de la Biblia casi se ha duplicado, mientras que la gente que dice leer la Biblia ha disminuido.

Ya en el 2010 habíamos visto los resultados de una encuesta que llevó a cabo el Pew Research Center, en donde se refleja el poco conocimiento que tiene la mayoría de la gente religiosa en relación a las escrituras bíblicas. Los resultados de dicho estudio dieron al segmento ateo como el más conocedor y al segmento de católicos hispanos como el menos conocedor.

Sobre un total de 32 preguntas los ateos y agnósticos tuvieron un resultado de 20.9, mientras que los católicos hispanos tuvieron un pobre resultado de tan solo 11.6. Participaron en esta encuesta también personas de la religión judía (quienes salieron en segundo lugar luego de los ateos) y de todas la ramas del Cristianismo (Evangelistas, Mormones y Protestantes).

¿Se sorprende? Si usted es una persona creyente, le tengo una pregunta muy simple para formularle: ¿por qué usted cree en la Biblia si nunca se tomó la molestia de leerla completa?

Es una pregunta simple pero pareciera ser que la respuesta no es tan sencilla, aunque tengo curiosidad por saber qué piensa al respecto. Los estudios realizados en los últimos años, incluyendo los dos que mencioné anteriormente, demuestran que la gente que menos cree es la que posee una educación superior universitaria.


Es decir que podríamos decir que cuánto más uno sabe menos cree. Usted me dirá “pero yo conozco a un doctor que es religioso.” Por supuesto. No es esta una generalización, pero se da en la gran mayoría de los casos.

El viejo dicho “hay que ver para creer” no pareciera ser aplicado cuando hablamos sobre temas religiosos. Otro de los resultados de estos estudios nos demuestra que la gente de mayor edad es la que más cree, y la gente más joven (entre 18 y 29 años) es la que menos cree.

¿Podríamos entonces decir que es un asunto generacional? En parte sí, y tiene que ver con el acceso a la información que las nuevas generaciones tienen, frente a las viejas generaciones. Es seguramente difícil imaginar para mucha gente joven, que una persona de más de 50 años pasó su infancia y gran parte de su adolescencia sin haber conocido que cosa era la Internet, la TV a color, un fax o un teléfono celular.

Seguramente si toda esta tecnología y acceso a la información hubiera existido durante los años que se fundaron las religiones, las mismas no hubieran prosperado. Pero para llegar a la respuesta de por qué la gente cree en aquello que no lee, no necesitamos un software especial ni una computadora sofisticada, sino el uso de la razón y el sentido común.

Y para ello es necesario formular una pregunta fundamental: ¿por qué usted cree en Dios? Es una pregunta difícil y complicada. No va a encontrar la respuesta en la superficie sino en la profundidad. No me conteste “porque soy Cristiano”.

Esa respuesta es infantil y no posee ningún contenido explicatorio. Si su respuesta es “porque creo en la Biblia”, usted mismo se está engañando si nunca la leyó completa. Un sacerdote dominico-francés llamado Roland de Vaux, que fue un prestigioso arqueólogo e historiador, dirigió el equipo católico que inicialmente trabajó sobre los Rollos del Mar Muerto.

Al no encontrar evidencia sobre muchas de las escrituras dijo: “Si la fe histórica de Israel no tiene sus raíces en la historia, entonces es errónea y lo mismo ocurre con nuestra fe.”

Recordemos que el Nuevo Testamento está basado en el Antiguo Testamento. Tomemos por ejemplo el caso de la Madre Teresa de Calcuta, quien fue perdiendo su fe y su fe en Dios a lo largo de sus últimos años de vida.

En una carta remitida al reverendo Michael van der Peet tres meses antes de recibir un reconocimiento internacional, Teresa confesaba a su amigo: “Jesús tiene un fuerte amor por ti. ¿Pero por mí? Los silencios son demasiados. Miro y no veo. Escucho y no oigo. Te pido que reces por mí.

Ruégale que me eche una mano”. En otra de las misivas ante un problema personal afirma que “en mi propia alma siento un dolor terrible por esta pérdida. Siento que Dios no me quiere, que Dios no es Dios, y que él verdaderamente no existe.”

A Mark Twain, quien no tenía grandes simpatías por las religiones organizadas, se le atribuye la siguiente frase: “La cura para el Cristianismo es leer la Biblia”. Si bien esta frase es muy provocadora, contiene una gran verdad.

¿Cómo usted puede justificar creer en algo si nunca lo ha leído? Usted dirá “bueno... es que mis padres me dijeron que es así... y cuando fui a la escuela me enseñaron que era así...” Pero yo le estoy preguntando por qué cree. No le estoy preguntando quién le hizo creer.

Recuerdo la primera vez que decidí leer la Biblia completa, tuve una sensación extraña; cuando la abrí me dije: “ahora vamos a ver de que se trata todo esto.” Al terminar las dos primeras páginas de Génesis, me puse a pensar cómo hizo Dios para crear la luz en el primer día si el sol lo creó en el cuarto día y por qué dice que creó dos grandes luces - la luz más grande para gobernar durante el día, y la luz menor para gobernar durante la noche.

Evidentemente la Biblia se equivoca, porque la luna no tiene luz propia, sino que refleja la que recibe del sol. Y seguí leyendo la Biblia tomando nota sobre todos aquellos versículos que contenían errores y contradicciones.

Cuando llegué al libro del Éxodo, mi escepticismo no hizo más que seguir aumentando, sobre todo al leer el versículo 11 del capítulo 18, el cual reconoce la existencia de otros dioses”. Ahora conozco que Jehová es más grande que todos los dioses; porque en lo que se ensoberbecieron prevaleció contra ellos.”

Más de un lector estará pensando: “bueno, pero entonces es mejor no saber...porque si sé me da miedo.” El problema no es saber, el problema es el miedo a saber. Sin embargo aquellos que saben más pueden ver al mundo que los rodea con una mente mucho más abierta, con menos prejuicios y más libertad.

Un día le pregunté a un amigo mío que es muy católico y muy creyente, si él abandonaría su fe católica en caso que se probara que en realidad su creencia no es más que un invento de seres humanos y el contenido es mayormente falso. Su respuesta fue: no.

Tuve ganas de preguntarle por qué seguiría creyendo, pero preferí en aquel momento abandonar el tema ya que veía que su cara se iba transformando y su color también.

¿Por qué la gente religiosa se ofende si uno les cuestiona sus creencias con fundamentos válidos y manteniendo una actitud respetuosa? ¿No es ésta una debilidad de casi todas las religiones? ¿No es la inseguridad y el miedo las que disparan las reacciones violentas?

Cuando Galileo Galilei afirmó el sistema Copernicano diciendo que la Tierra giraba alrededor del Sol, fue la Iglesia Católica quien se opuso firmemente a esta teoría, y fue llevado a juicio por la Inquisición acusado de hereje y fue condenado a vivir bajo arresto domiciliario durante los últimos años de su vida. Pero Galileo tuvo razón. La curiosidad y el saber son una virtud y no merecen ser condenados por nadie sino todo lo contrario.

Entonces, ¿por qué no lee la Biblia completa?

Viernes, 9 de Septiembre de 2016

Ser ateo en el Líbano

Una nación en la que todos sus ciudadanos deben tener registrada en su cédula la religión que se profesa no espacio para la laicidad. O eres cristiano maronita o musulmán chiita o sunnita Entre las sombras viven los ateos del Líbano en Oriente Medio, y hasta allí fue Alba Muñoz (@albanatz) para conocerles. He aquí su reportaje (publicado inicialmente en El Mundo).

El secreto de los vecinos ateos de ISIS

Mario y Ahmad no creen que exista ningún Dios, por eso son temerosos de los hombres. Hoy se reúnen en un bar de copas del barrio cristiano de Mar Mikhael en Beirut, que también es una radio de música electrónica. Aquí las sesiones de house se encadenan como un rezo infinito, también por la mañanas, mientras los camareros lo preparan todo para otra noche de fiesta. Es imposible que alguien no deseado oiga lo que los jóvenes ateos quieren decir. «En Arabia Saudí nos ahorcarían, en Palestina o Egipto iríamos a la cárcel. Aquí no pueden hacernos eso, pero sí juzgarnos por blasfemia y convertir nuestra vida en un infierno», cuenta Mario.

Ambos tienen 27 años y viven en una república parlamentaria confesional. En Líbano el poder se reparte entre las sectas religiosas monoteístas mayoritarias: la constitución obliga a que el presidente sea siempre un cristiano maronita, el primer ministro un suní y un chií debe de estar al mando de la asamblea de representantes.

Esta solución puede parecer útil en aras de la convivencia, pero en realidad, y más allá del inmovilismo institucional que favorece -Líbano lleva más dos años sin poder formar gobierno-, se basa en un supuesto que apenas nadie cuestiona: aquí no se puede no creer en nada, hay que identificarse con algún Dios. No queda otra. «Cualquiera que borre su religión del carné de identidad se queda sin derechos civiles, fuera de la ecuación», dice Ahmad, que pide otra ronda de cervezas y reparte cigarrillos.

BODAS CIVILES EN CHIPRE

Todo empieza con un simple saludo. «Si tienes un nombre vago, como el mío, la gente pregunta por el apellido», cuenta Mario. «Mi nombre es cristiano y mi apellido musulmán, así que se confunden». Entonces la gente insiste, sigue indagando. «Pasan a preguntar dónde vivo, y si eso tampoco lo aclara preguntan directamente a qué secta pertenezco. Necesitan saberlo».

Solo si Mario se encuentra entre amigos, o entre personas «que parezcan tolerantes» confesará que es ateo. Y aún así, habrá repregunta: «Pero, ¿qué pone en tus papeles?, dirán. Ok, soy cristiano ortodoxo, déjame en paz». «Es el orden social, no hay alternativa. Desde que naces hasta que mueres, estás forzado a seguir las normas y dictados de una religión. No puedes vivir de otra forma», dice Ahmad.

En Líbano nadie celebra matrimonios mixtos porque ninguna iglesia o mezquita lo facilita. Es habitual que las parejas mixtas viajen a Chipre para sellar su relación. Solo en 2013, casi 600 parejas libanesas se casaron en la isla mediterránea. Por otro lado, el matrimonio civil es una rareza, apenas se practica para proteger a los hijos. El motivo es que cada secta tiene sus propias normas sobre legados y herencias, y el descendiente de un matrimonio civil tendría problemas para heredar en el futuro.

Los clanes también influyen en el mercado laboral. «Hay cuotas religiosas para el funcionariado, y en el sector privado termina sucediendo lo mismo. Las grandes empresas contratan a personas de su secta. No es obligatorio, pero todo funciona mejor, de lo contrario pueden recibir presiones», cuenta Mario.

Jesucristo, Alá y compañía organizan la sociedad libanesa como si fueran patriarcas, o presidentes de comunidades autónomas, con sus propias competencias e intereses. Cada familia que vela solamente por los suyos. La política está compartimentada por la religión. «Es una forma de proteger derechos básicos en medio del caos de este país. Lo único que une a los libaneses es quejarse de los políticos y no hacer nada para cambiarlo. Los jóvenes crecen segregados de su identidad nacional», admite Ahmad.
Mario y Ahmad, líderes del grupo. Foto deGuillem Sartorio
El Mundo

DIOS EN EL CARNÉ DE IDENTIDAD

Ser ateo en Líbano es como no tener dirección, o apellido, o género. Uno se vuelve invisible para el sistema. Pero la cesión de la identidad a entes divinos nada más nacer, resulta asfixiante para algunos. Muchos más de los que lo dicen públicamente.

En 2007 Mario y Ahmad crearon el grupo de Facebook Freethought Lebanon, que supera los 2.400 miembros. Tras un tiempo compartiendo links sobre la NASA, el cambio climático, biogenética o la persecución de los ateos en el mundo, decidieron organizar un encuentro. «Aparentemente todos buscaban algo así, pero no lo habían encontrado. Aquí es imposible saber si alguien piensa como tú», dice Ahmad. «Nuestro mayor evento fue hace tres años, 500 personas vinieron a hablar sobre teorías de la evolución».

Como un ágora de científicos en plena Ilustración, los miembros de este club acuden a actividades como cine fórums, visionado de documentales y debates eruditos «para estimular la mente». Todo en un momento en que el radicalismoyihadista se infiltra desde Siria, el país vecino. Damasco está solamente a media hora en coche de la frontera con Líbano.

«ISIS afirma que la identidad nace de ser un buen musulmán, que hay que luchar por ello», dice Mario. «Pero en realidad, tus creencias son solamente parte de ti.Yo soy libanés, ateo, feminista, me gusta la tecnología. Cuando te obsesionas solo con uno de esos aspectos, lo harás todo para protegerlo. Si tu identidad está amenazada podrías convertirte en nada».

Un amigo de Mario y Ahmad pasó de un extremo a otro. «Participó en el ataque a la embajada danesa cuando se publicaron las caricaturas del profeta», cuenta Ahmad. «Poco después la comunidad musulmana le otorgó una beca para estudiar medicina, fue a la universidad y aprendió biología. Aquello cambió su mente, pero su familia lo rechazó y ahora es un ateo radical. No puedes ser extremista en todo».

Varios medios de comunicación locales han solicitado entrevistas a los dos representantes de Freethought Lebanon, pero nunca las han concedido. «Aquí eres libre de hacer lo que quieras mientras no agites el sistema. Si sales en los medios, te acabarán juzgando», zanja Ahmad. En el día a día, Mario evita la confrontación en su barrio, no dice nada sobre su ateísmo a los demás. «He tenido suerte y nunca he pagado las consecuencias, pero conozco gente que se ha quedado sin herencia y que ha sido expulsada de sus casas. No han vuelto a ver a sus familias».

Si no tienes una religión en Líbano, eres un paria.
Foto Executive
Desde su pequeña comunidad cultural, los ateos de Líbano establecen conexiones con otros movimientos similares en otros países de Oriente Próximo. No pueden mencionarlos «por seguridad», pero aseguran que muchos musulmanes sueñan con vivir en países donde la religión no lo atraviese todo. Echan de menos el conocimiento, el crecimiento espiritual, expandirse. Ahmad detesta tener que identificarse como musulmán suní, le cuesta hasta pronunciarlo: «Soy un ser humano. Incluso la etiqueta de ateo me molesta, soy mucho más que eso».
Jueves, 7 de Julio de 2016

Inaugurada réplica de la mítica arca de Noé

Ha abierto en Kentucky al público un parque temático que busca defender el relato bíblico de los orígenes. El modelo del Arca de Noé tiene modelos de animales actuales y de dinosaurios.

Su promotor, el ferviente creacionista Ken Ham, ha destinado junto con su organización creacionista 102 millones de dólares, en este parque temático, que para él es más un esfuerzo por combatir la que denomina "diabólica teoría de la evolución".

“No estamos construyendo el arca para que sea un centro de entretenimiento. Quiero decir que no es como un parque Disney o Universal, solo para que la gente venga y se lo pase bien. Tiene un propósito religioso. Lo hacemos porque somos cristianos y queremos difundir el mensaje cristiano”, afirmó Ken Ham, quien ya también fundó el "Museo de la Creación".

El creacionista de origen australiano también desea que su arca-museo sea una advertencia de la ira de su dios para los visitantes. El amoroso dios que ahogó a los humanos que no hicieron lo que él dictaba es el destino para gays, cristianos tibios, budistas, ateos, quienes aborten y todo aquel que haga caso omiso de la Biblia. “No estamos pareciendo más a los tiempos de Noé en que la cultura es cada vez más laica”, afirmó Ham con gran malestar.

Ham buscó tener rebajas en impuestos al alegar que su proyecto era turístico, aunque el estado intentó derogar las ventajas fiscales al enterarse de que Ham exigía a sus empleados que firmasen una “declaración de fe” que excluía a los homosexuales y a los que no comulgaban con el cristianismo evangélico fundamentalista. Ham acudió a los tribunales y ganó, el pasado enero.

Bill Nye, más conocido como “Bill, el Científico” en los libros y en la televisión, afirmó en una entrevista telefónica: “Los seres humanos y los dinosaurios no vivieron en la misma época. Es algo absolutamente irracional”. La ciencia ha determinado que la Tierra tiene miles de millones de años de edad y que no ha habido ningún diluvio planetario en los últimos 6.000 años.

“Vamos a educar a una generación de niños científicamente analfabetos”, se lamentaba Nye, que en 2014 debatió con Ham en el Museo de la Creación, un duelo que millones de personas vieron por Internet.

Hace poco, un grupo de activistas ateos locales, los Tri-State Freethinkers (Librepensadores de los Tres Estados), intentó poner carteles en la autopista que lleva al arca calificándola de “Parque del Genocidio y el Incesto”, pero ninguna empresa de vallas publicitarias accedió a hacerlo, según Jim Helton, fundador y presidente de los Librepensadores, así que proyectan protestar durante la gran inauguración del edificio. “La moraleja de la historia del diluvio es horrible”, argumenta Helton. “No decimos que no pueda construir su parque, pero no nos parece adecuado para pasar un día divertido en familia”.

William Trollinger, un religioso creacionista aliado de Ken Ham escribió el libro Righting America at the Creation Museum [Enmendar a Estados Unidos en el Museo de la Creación] con el que busca "hace una llamada a los cristianos a participar en una guerra cultural” contra los científicos ateos. “Les dice que si de verdad quieren ser cristianos, están en guerra contra el enemigo ateo y humanista”.

Jim Helton, un activista ateo de la ONG Tri-State Freethinkers dijo que el parque temático religioso será diferente a cualquier otro en la nación debido a su rechazo a la ciencia.

"Básicamente, este bote es una iglesia criando niños científicamente analfabetas a quienes se les miente respecto a la ciencia", enfatizó Jim Helton, quien vive a casi media hora en auto del arca.

Esta misma organización ha anunciado un plantón en el que asistirá David Silverman, presidente de American Atheists.

"Parque Genocidio" es el nombre que le han dado los ateos activistas locales
al parque del arca. Esta valla no fue puesto por ninguna imagen publicitacia.
Según los creacionistas de la Tierra joven, el arca transportaba hasta 1.400 especies de criaturas que poco a poco evolucionaron hasta convertirse en los animales que conocemos en la actualidad. Los seguidores de este credo admiten la idea de que la naturaleza hace ligeras adaptaciones a lo largo del tiempo, pero no que los seres humanos y los chimpancés desciendan de un antepasado común.

Para información sobre porque el diluvio no fue un hecho real los invitamos a leer:

Objeciones geológicas para aceptar el diluvio universal

Objeciones biogeográficas al Diluvio universal

Cómo conversar sobre el Diluvio Universal con los testigos de Jehová (y otros creyentes)

Por último, les dejamos esta interesante entrevista al creacionista Ken Ham

Viernes, 13 de Mayo de 2016

El Espejismo de Dios en árabe alcanza 10 millones de descargas

La obra "El Espejismo de Dios" de Richard Dawkins ha alcanzado en una traducción al árabe diez millones de descargas por Internet, según nos informa Friendly Atheist.

Se trata de una versión no autorizada de PDF realizada por Bassam Al-Baghdadi, un inmigrante iraquí que vive en Suecia. El primer día tuvo mil descargas y la cifra ha subido día tras día.

Según Al-Baghdali, en los foros ateos en árabe, el libro ha sido una sensación. Este activista de Internet ha narrado que añadió a la descripción del libro la advertencia de que este se encuentra prohibido en muchos países islámicos. No obstante, las descargas aumentan día tras día.

El inmigrante iraquí ha sido objeto de amenazas por parte de varios musulmanes que lo han tildado de "aliado de los sionistas" y de "corruptor de jóvenes".

Richard Dawkins, autor del libro, se enteró por medio de Kacem El Ghazali, un periodista marroquí en 2014 de la versión en PDF en árabe. Según este, Dawkins no manifestó ningún reproche a esta versión no autorizada. El Ghazali aprovechó la oportunidad de su encuentro con Dawkins para expresarle su gratutud por su activismo ateo: "Una enorme deuda de gratitud a Richard Dawkins, y para otros que han guiado mi viaje de los infiernos de dogma religioso a la oasis de pensamiento libre y la iluminación."

Afortunadamente Internet ha logrado romper la barrera de prohibición de libros ateos en muchos países musulmanes. El hecho que más de 300 mil descargas de este libro se hayan realizado en Arabia Saudita es muestra de ello.

La edición en árabe de "El Espejismo de Dios" la puede descargar aquí.

En Arabia Saudita los ateos somos terroristas

La buena acogida de "El Espejismo de Dios" en Arabia Saudita no deja de ser asombrosa cuando este país ha declarado que los ateos son "terroristas". De hecho, el bloguero Raif Badawi, un defensor del laicismo y crítico del islam se encuentra encarcelado y condenado en mayo de 2014 a pasar una década de su vida en prisión y a recibir en su cuerpo 1.000 latigazos, dados lentamente de la manera más dolorosa. Con esto, la "religión de la paz" desea mostrar a lo que los ateos se enfrentan si hacen públicas sus críticas al Islam. en diciembre de 2015 tan sólo Badawi había recibido 50 latigazos.

No obstante lo anterior, Arabia fue nombrada por segunda vez miembro del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.

Volviendo al punto de que los ateos son denominados terroristas basta con traer las declaraciones del embajador de Arabia Saudita en la ONU (traducción gracias al blog De -Avanzada)

HASAN: Cuando nos fijamos en la situación de derechos humanos en Arabia Saudita, por ejemplo, algunos dirían que hay algunas resoluciones extrañas. ¿Por qué abogar por el ateísmo en Arabia Saudita ahora es considerado como un delito terrorista? ¿Cómo explica eso?

AL-MOUALLIMI: Bueno, porque en Arabia Saudita, somos un país único. Somos la cuna del islam. Somos el país que alberga los dos lugares más sagrados para los musulmanes en La Meca y Medina. Somos el país que se basa en los principios islámicos y así sucesivamente. Somos un país en el que toda la población acepta homogéneamente el islam. Cualquier llamado a desafiar el dominio islámico o la ideología islámica se considera subversivo en Arabia Saudita y sería subversivo y podría llevar al caos.

HASAN: Pero... ¿terrorismo?

AL-MOUALLIMI: Bueno...

HASAN: ¿Alguien que dice: "No creo en dios y otros no deberían creer en dios" es equivalente a Osama bin Laden?

AL-MOUALLIMI: Bueno, alguien que dice eso y pide eso públicamente es subversivo y, posiblemente, podría ser un terrorista, sí.

HASAN: Por el simple hecho de no creer en dios, ¿podría ser un terrorista?

AL-MOUALLIMI: Pues bien, si no cree en dios...

HASAN: No es una persona violenta; está ejerciendo su libertad de conciencia.

AL-MOUALLIMI: Si no cree en dios, y mantiene eso para sí mismo, y se comporta, nadie haría nada ni diría nada al respecto. Si va a salir en público, y decir: "No creo en dios", eso es subversivo. Está invitando a otros a tomar represalias.

HASAN: Incluso si eso fuera subversivo —y mucha gente no estaría de acuerdo con esa afirmación— ¿cómo es que eso es terrorismo? ¿No estás simplemente vaciando esa palabra de todo sentido cuando dices que un ateo es un terrorista?

AL-MOUALLIMI: Pues bien, en términos de subversión, perturbar el orden público, perturbar la seguridad del país, todo eso, él está invitándolo, él está provocando a otros a reaccionar de una manera que también sería violenta e inaceptable.


Jueves, 7 de Enero de 2016

¿Es dios moralmente responsable de sus actos y omisiones?

¿Es dios responsable moralmente? Esta pregunta se la han formulando millones de personas especialmente cuando se preguntan sobre la maldad en el mundo.

Fue el filósofo Epícuro de Samos quien se planteó el ahora famoso dilema de Epícuro:

“O Dios quiere evitar el mal y no puede;
O Dios puede y no quiere;O Dios no quiere y no puede;O Dios puede y quiere”.

La paradoja plantea que la condición de benevolencia y omnipotencia no se cumplen en el supuesto dios judeocristiano por lo observado en el mundo.

En un grupo de docentes en Facebook un maestro puso una imagen de proselitismo religioso a lo cual se le respondió con una imagen sobre los campos de concentración. La siguiente conversación muestra la reacción de un creyente frente a esta respuesta.







¿Qué opinión le merece la anterior conversación?


Jueves, 27 de Agosto de 2015

De testigo de Jehová a ateo

El blog Sin dioses desea compartir la historia de David Mariño, un colombiano que pasó de ser testigo de Jehová a ateo.

Este fue el relato que nos desea compartir en internet.

Inicios
Como la mayoría de los colombianos fui bautizado siendo tan solo un bebé como católico y aunque ahora rechazo cualquier relación con iglesia alguna, la foto de mi padre y mi madre junto con otros familiares el día en que me “presentaron en sociedad” como católico bautizado es una que me trae sentimientos positivos y me enternece profundamente.



Sé que mi padre y mi madre no eran en absoluto devotos. Simplemente eran católicos nominales que seguían la tradición sin reflexionar realmente mucho en ello y de aquellos que solo son religiosos para los eventos importantes, es decir: bautismos, primeras comuniones, matrimonios y funerales. Pero en su vida cotidiana la religión jugaba un papel mínimo o casi nulo, y en realidad los dos tenían un pensamiento crítico hacia la religión establecida. 
Por otra parte, mi madre había vivido una terrible experiencia con una monja que trato de violarla cuando ella tan solo era una niña, lo que la hizo aborrecer al clero y a las organizaciones eclesiásticas. Durante su vida vicio con la paradoja respecto a la religión de odiarla y querer encontrar respuestas con respecto a esta. Visitó varias iglesias, se acercó al esoterismo y leyó varios libros. Su búsqueda, que le parecía a veces inútil, la llevó a expresar frases como: ¡Todo sea por Alá! ¡Qué la santa diabla poderosa nos ayude!
Mi padre siempre fue un ávido lector y quizás desde temprana edad eso caló en mi subconsciente (aunque una amiga psicóloga diga que eso no existe) y aprendí a amar la lectura desde niño.
Esa pasión quizás fue la entrada que se abrió para que mi cerebro se alimentara de las más diversas formas de conocimiento y entretenimiento durante mi niñez y adolescencia y justo en esta última etapa , la duda existencial enyeso a hacer mella en mi interior. 

¡El fin se acerca!

Quizás mi contacto con el conocimiento a través de los libros, que mi madre viviera en una constante lucha interior por no encontrar el significado de la vida y el espíritu inquisitivo y rebelde que me ha caracterizado desde la juventud temprana, hizo que yo también me hiciera esas preguntas: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cómo surgió todo? ¿Tiene la vida un propósito?
Así que empecé a leer cuanto libro encontraba tratando de encontrar respuestas. Leí por lo tanto varios libros de meditación profunda, esoterismo, gnosticismo y algunos folletos de iglesias evangélicas. Tenía 16 años y sed por entender el mundo que me rodeaba. Leí varios libros de auto ayuda y me preguntaba cómo podía mejorar como persona. De repente un día cualquiera en la calle esperando un bus, un joven bien vestido me mostró una revisa sobre un posible holocausto nuclear, y si dios lo permitiría. El tema captó mi atención inmediatamente pues soy quizás de los últimos de la generación donde se temía que alguien apretara un botón y mandara la Tierra y todo lo que la habita al carajo. Devoré la revista con avidez desmesurada y la explicación que leí de porque dios no lo permitiría y porque de hecho ese mismo dios permitía las guerras y en general el sufrimiento, me parecieron razonables.

Busqué en la dirección del folleto al sitio conocido como salón del reino de los testigos de Jehová y aunque nunca oraba, pedí al que llamaba en ese momento creador del universo que me guiara a encontrar la dirección si esa era “la verdad”. Curiosamente preguntando la gente me hizo llegar a un local de una iglesia evangélica.  Me gustó su método de preguntas y respuestas y pensando que yo también podía preguntar, pregunté en público, pero se me informó que así no era el procedimiento normal (Ahora entiendo que todo era programado y las respuestas debían seguir unos lineamientos muy específicos y las preguntas se habían elaborado por un grupo muy selecto de escritores en Brooklyn, Nueva York,. De hecho, preguntar y cuestionar se consideraría apostasía si esas preguntas no siguen lo lineamientos establecidos.)
Sea como sea uno de los ancianos (como denominan a sus pastores) muy amable y formalmente procuró al final de la reunión responder a mis preguntas y me invitó a ir a su casa a recibir un estudio bíblico.

Accedí gustoso pues sentí que este amable y muy razonable al parecer hombre podía responder mis preguntas más profundas sobre la vida y su propósito. Me dieron un libro que en su índice prometía responder dichas preguntas llamado: "Usted puede vivir para siempre en el paraíso en la Tierra", el cual no deje de leer en recorrido por 3 días seguidos, trasnochando pues sentía que respondía cada detalle de lo que buscaba.

Fui al estudio y además del libro, el anciano me respondió con detalle las cosas que iban surgiendo en mi cabeza y pronto ya estaba convencido que había encontrado la verdad, el propósito en la vida y que mi sentimiento de futilidad compartido con mi madre ya no estaba allí.

Leí decenas de libros de los testigos de Jehová en cuestión de pocos meses, todos los de la biblioteca que se estaban publicando en ese momento por “la organización” y empecé a asistir y preparar las tres reuniones semanales

Mi convencimiento se acrecentaba con cada libro, cada revista cada reunión, ya estaba terminando grado once y estaba tan seguro que estaba en la verdad que me enfrente a mi familia y me presenté como objetor de conciencia ante el ejército aún a riesgo de ser llevado a la cárcel.

Entre a la Universidad Nacional a estudiar ingeniería electrónica y ya la semilla del fanatismo había florecido, simplemente llegó el momento en que debía compartir ese gran descubrimiento a otros y evitarles la destrucción eterna que se avecinaba por pertenecer a “religiones falsas” o peor aún, que no creían en Dios.

Así que era el primer semestre de mi universidad en otra ciudad sin mi familia a quien veía como enemigos de mi nueva fe y con una “nueva familia espiritual” que me recibían como propio, y ahora con una meta sublime en mi corazón, salvar mediante predicar de casa en casa y en las calles a todo ser humano que tuviera la disposición de corazón de escuchar las buenas noticias de que dios pronto eliminaría el sufrimiento y todos los problemas de la humanidad serian cosas del pasado incluidos la enfermedad y la muerte pues viviríamos en un paraíso acá en la tierra donde nadie moriría, se enfermaría o sufriría por ningún motivo eternamente.

Me hinchaba el corazón de gozo de compartir con personas que sentía tan cercanas como mis hermanos carnales y que podía ayudar a quien quisiera escuchar del dios que estaba convencido, existía, me escuchaba me amaba y quería de verdad cambiar la situación del mundo y de hecho tenía una razones muy lógicas para permitir que el sufrimiento existiera, pero lo mejor que lo eliminaría definitivamente en una guerra contra el mal y sus causantes verdaderos.

Me bautice al finalizar el segundo semestre de la carrera y predicaba entre 30 y 50 horas al mes lo que era para mí más importante que la universidad estudio que veía como una obligación para poder prepararme para tener como conseguir un trabajo seglar y así mantenerme pero inútil para la vida que me esperaba en el futuro y un estorbo para la urgente labor de predicar

Mi fanatismo crecía con e tiempo e incluso pensé en abandonar la U para dedicarme solo a las “labores espirituales” lo que además de predicar empezó a implicar dar discursos y dirigir grupos de predicación y prepararme como ayudante de anciano , o siervo ministerial como lo llaman en esta iglesia. Ocho años pasaron dentro de esta iglesia y mis únicos amigos y contactos sociales eran de esta congregación, hasta que el amor y el sexo hicieron mella en mi naturaleza como mamífero evolucionado, aunque en ese momento lo veía como el pecado heredado, Satanás y el sistema de cosas mundial que me tentaban a pecar. Y caí, caí varias veces hasta el punto de que mi novia de esa época y también testigo de Jehová se involucro en un ardid de mentiras para tapar nuestra “ relación pecaminosa” inventándonos un certificado de matrimonio falso.

Mi padre murió y gracias a una pequeña cantidad de dinero que heredé y la motivación del amor intenso que tenía por mi novia que llegó a ser luego mi esposa, invertí ese dinero en un emprendimiento que fracasó. Ya llevaba unos cuantos meses donde ya no me reunía y mi conciencia pesaba tanto que ya me daba pena orar. Tenía una doble vida ante la congregación, mi novia y mi deseo de explorar sin límites mi sexualidad que había reprimido desde los 16. Ya tenía casi 25 y quería follarme al mundo así no fuera “lo correcto”.

El dolor de perder el dinero, sentir que debía dejar a mi novia de nuevo sola y la culpa que me carcomía, hizo que decidiera junto con mi novia “confesar” ante los ancianos de la congregación “todos mis pecados” ( ¡Ja! ¡Qué bien adoctrinado estaba!) Y como resultado de un juicio medieval que usan los TJ ( abreviatura de Testigos de Jehová) fuimos expulsados de la congregación, lo que implicaba que ningún amigo dentro de ella nos hablaría mas, Ni siquiera un saludo, y si moríamos no irían a nuestro funeral y ni siquiera podían orar por nosotros. Era como un asesinato social donde todos mis allegados acordaban despreciarme si compasión alguna.

No obstante, yo creía en ese momento que la sanción era justa y venía de parte de Jehová. Luego vino un vacío emocional y social. Solos, mi novia y yo, tratamos de compensar nuestras lógicas necesidades de pertenencia entre los dos.

La semilla de la duda

La expulsión de los testigos de Jehová resultó después en un gran beneficio pues mi espíritu inquisitivo no había muerto. Me dediqué a leer y leer decenas de libros y revistas antiguas de los TJ, incluidos libros de 100 años de antigüedad pues cualquiera literatura diferente a la publicada por la secta estaba prohibida. Así pues, ya sin la restricción vigilante de los ancianos y los “hermanos”, empecé a leer de todo lo que caía en mis manos incluidos sitios web “prohibidos” de ex testigos de Jehová.
En textos antiguos de los testigos de Jehová es posible
encontrar muchas predicciones fallidas relacionadas con el fin del mundo.
El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová prohíbe a
sus fieles leer fuentes que no sean las de ellos. De esta manera muchos
testigos no conocen la historia de su denominación. 
Cuando era testigo de Jehová escuché de algunas incongruencias en la doctrina, pero nunca las examiné escepticamente. Ya libré de la religión empecé a examinar estas críticas en páginas de ex-testigos de Jehová y empecé a ver la otra cara de la moneda. Leí y leí hasta que perdí la fe en que los TJ eran los poseedores de la verdad revelada de dios y eran otra secta más de las cientos entre los cristianos que aunque tenían cosas loables y admirables no necesariamente representaban al verdadero dios.
Así que empecé de nuevo a buscar ese dios elusivo que le diera sentido a mi vida y esa religión que lo representara, pero llegué a la conclusión que no había una religión que lo mostrará de verdad como debería ser. Así que descubrí que algunos personajes de la ciencia y de la literatura habían sido deístas, justo el término que explicaba mi creencia en un dios creador pero no en ninguna religión.

Pero seguí leyendo y leyendo y viviendo mi vida sin dios, sin orarle y aún en una depresión terrible debido a mi separación con mi esposa.

Intenté regresar pero mi mente no podía concebir y olvidar lo que sabía sobre los TJs y cada vez mi duda sobre la existencia de un creador se perdía entre mis lecturas sobre la evolución, cosmología, astrofísica y algo de filosofía.

Entonces justo antes de viajar a Londres a estudiar mi MBA ya me consideraba agnóstico o casi ateo como me presentaba ante la gente cuando preguntaba sobre mi posición religiosa.

En mi mente solo la improbabilidad de que todos los eventos desde el Big Bang, la formación de las primeras partículas subatómicas, el átomo como tal, luego las estrellas, los sistemas planetarios, la Tierra y la vida compleja en la tierra como resultado del azar incluyendo las leyes de la física con las proporciones exactas para que el universo y la vida y por ende los humanos llegaran a existir eran tan remotas que parecía más plausible la posibilidad de un creador inteligente quizás solo una causa primigenia y ya.

Pero luego leí sobre el multiverso y toda duda cayó. Pues si existe la posibilidad de vivir en un multiverso con millones de universos con muchas posibles configuraciones de las leyes que los rigen, entonces las probabilidades de que surgieran configuraciones similares a la de nuestro universo particular, en el que es posible la vida y los seres inteligentes, como los humanos, no era una remota posibilidad matemática, sino una opción incluso abundante.

Además de ello, ahora miles de planetas se están descubriendo en nuestro vecindario astronómico que aumentan exponencialmente la probabilidad de que los factores para que la materia inerte se convirtiera en vida y esta vida evolucione hasta vida inteligente, sean ya no simplemente una posibilidad despreciable, sino quizás algo más común de lo esperado y por ende que el dios de los huecos ya no era necesario.

Así en mi mente entando en Londres estudiando mi maestría en administración de negocios, la conclusión fue: No existe o no es necesario dios para explicar el universo y la vida.

¿Que haría ahora? Ya vivía mi vida sin las ataduras morales o imposiciones de la religión, pero aun ese adolescente inquisitivo respecto al propósito de la vida y tener algo significativo que motivara mi existencia seguía allí en espera de llenarse aunque ya las respuestas absolutas no fueran necesarias

Y claro el sentimiento de pertenencia a una comunidad que viví entre los Tjs era algo que extrañaba.

Estaba tratando de disfrutar mi vida en Londres viviendo con cinco chicos cada uno de diferente religión, un musulmán, dos cristianos de diferentes denominaciones, un hinduista y un zoroastrista, y sin embargo a pesar de ser ateo, la pasábamos de maravilla y la religión o no religión nunca fue un problema. De hecho, nunca hablamos del asunto.

Veía en las calles la cantidad de diversas culturas y por ende religiones y cada cual en lo suyo a excepción de algunos predicadores callejeros que pocos tomaban en serio, y me pensaba, que interesante ejemplo de tolerancia y cultura sin necesidad de adoctrinamiento como el que recibí en los TJs . Y un día cualquiera en el Underground (como se llama al metro en Londres) vi un artículo sobre una “iglesia atea”. Me pareció una contradicción y al mismo algo que quería conocer una mezcla entre escepticismo y atracción extraña.

Su nombre de “iglesia atea” la habían puesto realmente los medios de comunicación pues en realidad ellos mismos se identificaban como asambleas de domingo o Sunday Assembly en ingles.

Cuando fui por primera vez un hombre alto blanco y barbudo con lentes casi como un “Jesús" o hippie moderno hacia reír a los concurrentes (unos 400) en un auditorio de las sociedad de humanistas de Londres. Él era Sanderson Jones, uno de los fundadores, y durante el “show” cantamos al estilo karaoke acompañados de músicos y coro en vivo, canciones de pop y rock como We are the champions de Queen y Roar de Lady Gaga. No recuerdo la conferencia de 20 minutos de algún invitado, pero evidentemente no se trataba de nada de ateos enfurecidos vociferando contra la religión, ni tampoco una iglesia adorando a un pastor y dándole dinero. Solo un grupo de personas divirtiéndose juntas, compartiendo sobre un tema de interés y cantando y creando relaciones sociales, amistades y compartiendo al final te, galletas y quienes quisimos, además tomar y comer algo en un bar cercano.

Una fotografía con asistentes a las Asambleas de domingo en Londrés.
La prensa llamó a estas reuniones "Iglesia atea".

La verdad me gustó el concepto y leí más sobre sus principios, entre ellos: 
• Disfrutar más de la vida pues es la única que tenemos absoluta certeza que existe 
• Ayudar más frecuentemente a otros. 
• Maravillarse mas. 
• Ser radicalmente inclusivos. 
• Buscar formas de mejorar nuestra vida y la de otros para que disfruten de ella más y mejor. 
Así que empecé a asistir a las reuniones que se celebraban cada 15 días los domingos a las 11:00 a.m. Y todo me encantó, al ambiente de amabilidad de receptividad, el deseo de los involucrados porque te integraras aun a pesar del clásico estilo distante de los ingleses. La música, la energía que se respiraba y lo mejor saber que no estabas vigilado que eras libre de ir o no. No habían reglas tontas que seguir más allá de las lógicas para una reunión cualquiera y el trato con otro ser humano. Sentí que el grupo llenaba las necesidades de comunidad que tenemos todos los seres humanos al haber evolucionado como grupos comunitarios de cazadores y recolectores y tuve la oportunidad incluso de ser parte del comité que decidiría que se haría con el dinero de súper avit que después de año y medio por fin conseguían.
Así que decidí que este concepto tan interesante lo quería traer a Colombia cuando terminara mi maestría. Averigüe cómo funcionaba el asunto y pues les comenté mi deseo a lo cual estuvieron dichosos pues si se lograba sería el primer grupo de habla hispana y el primero en Latinoamérica.

Así que lleno de ilusiones llegue a Colombia a buscar quienes compartieran mi entusiasmo por una idea que yo veía genial y no le veía nada malo. Pero me estrellé con una realidad de sarcasmos y crítica mordaz que no esperaba. Ateos tipo "Yisus es un loquillo" u otros que solo critican han sido frecuentes en mi interacción en redes sociales.

Actualmente deseo participar en iniciativas que permitan defender el Estado Laico en Colombia. En este 2015 asistí junto con un grupo de ateos bogotanos a mi primera marcha de orgullo gay donde estos recalcaron la necesidad de desterrar los argumentos religiosos de los asuntos LGBTI (Soy heterosexual pero deseo que todos tengamos los mismos derechos). En esa oportunidad conocía a a varios compañeros deseosos de defender el estado laico. También he interactuado con otras personas interesadas en impulsar el Pastafarismo en Colombia. Hay ya una propuesta, en la que participo de organizar "La iglesia del Monstruo del Spagueti Volador" como otro medio formal para hacer reflexionar sobre la necesidad de separar el Estado de la religión.

Espero ahora poder aportar a crear comunidad con otros ateos, quizá formar nuestro capítulo de Sunday Assembly, que creemos comunidad, nos ayudemos y ayudemos a otros y disfrutemos más de esta vida que es la única que tenemos.

Otros artículos relacionados:

Los Testigos de Jehová y sus profecías fallidas
¿Es científica la teoría de la evolución? Respondiendo a la revista ¡Despertad! de los testigos de Jehová
Verdades a medias y mentiras descaradas de los Testigos de Jehová sobre el registro fósil
Jueves, 6 de Agosto de 2015

Nuevas ONG por la defensa de la razón y el laicismo en Latinoamérica

Durante los últimos meses han nacido nuevas organizaciones no gubernamentales que buscan velar por la separación entre Estado e iglesias, así como la promoción del pensamiento crítico.



Guatemala

Ya con un año de existencia la Asociación Guatemalteca de Humanistas Seculares (AGHS) se ha constituido en un espacio para hablar sobre humanismo y laicismos en un país donde la mayoría es religiosa y el cristianismo evangélico se encuentra en auge.

La  AGHS define su actuar de la siguiente manera: "Luchamos por la creación de una sociedad progresista e incluyente en donde vivir sin la guía de un dios o de creencias religiosas sea una forma de vida aceptada y respetada. Defendemos la libertad de expresión y de conciencia, el libre pensamiento y la libre investigación, la separación entre Iglesia y Estado, así como el derecho de cada persona a perseguir su propio estilo de vida. Esto lo hacemos a través de actividades de divulgación, creando vínculos con la creciente comunidad de personas sin una fe religiosa tradicional y estimulando al constante avance y renovación de la cosmovisión Humanista."

La importancia de una ONG que vele por el laicismo en Guatemala se hizo evidente a principios de 2015 cuando el diputado Marvin Osorio propuso, junto con pastores evangélicos de Tegucigalpa,
una ley al Congreso para hacer  obligatoria la lectura de la Biblia en nivel preprimario, primario, básico y diversificado en escuelas públicas, privadas y por cooperativa.

Frente a esta obvia violación al laicismo la AGHS ha manifestado su desacuerdo, e incluso asistió al Congreso donde fue recibida con rechazo por un auditorio dominado por pastores evangélicos que incluso les espetaron "Satanás".



Honduras

La Asociación de Librepensamiento de Honduras nació también ante la violación de la separación entre Estado e Iglesias. "La ALH afirma que la laicidad y la aconfesionalidad son principios indisociables de la democracia". declararon los organizadores.  Esta entidad también se constituyó en el 2014.


Colombia

Esta nación sudamericana ha visto la formación de organizaciones locales que trabajan en sus respectivas ciudades, aunque mantienen comunicación sobre los problemas de laicismo que los afecta a nivel nacional. Uno de los catalizadores para la formación de diferentes grupos fue el ascenso al poder disciplinario de Alejandro Ordoñez Maldonado, católico ultra conservador, de la orden Lefebvrista (que ha negado el holocausto) y que se ha dedicado a hacer de la Procuraduría General de la Nación en una auténtica inquisición, que no castiga la violación del laicismo de los funcionarios públicos y que trabaja arduamente para impedir el reconocimiento de derechos a la población LGBTI, el acceso al contraconceptivo de emergencia Misoprostol, el aborto en las tres excepciones de ley,la eutanasia e incluso contra la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Paisas por el laicismo en Antioquia. En el 2015 vio
su nacimiento la Asociación de Librepensadores,
agnósticos y ateos de Antioquia.
La ONG que más recientemente se ha unido a la lucha por el laicismo es la Asociación de Librepensadores, agnósticos y ateos de Antioquia, con sede en la ciudad de Medellín. Su presencia y acción se hacía importante en la segunda ciudad en tamaño en Colombia. Los activistas ya han realizado diferentes charlas públicas, e incluso han participado en la televisión local.

En la capital colombiana hicieron su aparición en el año 2015 dos entidades independientes que buscan trabajar por el laicismo. Una de ellas la Corporación Bogotana para el Avance para la Razón y el Laicismo se formó en marzo y al mes siguiente presentaba su primera demanda. En este caso contra el proyecto de acuerdo del Concejo de Bogotá que institucionalizó el festival Bogotá Góspel, el cual es un evento de música evangélica. La otra entidad es la Asociación de ateos de Bogotá que nació en mayo de este año.

"Me molesta ver como se viola el laicismo y a la gente le parece que eso está bien" dijo a este blog Arturo Vargas de la nueva asociación bogotana. "Encontré en Gelman Jímenez, un amigo en el que podía empezar a trabajar por ello y decidimos mandarnos al ruedo independientemente".
Las anteriores entidades han venido por caminos separados a cubrir el "nicho ecológico" de activismo tras la disolución de la Asociación de ateos y agnósticos de Bogotá la cual dejó de operar en el año 2014.

Alexander Ríos, Representante de la Asociación de Ateos
de Pereira y Jhonatan Sandoval, líder de La Corriente de Intelectuales
del eje cafetero'. Foto Periódico de la Tarde
Por otra parte, cabe resaltar también el trabajo de la Asociación de ateos de Pereira en donde han denunciado las presiones de funcionarios públicos a asistir a misas, procesiones e incluso a donar dineros para la denominada semana santa. En este año llegaron incluso a proponer la idea de informar sobre ateísmo en los colegios públicos frente al exclusivismo del catolicismo en muchos colegios públicos.

Deseamos a todas las diferentes entidades éxitos en sus labores por promover la separación entre Estado e Iglesias, así como el razonamiento crítico.



Convención en Puerto Rico

Además de los casos ya mencionados es importante comentar que entre el 21 y el 23 de agosto de este año se realizará en Puerto Rico la primera convención de American Atheists, la cual se realizará simultáneamente en inglés y castellano. La ONG anfitriona es "Humanistas Seculares de Puerto Rico".
Jueves, 9 de Abril de 2015

Los fenómenos “Yisus es un loquillo” y el de ” Búsqueda del verdadero ateo”

Las redes sociales han generado cambios en la forma de conocer personas, de conocer las noticias, y de reaccionar socialmente. Hoy en día la indignación ciudadana hacía sus gobernantes e instituciones se evidencia por la acción en las redes.

Estas relaciones han contribuido a generar un fenómeno que algunos han llamado el de "Ese Yisus es un loquillo", que muestra simplemente un cambio cultural, y que algunas personas usan para defender ideas ajenas al ateísmo, o para presentarse como ateos cuando realmente no lo son.

He aquí dos consideraciones importantes de lo que en mi parecer está detrás del fenómeno.

1. Hay un crecimiento de la indignación hacía las religiones organizadas.

La velocidad de la información actual (ya no hay que esperar a llegar a ver el noticiero a la casa) ha permitido saber muchos casos de escándalos de la Iglesia. Pederastia y abuso de menores, pastores que se enriquecen con los diezmos y ofrendas (la teología de la prosperidad), el fuerte énfasis en la moral sexual cristiana, entre otros, ha generado una indignación en la ciudadanía que termina expresándose en otra novedad llegada con la Internet, la elaboración de memes. 

Por si solo el fenómeno "Yisus es un loquillo" solo muestra una faceta más de las reacciones ciudadanas frente a las problemáticas sociales.

2. Desacralización de las figuras religiosas

Nuestros abuelos jamás habrían podido haber hecho un chiste sobre Jesús, o la virginidad de María sin haber recibido una fuerte sanción social. Hoy en día hacer un chiste con personajes religiosos es algo común y la creación de memes está al alcance de cualquier persona. Ya no se requiere ser un caricaturista. Obviamente, los religiosos lo ven como blasfemia y provocación. Quizás muchas de las personas que hacen los memes buscan provocar, otras solo hacer humor, y en otros ambas. Hay que recordar que permitir la prohibición de la "blasfemia" es contrario a la libertad de opinión y de expresión.

Malentendidos

Hay algunos malentendidos alrededor de este fenómeno que son cometidos tanto por ateos y creyentes. Algunos de estos son:

1. Ateísmo es lo mismo que "Yisus es un loquillo"

El ateísmo es simplemente la no creencia en seres sobrenaturales, sea Yavhé o Quetzacoatl. Esto no implica siquiera hacer pública la crítica de las religiones. De hecho muchos ateos en países musulmanes viven su ateísmo en secreto. Muchos religiosos al ver una explosión de memes satirícos sobre Jesús, la Virgen María, o el Papa, creen que esto es todo lo que el ateísmo tiene por argumentar, y eso es un error. Bien les serviría revisar los escritos de Madalyn Murray O'Hair, Michael Onfray, Christopher Hitchens, Richard Dawkins, Piergiorgio Odiffredi, Sam Harris, Daniel Dennet, el colombiano Juan Vélez y muchos más.

Pero lo peor no es que los creyentes caigan en este error, sino que sean muchos adolescentes y jovenes, amigos de los memes que crean esto. Perfectamente hay miles de jóvenes que se creen ateos solo por ser críticos de la religión organizada. Muchos de ellos confunden ser anticlericales con ser ateos.

Este último grupo puede perfectamente volver a ser creyente en un futuro, sino logra crecer argumentativamente. Existen fenómenos neurológicos, como las experiencias cercanas a la muerte, la epilepsia de lóbulo temporal y otras, que simular perfectamente encuentros con dios, ángeles, tuneles de luz, etc.  Si una persona de estas vive una experiencia de estas, o la tiene alguien muy cercana, sin duda puede pasar a ser un creyente fervoroso. En su testimonio dirá que pasó de ateo a converso. Cuando es muy probable que su presunto ateísmo, era tan solo indignación con la religión organizada, pero sin haber elaborado argumentos contra el teísmo.

También muchos ignoran que el éxito de las religiones organizadas está en decir lo que la gente quiere oír. Casos como el homofóbico pastor chileno Javier Soto, son especiales, aunque son escasos. En realidad la mayor parte de ministerios juegan con las necesidades humanas más importantes y básicas: aceptación y sensación de ser cuidados. Algo que tenemos por evolución como mamíferos que cuidan a sus cría y como primates ya que somos sociales, y muy dependientes de las interacciones sociales, en nuestra especie.

Un chico que crea que el ateísmo es solo publicar memes antirreligiosos, lo que denomino el fenómeno "Yisus es un loquillo", puede quizás, frente a una necesidad emocional muy fuerte, hacerse creyente. Note los mensajes, por ejemplo, de los pastores Patricia y Ricardo Rodríguez de la Iglesia Avivamiento en sus redes sociales. Todas apuntan a necesidades afectivas y anuncian que todo estará mejor. En una situación de duelo, enfermedad grave, o una fuerte crisis de salud muchas personas encuentran refugio en la religión. La crítica de las religiones organizadas pasa a un segundo plano, y aquí se tienen otros casos de "ateos que se hicieron creyentes".  Las conversiones no necesariamente sean a una iglesia pentecostal, pero puede ser a creencias New Age o relacionada con pseudoterapias psicológicas o al animismo o una forma relajada de teísmo.


2. Los chicos del "Yisus es un loquillo" no mejoraran su argumentación nunca.

Este es otro error relacionado con el fenómeno. Lo presentan algunos ateos que han tenido una formación académica suficiente. Estos últimos olvidan que en su juventud quizás no eran excelentes razonadores, o en el caso de los ateos que provienen de creencias religiosas fuertes, como ex-sacerdotes o personas criadas en iglesias fundamentalistas bíblicas, su primera reacción fue en muchos casos, de profunda molestia  con la religión y los clérigos religiosos. 

Las personas cambiamos nuestra manera de pensar a medida que nuevas ideas, lecturas, vivencias se cruzan en nuestra vida. Algunos jóvenes expresan su rebeldía en el fenómeno "Yisus es un loquillo", pero eso no significa que es todo lo que puedan dar. En lugar de criticarlos, lo ideal sería motivarles a leer y crecer intelectualmente. En países con indices de lectura tan bajos como los nuestros (ver imagen) se hace necesario más libros y menos memes.

Otro fenómeno: "Búsqueda del verdadero ateo"

Otro fenómeno observado en las redes es que muchas personas quieren establecer que es, hace o cree un "verdadero ateo". Sospecho que es una herencia cultural de la idea del "verdadero cristiano", en la que se añadían al listado de creencias un patrón de comportamientos y actitudes.  Algunas personas recién llegadas a grupos ateos virtuales, creen que un verdadero ateo es comunista o anarcocapitalista, feminista, vegetariano, vegano, activista LGBTI, activista pro laicidad, de izquierdas, animalista (o mascotista), antirracista, ambientalista, activista político o por el contrario anarquista, y un largo etcétera. Pues no. Un verdadero ateo no acepta como reales -solo como ideas- a Alá, Bachué, Quetzacoatl, los ángeles y a Horus. Un falso ateo no creerá en Ganesha pero si en Yoruba, o que se yo. Querer extender el significado de "ateo" a otras causas sociales o políticas es erróneo. 

Perfectamente pueden existir ateos de derechas o de izquierdas, incluso hay ateos que aplican el razonamiento crítico a la religión, pero no en todos los campos, razón por la que pueda creer en otras ideas irracionales como que nos visitan alienígenas, o creen en la homeopatía, en "energías sobrenaturales", sanación con cuarzos, etc. Por lo tanto, se puede hablar de ateos con razonamiento crítico total o parcial. 

El activista ateo o el ateo político es aquel que desea una disminución o la eliminación de la religión en la sociedad. Su postura es política porque quiere un cambio en la sociedad. Pero esto tampoco puede ser motivo de ser llamado "verdadero ateo". 

(Recomiendo una entrada del blog De-Avanzada: ¿Cuáles 'ateos por moda'?)

Otro fenómeno: "Chauvinismo ateo"

No son pocos los ateos o críticos de la religión que consideran que ser ateo ya los hace de por si inmunes a cualquier idea irracional. Muchos consideran que los ateos son más inteligentes que los creyentes o que una idea dada por un creyente, en un campo no relacionado con la religión, es de entrada erróneo por provenir de un religioso. Los ateos no están exentos de cometer falacias (errores de razonamiento). La confianza excesiva y una falta de conocimiento sobre la lógica, la argumentación y los fenómenos psicosociales relacionados con las creencias, hacen pasar malas jugadas.

¿Qué hacer?

Como para casi todos los males sociales, si no todos, la solución pasa por la educación. Hacer memes irreverentes no es malo, de hecho son muy divertidos, pero pretender que eso es todo el ateísmo no es saludable ni para la sociedad ni para el ateísmo.

Es necesario aumentar la lectura, conocer la argumentación ateísta, la historia de las religiones y el razonamiento crítico.  Afortunadamente el acceso a buen material bibliográfico en castellano es cada vez más fácil. (Ah, y por enésima vez Zeitgeist: The movie de Peter Joseph no son los cimientos del ateísmo, ni siquiera de una buena crítica al origen del cristianismo!).

Un esfuerzo más amplio, complementario e integral incluiría conocer el conocimiento de los actos del habla, los fenómenos psicosociales en la argumentación, los tipos de falacias y los sesgos cognitivos. Un trabajo que toma mucho tiempo y esfuerzo, pero, que sin duda vale la pena.

Más lectura de libros que de memes, es el primer paso a la formación de nuevas generaciones de ateos con razonamiento crítico.


Pdta: Desde hace pocos años la Universidad Nacional de Colombia ha venido presentando el curso libre "Razonamiento crítico, psicología social y lógica informal" Un avance positivo en medio del mar de religiones y pseudociencias. 
Martes, 24 de Marzo de 2015

Sobre la respetabilidad de todas las ideas


Esta viñeta aborda la premisa que todas las ideas son igual de respetables.
Esperamos sea de su agrado,

Lunes, 26 de Enero de 2015

¿Desaparecerá alguna vez la religión?

El aumento del ateísmo en el mundo llevó a Rachel Nuwer a consultar con expertos en sociología y psicología sobre el futuro de las religiones.


El ateísmo está en alza en todo el mundo. ¿Significa esto que la espiritualidad pasará pronto a ser algo del pasado?

"Hay muchos más ateos en la actualidad que nunca antes, tanto en números absolutos como en porcentaje sobre el total de la Humanidad", explica Phil Zuckerman, profesor de Sociología y Estudios Seculares en el Pitzer College, Estados Unidos.

Lee también: Los países en que ser ateo está castigado con la muerte

Según una encuesta internacional de Gallup realizada entre más de 50.000 personas de 57 países, el número de personas que se consideran religiosas descendió del 77% al 68% entre 2005 y 2011.

El número de quienes que se consideran a sí mismas ateos aumentó un 3%, hasta representar el 13% del total.

A pesar de que quienes declaran que no creen en ningún dios ciertamente no son la mayoría, ¿será que esta tendencia es un pronóstico de que la fe en una divinidad en el futuro pasará a ser algo del pasado?

Es imposible predecirlo pero al examinar lo que sabemos de la religión podemos encontrar pistas de lo que puede pasar.

Parte del atractivo de una fe es que ofrece seguridad en un mundo incierto, de manera que no es sorprendente que las naciones con mayores índices de ateísmo tienden a ser aquellas que proveen a sus ciudadanos con una estabilidad económica, existencial y política relativamente alta.

Japón, Reino Unido, Canadá, Corea del Sur, Holanda, República Checa, Estonia, Alemania, Francia y Uruguay son países en los que la religión era muy importante hace apenas un siglo, pero en los que en la actualidad las tasas de creyentes se sitúan entre las más bajas del mundo.

Iglesia convertida en biblioteca en Sevilla, España.
En muchos países europeos el avance del agnosticismo
y el ateísmo están dejando desocupadas las iglesias.
En todos estos países hay sistemas educativos y de seguridad social fuertes, baja desigualdad social y sus ciudadanos son relativamente ricos.

"La gente tiene menos miedo de lo que pueda pasar", dice Quentin Atkinson, psicólogo de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda.

No obstante, el descenso del número de personas creyentes se produce incluso en países que son todavía muy religiosos, como Brasil, Jamaica o Irlanda.

"Pocas sociedades son hoy en día más religiosas de lo que eran hace 40 o 50 años" dice Zuckerman.

Naturaleza y sobrenatural


Evangélicos chilenos rezando tras terremoto en Tacna.
Los desastres naturales han llevado al ser humano a
refugiarse en entes sobrenaturales sin importarle
la realidad de su existencia.
El descenso en creyentes, sin embargo, no significa la desaparición de las religiones, explica Ara Norenzatan, psicóloga social en la Universidad de British Columbia, en Canadá, y autora de "Big Gods".

La seguridad existencial es más falible de lo que a veces parece. De repente, todo puede cambiar: un accidente puede matar a un ser querido; un huracán puede destruir un pueblo; un doctor puede darnos un diagnóstico fatal.

Los estragos del cambio climático que se esperan para los próximos años, así como la escasez de recursos naturales y el sufrimiento que todo esto puede generar, podría potenciar la religiosidad.

"Por alguna razón, la religión parece darle significado al sufrimiento, más que cualquier ideal o creencia secular que conozcamos", dice Norenzayan.

Ese fenómeno de religiosidad repentina se ha observado en casos como el terremoto de Christchurch, Nueva Zelanda, en 2011: en ese lugar hubo un alza en la fe, mientras que el resto del país se mantuvo tan incrédulo como de costumbre.

Cuando haya paz en el mundo

Sin embargo, incluso si los problemas del mundo se solventaran de forma milagrosa, y todos viviéramos vidas pacíficas en igualdad, la religión probablemente sobreviviría.

Esto se debe a que parece haber un espacio con la forma de un dios en la neuropsicología humana, resultado de una peculiaridad en nuestra evolución.

Para entenderlo hay que conocer la teoría del "proceso dual", que describe dos formas básicas de pensamiento, conocidas como el Sistema 1 y el Sistema 2.

El Sistema 2 evolucionó hace relativamente poco. Es la voz en nuestra cabeza, el narrador que parece no callarse nunca, que nos permite planificar y pensar de forma lógica.

El Sistema 1 es intuitivo, instintivo y automático. Estas capacidades se desarrollan en los humanos independientemente de dónde hayan nacido. Son mecanismos de supervivencia.

Niños de padres mormones con el presidente del mormonismo Gordon B. Hinckley.
El sistema 1 interno lleva a los seres humanos desde su infancia
 a ser proclives a creencias irracionales.
Este sistema nos proporciona, por ejemplo, una repulsión innata a la carne podrida, nos permite hablar nuestra lengua materna sin pensarlo mucho y le da a los bebés la capacidad de reconocer a sus padres y distinguir entre objetos con o sin vida.

Además, hace que tengamos una tendencia a buscar patrones para entender mejor el mundo, y a encontrar un significado a sucesos aparentemente arbitrarios, como los desastres naturales y la muerte de seres queridos.

Y, según algunos investigadores, es el que abrió el camino para que las religiones evolucionaran y se perpetuaran.

El Sistema 1 nos lleva a ver las cosas de forma dual, de forma que nos cuesta ver a nuestro cuerpo y nuestra mente como una única unidad.

Esta tendencia nace muy temprano: los niños de todas las culturas se inclinan a creer que tienen un alma inmortal: que su esencia o personalidad existió en algún lugar antes de su nacimiento y continuará existiendo por siempre.

Y esta disposición se asimila fácilmente con muchas de las religiones existentes, o -con algo de creatividad- se presta para construir nuevas.

Píldora difícil de tragar

Por todas estas razones, los investigadores creen que la religión es un "producto secundario de nuestra disposición cognitiva", explica Robert McCauley, director del Centro de la Mente, el Cerebro y la Cultura de la Universidad de Emory, en EE.UU., y autor de "Por qué la religión es natural y la ciencia no".

"La ciencia es cognoctivamente antinatural, y es difícil. La religión, en cambio, es algo que casi no tenemos ni que aprender pues ya lo sabemos".

"Hay evidencia de que el pensamiento religioso obedece a la ley del menor esfuerzo;
se tendría que cambiar fundamentalmente algo en la humanidad para deshacerse de la religión".

Robert McCauley, director del Centro de la Mente, el Cerebro y
la Cultura de la Universidad de Emory, en EE.UU.,
"Hay evidencia de que el pensamiento religioso obedece a la ley del menor esfuerzo; se tendría que cambiar fundamentalmente algo en la humanidad para deshacerse de la religión".

En contraste, la ciencia -el sistema preferido de muchos ateos y no creyentes para intentar entender el mundo natural- trata de corregir los sesgos del Sistema 1, dice McCauley. Pero, agrega, es una píldora difícil de tragar.

Debemos aceptar, por ejemplo, que la Tierra gira, así no lo sintamos, aún viviendo en ella; debemos adoptar la idea de que la evolución es completamente indiferente y que no hay ningún propósito o plan para el Universo, así nuestra intuición nos diga lo contrario.

Tampoco nos queda fácil admitir que nos equivocamos y aceptar que la verdad como la comprendemos constantemente está cambiando a medida que surgen nuevas pruebas empíricas, y todo eso es imprecindible para la ciencia.

Fantasmas y deportes

Curiosamente, muchos en todo el mundo que dicen no creer en un dios muestran tendencias supersticiosas, como la creencia en los fantasmas, el karma, la telepatía o la reencarnación.

Además, los no creyentes a menudo dependen de cosas que pueden ser interpretadas como sustitutos de la religión -equipos de deportes, yoga, instituciones profesionales, la Madre Naturaleza, etc.- como guías de sus valores.

"Parecería como si tuvieramos un espacio conceptual para el pensamiento religioso que si no se llena con una religión, brota de maneras sorprendentes", concluye Barrett.

La religión, además, promueve la cohesión grupal y la cooperación. La amenaza de uno o varios dioses poderosos que vigilan que nadie se salga de lo establecido seguramente ayudó a mantener el orden en las sociedades.

"Si todo el mundo cree que el castigo es real, esto puede ser funcional para los grupos" dice Atkinson.

Cuestión de números
Muchas personas piensan que con el aumento de la ciencia
 la religión desaparecerá. Los expertos no están de acuerdo.
Una razón es que las personas
religiosas suelen tener más descendencia que las
personas ateas o agnósticas.
En la imagen, un grupo de niños criados en el islam en Medio Oriente.

Finalmente, las matemáticas también están del lado de la permanencia de la religión: las personas religiosas tienden a tener más hijos que las que no lo son.

Si consideramos que los hijos suelen seguir a sus padres en estos aspectos, un mundo totalmente secularizado parece una posibilidad aún menos factible.

Por todas estas razones psicológicas, neurológicas, históricas, culturales y lógicas, los expertos creen que la religión nunca desaparecerá. La religión, así sea mediante el miedo o el amor, es muy exitosa a la hora de perpetuarse.

E incluso si perdemos de vista a los dioses cristianos, musulmanes e hindúes, es muy probable que prevalezcan las supersticiones y el espiritualismo.

Cuando enfrentemos una guerra nuclear o el choque inminente con un cometa, los dioses aparecerán.

¿Y usted qué opina?
Jueves, 8 de Enero de 2015

Pastor adventista se vuelve ateo

A principios de 2014, el pastor Ryan Bell, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en California, anunció que iba a vivir un año como ateo y que escribiría un blog para contar su experiencia.

Bell era un ministro ordenado había pastoreado iglesias durante 19 años hasta que recientemente se convirtió en profesor en dos universidades cristianas y luego proporcionó asesoramiento a las iglesias. En marzo de 2013 se le pidió que renunciara a ser pastor por empezar a cuestionar doctrinas de la iglesia. Bell era visto como muy liberal. De hecho consideró siendo pastor que no debería excluirse a las personas gays y lesbianas. 

Bell, después de tener dudas y de verse amenazado de perder su trabajo dijo que quería saber cómo “vivir sin orar, sin leer la Biblia o simplemente sin pensar en Dios”. Después de este anuncio, la universidad adventista lo despidió. La ayuda vino de los ateos. Una campaña fue creada por los movimientos humanistas para ayudar a Bell a sostenerse, recaudando unos 27 mil dólares. Ahora está trabajando en el PATH, una organización no gubernamental dedicada a alimentar y ayudar a las personas sin hogar.

En una entrevista con NPR, una radio con gran audiencia estadounidense. afirmó: “Yo no creo que Dios existe. Creo que tiene más sentido las evidencia que tengo y mi experiencia”.


“Es una expresión de una parte de mí que no ha cambiado. Sigo siendo la misma persona, en el fondo que era antes. Me preocupo por la justicia y la igualdad, y quiero ver la igualdad de oportunidades en nuestra sociedad”, dijo.

Reconoce que el ateísmo es “un ajuste extraño”, y que tiene dificultad para caminar con sus antiguos amigos cristianos. “Antes yo quería una relación más estrecha con Dios, y ahora sólo quiero una relación más estrecha con la realidad”, dijo.

El caso de Ryan Bell recuerda el de Dan Barker, otro ateo que fue antes un pastor.
(Para conocer más del expastor adventista: Su facebook - Su blog )

Por otra parte, el instituto Gallup Internacional realizó una entrevista en 57 países en relación con las creencias religiosas y se encontró que el número de ateos aumentó de 3% a 13% entre el 2005 y el 2011.

En una entrevista con la BBC, Phil Zuckerman quien es profesor de sociología y estudios seculares de Pitzer College (California – EE.UU.), dijo que el crecimiento de los ateos es visible en todo el mundo. “Hay más ateos en el mundo actual que nunca, tanto en números absolutos como en porcentaje de humanidad”.

Uno de los principales factores de este crecimiento fue la estabilidad económica y política de algunos países europeos donde el secularismo ha avanzado hasta el punto de rebasar el número de religiosos.

Países como Canadá, Japón, Gran Bretaña, Holanda, Alemania, Francia, República Checa y Uruguay tienen los menores índices de creencia religiosa en el mundo, mientras que Estados Unidos ya tiene el 2,4% de su población compuesta por ateos.

Enlaces relacionados en SinDioses sobre adventismo, ex adventistas ahora ateos y Dan Barker:

- La segunda venida de Cristo: El gran engaño
Elena G. de White y los adventistas del séptimo día
- ¿Cómo puede ser moral un ateo? - Por Dan Barker, expastor, ahora activista ateo.
Elena G. de White profetizó el 11 de septiembre. Una respuesta en nuestra sección "Cartas de la Edad media".
Lunes, 22 de Diciembre de 2014

El Dios que nunca estuvo allí

Ya que las navidades están encima vamos a aprovechar para pensar de forma crítica sobre la religión en las que están basadas, es decir, el cristianismo. Ya sabemos que las fiestas de las navidades tienen influencias paganas como las antiguas saturnalias, pero hoy en día, estas fechas son reivindicadas por la religión cristiana, porque según sus mitos es cuando nace su Dios. Para dar un vistazo crítico a la religión cristiana(sí, ya sé que hay distintas versiones como católica, protestante...), os propongo que veáis el documental independiente "The God Who Wasn't There", dirigido por Brian Flemming. Vosotros juzgaréis hasta que punto las criticas del documental son acertadas o no. Sin más dilación os dejo con el mismo:

Jueves, 30 de Octubre de 2014

El mal, "el mejor mundo posible" y la inexistencia de Dios

El argumento del mal es posiblemente uno de los argumentos más poderosos contra la existencia de Dios, entendiendo por Dios un ser que es omnisciente, omnipotente y, perdónenme el palabro, omnibenevolente.

El problema surge al intentar conciliar la existencia de mal en el mundo con la existencia de un Dios que tiene esas características. Obviamente, si se está dispuesto a aceptar que Dios no tiene alguna de esas tres características, entonces, el problema es perfectamente resoluble, no obstante, no parece que muchos teólogos estén dispuesto a hacerlo, y resulta difícil pensar que Dios no tenga esos atributos.

Podemos plantear el argumento del mal, en forma de premisas y conclusión de la siguiente forma:

Premisa 1: Suceden cosas terribles
Premisa 2: Si hubiera un Dios, omnisciente, omnipotente y omnibenevolente, entonces no sucederían cosas terribles.
_______________________________________________________________________
Conclusión: No hay un Dios omnisciente, omnipotente y omnibenevolente.

Uno de los intentos de respuesta a este argumento que pretende resolver el problema sin tener que renunciar a un Dios con esos atributos es el argumento de “No existe el mejor mundo posible”, veamos en que consiste esa respuesta.

Es posible que Dios, a pesar de tener esos atributos, se encuentre en una situación, ciertamente complicada y similar a la siguiente:

Imagina que te hago la siguiente oferta: “elige un número. El número que elijas es el número de días que vas a pasar en el cielo, un cielo a tu gusto, donde vas a ser feliz, a disfrutar como nunca lo has hecho, etc.” No sé que número elejirías ¿1.000? ¿1.000.000? ¿10100? Si nos fijamos, se elija el número que se elija siempre podremos criticar esa decisión porque siempre se puede elegir un número mayor, ¿por qué no elegiste 10100+1? Probablemente coincidimos en que esa crítica no es muy justa.

Quizás la situación de Dios a la hora de crear el mundo es la misma. No importa el mundo que elija crear. Escoja el que escoja siempre podríamos recriminarle porqué no hizo un mundo un poco mejor. Si no existe el mejor mundo posible, entonces, creara el mundo que creara, siempre existiría un mundo mejor, por lo tanto no podemos refutar la existencia de Dios mediante el problema del mal, dado que cualquier posible mundo tendrá algo de mal en él, ya que no existe el mejor mundo posible.

Críticas a la respuesta “No existe el mejor mundo posible”,


Tal y como se ha enunciado el argumento, es un argumento por analogía, aunque no siempre se enuncie así, no está de más ver si podemos encontrar desemejanzas lo suficientemente fuertes como para, al menos, invalidar el argumento así expuesto.

La analogía reside entre los números, en concreto en el hecho de que siempre puede haber un número mayor a otro, y que siempre habrá un mundo mejor, por mucho que se intente nunca se alcanzará ni el mayor número posible ni el mejor mundo posible. El problema reside en que para los números conocemos la sencilla regla matemática que nos permite hacer un número mayor, a todo número siempre se le puede sumar otro, obteniendo como resultado un número mayor. Pero en el caso del mundo no sabemos si existe una regla que nos permita afirmar que siempre va a ser posible un mundo mejor, dado que esto es precisamente lo que se afirma en el argumento, la desemejanza es ciertamente importante, dado que no tenemos el análogo al principio matemático que nos permite saber que no existe el mayor número posible. Por lo que la analogía falla, pues en el caso de las matemáticas tenemos una justificación para aceptar que siempre habrá un número mayor pero esa justificación no existe, o al menos, no la tenemos para garantizar que siempre es posible la existencia de un mundo mejor.

Crítica aceptando que no hay un mejor mundo posible.


Vamos a asumir, por el bien del argumento, que de hecho es verdad que no existe ese mejor mundo posible. Aunque existieran infinitos posibles mundos y no existiera el mejor mundo de entre todos ellos de ahí no se sigue que cualquiera de esos mundos sea igualmente aceptable por un ser omnibenevolente y omnipotente. En realidad deberá existir un mundo que contenga la mínima cantidad de mal aceptable por un ser omnibenevolente y omnipotente. Si existe un Dios con esas características, entonces, aunque no exista el mejor mundo posible, ese Dios debería haber creado un mundo donde la cantidad de mal en él es la mínima aceptable.

Así que la cuestión es, ¿es nuestro mundo un mundo con la mínima cantidad de mal posible?

La primera premisa del argumento del mal dice que:” Suceden cosas terribles”. ¿Pero qué causas provocan esas cosas terribles? Podemos aglutinar esas posibles causas en dos categorías, las causas humanas, es decir, aquellas acciones y decisiones llevadas acabo por los seres humanos que provocan dolor, sufrimiento, y en resumen, que sucedan cosas terribles. Y por otro lado causas no humanas, como por ejemplo, toda clase de desastres naturales.

Se argumenta que el mal generado por nosotros, los seres humanos, es debido a que tenemos libre albedrío. No vamos a discutir si lo tenemos o no. Podemos suponer que lo tenemos, es más podemos suponer que un mundo en el que tenemos libre albedrío es siempre mejor que un mundo en el que no lo tenemos. Entonces en este caso, el mundo con el mínimo mal posible sería aquel en el que existe un mal causado por el libre albedrío de los seres humanos y al mismo tiempo no existe mal causado por causas no humanas.

Por otro lado, podemos negar que tengamos libre albedrío, o incluso podemos afirmar que un mundo sin libre albedrío siempre sería mejor que uno donde los humanos tuviéramos esa libertad. En este caso el mundo con la mínima cantidad de mal asumible sería un mundo en el que no tenemos libre albedrío y además no existe mal causado por causas naturales.

Parece quedar claro que nuestro mundo no es ninguno de los anteriores. Esto es así porque en nuestro mundo existen causas no humanas que son la fuente de cosas terribles, o por decirlo de otra forma, que introducen mal en el mundo. Por lo tanto la respuesta propuesta por la tesis de “No existe el mejor mundo posible” no rebate el argumento del mal. Si existe un Dios omnipotente y omnibenevolente y al mismo tiempo no existe el mejor mundo posible, entonces, ese Dios habría creado el mundo con la menor cantidad de mal admisible, pero como hemos visto ese no es el caso de nuestro mundo, por lo tanto no parece que exista un Dios omnipotente y omnibenevolente.

“No existe el mejor mundo posible” y la omnipotencia


Podemos encontrar un problema más con la tesis de la inexistencia del mejor mundo posible. Si no existe el mejor mundo posible, esto significa que dicho mundo no puede ser creado. Dicho de otro modo, debe haber una regla como la que sigue: “Es imposible crear el mejor mundo”, si Dios no puede desobedecer esa regla, entonces, hay una cosa que él no puede hacer, a saber, Dios no puede desobedecer esa regla, por lo tanto no puede ser omnipotente. Por otro lado, si sí puede desobedecer dicha regla o si sencillamente puede cambiarla permitiendo así el poder crear el mejor mundo posible, entonces surge la pregunta ¿Por qué no cambia o desobedece dicha regla? Si no puede desobedecer la regla o cambiarla, una vez más hay cosas que no puede hacer y por lo tanto no puede ser omnipotente. Por último, si no quiere cambiar o desobedecer la regla, entonces se niega voluntariamente a hacer el mejor mundo posible por lo tanto no puede ser omnibenevolente.

Por lo tanto, la respuesta de “No existe el mejor mundo posible” no consigue superar el argumento del mal. Por lo que la existencia de un Dios omnipotente, omnibenevolente y omnisciente sigue siendo más que dudable.
Jueves, 2 de Octubre de 2014

¿Qué diseño ni qué niño muerto?

El fin de semana pasado tuve el placer de estar otra vez en Naukas Bilbao. No solo tuve el placer de asistir como público, sino que además tuve la suerte y el privilegio de ser uno de los ponentes. A continuación, para todos aquellos que ni pudieron ir ni seguir el evento por streaming, está con la charla que di a ver qué os parece:
Lunes, 15 de Septiembre de 2014

Dios: Una hipótesis que se puede poner a prueba

A sus 79 años el autor de más de trece libros y quien fuera miembro del comité de la organización Comité para la investigación escéptica, Victor Stenger, murió en Hawai.

Este físico de partículas se caracterizó por trabajar en pro de la razón y la ciencia. Su lucha en contra de la superstición le valió  en 1992, una demanda por Uri Geller, un charlatán quien afirma tener poderes psiquicos. Stenger ganó la demanda.

Pero Stenger no solo combatió las mentiras de los "psiquicos", también cuestionó a las religiones en general. En 2007 publicó "Dios La Hipótesis Fallida: Cómo la ciencia demuestra que Dios no existe."

Como abre bocas de este libro, y en homenaje a este activista ateo les comparto este texto de de Stenger:


En mi libro de 2007 Dios: La Hipótesis Fallida: Cómo la ciencia demuestra que Dios no existe apliqué el proceso científico de la prueba de hipótesis para la cuestión de Dios. La objeción común que escuché fue que la existencia de Dios no es una hipótesis científica. Voy a explicar por qué digo que sí lo es.

El método científico no se limita a lo que los científicos profesionales hacen, sino que puede ser aplicado a cualquier pregunta que se refiera a observaciones. El cerebro no tiene la capacidad de conocer el momento, la dirección y la energía de cada fotón que golpea en los ojos. En su lugar, este órgano opera sobre una imagen simplificada de los objetos, ya sean rocas, árboles o personas, asignándoles propiedades generales que no abarcan todos los detalles. Es decir, hacemos modelos. La ciencia meramente racionaliza el procedimiento, comunicando con voz precisa y por escrito el acuerdo sobre lo que todos han visto y cuál es la mejor manera de representar las observaciones colectivas. Lo que se llaman teorías científicas son sólo modelos.

El Modelo de Dios

La religión lleva a cabo un proceso similar, aunque uno en el que el acuerdo se afirma generalmente por autoridad y no por un consenso de objetivos y de observaciones imparciales. Desde los primeros días de la humanidad, los dioses han sido imaginados como poseedores de atributos que la gente podía entender y con los cuales podían relacionarse. Así los dioses y los espíritus tomaron la forma de objetos extraídos de la experiencia: el sol, la tierra, la luna, los animales y los seres humanos. Los dioses de los antiguos egipcios tenían forma de animales. Los dioses de los antiguos griegos tenían la forma de seres humanos imperfectos pero inmortales. El Dios del judaísmo, del cristianismo y del Islam tomó la forma de un poderoso rey varón autocrático entronizado por encima de sus súbditos.

Cada modelo de dios se desarrolló a partir de la cultura de la época. 
Cada uno de estos modelos de dios se desarrolló a partir de la cultura de la época. Si el proceso continuara hasta hoy, todo el mundo debería adorar al centro comercial. De hecho, muchas de las mega-iglesias en los Estados Unidos se encuentran hoy localizadas en centros comerciales.

Al tratar en términos de modelos de dioses que se basan en concepciones humanas, evitamos la objeción de que el “verdadero” Dios podrá estar más allá de nuestras limitadas capacidades cognitivas. Cuando se demuestra que un dios particular es rechazado por la evidencia, no estamos demostrando que todos los dioses, concebibles o inconcebibles, no existan. Simplemente estamos mostrando más allá de una duda razonable de que un dios con determinados atributos hipotéticos explícitos descritos por el modelo no existe. Además, el hecho de que un modelo de dios específico puede ser incompatible con la evidencia es causa suficiente para no tener en cuenta este modelo en las prácticas de la vida cotidiana.

La relación exacta entre los elementos de los modelos científicos y cualquiera que sea la verdadera realidad no es de gran preocupación para la mayoría de los científicos, o incluso no debería serlo de ninguna manera. Cuando los científicos tienen un modelo que describe sus mediciones, es consistente con otros modelos establecidos, hace predicciones exitosas y se puede poner en práctica, ¿qué más se necesita?

El modelo funciona bien no sólo describiendo observaciones, sino permitiendo aplicaciones prácticas. No hay absolutamente ninguna diferencia en si un electrón es “real” o no cuando aplicamos el modelo de electrones que fluyen en un circuito electrónico para diseñar algún dispositivo de alta tecnología. Cualquiera que sea la realidad intrínseca, el modelo describe lo que observamos y esas observaciones son bastante reales.

Del mismo modo, no importa desde un punto de vista práctico si el “verdadero” Dios se parece a alguno de los dioses cuyas consecuencias empíricas hemos examinado y modelado. Las personas no adoran abstracciones. Ellos adoran a un Dios con cualidades que pueden comprender. El ejemplo más común de un modelo de Dios es un Dios personal que responde a las oraciones. Este modelo de dios no ha sido confirmado en numerosos experimentos controlados sobre la eficacia de la oración. De ello se desprende que una persona religiosa está perdiendo el tiempo orando por algún favor de un Dios así. Si el rezo funcionara, sus efectos deberían ser objetivamente observados. Y ellos no lo son.

Permítanme resumir los modelos de dios que son inconsistentes con las observaciones científicas.

Dioses Inconsistentes
  • Un Dios personal que haya dado a los seres humanos un alma inmortal no está de acuerdo con los hechos empíricos que los pensamientos humanos, recuerdos y personalidades se rigen por procesos físicos en el cerebro, que se disuelven con la muerte. Facultades no físicas o extra-físicas de la “mente” no han podido encontrarse y no existe evidencia de una vida más allá de la muerte.
  • Un Dios personal cuyas interacciones con los humanos incluyan intervenciones milagrosas, como las descritas en las Escrituras, se contradice con la falta de pruebas independientes para los eventos milagrosos alegados.
  • Un Dios cósmico que afinó las leyes y constantes de la física para la vida, en particular la vida humana, no puede estar de acuerdo con el hecho de que el universo no es agradable para la vida humana, siendo tremendamente derrochador en tiempo, espacio y materia desde la perspectiva humana. También deja de estar de acuerdo con el hecho de que el universo está compuesto principalmente de partículas en movimiento al azar, con estructuras complejas como las galaxias que forman menos del cuatro por ciento de la masa total del universo.

  • Un Dios personal que se comunica directamente con los seres humanos por medio de la revelación no puede estar de acuerdo con el hecho de que nunca jamás se haya transmitido nueva información científicamente verificable mientras que muchas doctrinas erróneas y perjudiciales han sido afirmadas por este medio. Ninguna supuesta revelación contiene información que no estuviera ya en la cabeza de la persona que hace la afirmación. Por otra parte, la evidencia física ahora demuestra de manera concluyente que muchas de las narraciones bíblicas más importantes, como el Éxodo, nunca tuvieron lugar.
  • Un Dios personal que es la fuente de la moral y de los valores humanos no existe, ya que la evidencia muestra que los seres humanos definen la moral y los valores por sí mismos. Esto no es “moralidad relativa.” Creyentes y no creyentes están de acuerdo por igual en un conjunto común de valores y moral. Incluso las personas más devotas deciden por sí mismas qué es bueno y qué es malo, e incluso juzgan mucho de lo que dicen las escrituras como inmoral, como el genocidio, la esclavitud y la opresión de las mujeres. Los no creyentes no se comportan menos moralmente que los creyentes.
  • Un Dios personal que es omnisciente, omnibenevolente, y omnipotente no existe porque es lógicamente incompatible con la existencia del mal, en particular con el sufrimiento gratuito (problema estándar del mal).

¿Y si?

La existencia del Dios adorado por la mayoría de los judíos, cristianos y musulmanes no sólo carece de elementos de prueba empírica, sino que incluso se contradice con las evidencias. Sin embargo, esto no necesitaría haber sido así. Las cosas podrían haber sido diferentes y esto es importante de entender y esto justifica el uso de la ciencia para abordar la cuestión de Dios y refuta la afirmación que se oye con frecuencia de que la ciencia no puede decir nada acerca de Dios. Si las observaciones científicas hubieran confirmado al menos uno de los dioses modelo, aquellos creyentes que hacen esas declaraciones hubieran cambiado rápidamente de tono. Incluso los ateos más escépticos tendrían que plegarse a los hechos y tendrían que admitir que puede haber alguna posibilidad de que Dios exista. Pero esto no ha sucedido.

Consideren los siguientes eventos hipotéticos que, de haberse producido, habrían favorecido la hipótesis de Dios. Se invita a los lectores a pensar en sus propios escenarios similares del tipo “podrían haber sido”. Aunque no necesariamente probarían la existencia de Dios, ellos por lo menos darían algo de credibilidad a las creencias tradicionales, credibilidad que actualmente no poseen.

Observaciones hipotéticas
Los fósiles podrían haber sido, inexplicablemente,
encontrados fuera de la secuencia geológica.
esto anularía la evolución. O como diría G.G. Simpson
"conejos en el Cámbrico anularían la evolución".
  • Se encontró evidencia de falsación de la evolución. Los fósiles podrían haber sido descubiertos inexplicablemente fuera de secuencia. Las formas de vida podrían no estar basadas todas en el mismo esquema genético. Podrían no haberse observado especies transitorias. Como se pensaba realmente en la época de Darwin, la edad del Sol podría haber resultado demasiado corta para la evolución. El descubrimiento de la energía nuclear cambió esto, mostrando que, alimentado por la fusión nuclear, el Sol tendrá una duración de diez mil millones años, tiempo suficiente para que la vida evolucione.
  • La memorias y los pensamientos humanos podrían haber aportado pruebas que no pudieran ser plausiblemente explicadas por los procesos físicos conocidos. La ciencia podría haber confirmado poderes excepcionales de la mente que pudieran no ser plausiblemente explicados de manera física.
  • La ciencia podría haber descubierto evidencia convincente de una vida más allá de la muerte. Por ejemplo, una persona que hubiera sido declarada muerta por todos los medios conocidos por la ciencia podría volver a la vida con historias detalladas de una vida en el más allá que pudieran ser verificadas posteriormente. Por ejemplo, podría haberse reunido con Jimmy Hoffa quien le hubiera dicho dónde encontrar su cuerpo.
  • Del mismo modo, cualquier afirmación de una revelación obtenida durante un trance místico podría contener información científicamente verificable que fuera imposible de ser conocida por el sujeto.
  • Evidencias físicas e históricas podrían haber sido encontradas por eventos milagrosos y las narrativas fundamentales de las Escrituras. Por ejemplo, registros romanos de un terremoto en Judea en el momento de cierta crucifixión ordenada por Poncio Pilatos podrían haber sido encontrados. El Arca de Noé podría haber sido descubierta. El Sudario de Turín podría contener material genético sin rastro de un cromosoma Y y dado que la imagen es la de un hombre con barba, esto confirmaría que nació de una virgen. O, que ese material genético pudiera contener una nueva forma de molécula codificante que no se encuentre en ningún otro organismo vivo. Esto habría demostrado que un alienígena (si no un ser divino) fue el origen del ser envuelto.
  • El universo podría haber sido tan agradable para la vida humana como si hubiera sido creado con la vida humana en su diseño. Los seres humanos podrían haber sido capaces de pasar de un planeta a otro, con la misma facilidad con la que ahora se trasladan de un continente a otro, y ser capaces de sobrevivir en cada planeta (incluso en el espacio) sin soporte vital alguno.
  • Los eventos naturales podrían seguir alguna ley moral, en lugar de seguir leyes matemáticas moralmente neutras. Por ejemplo, el rayo podría golpear sólo a los malvados; las personas que se comportan mal podrían caer enfermas con más frecuencia; las monjas siempre sobrevivirían a los accidentes aéreos.
  • Los creyentes podrían haber tenido un mayor sentido moral que los no creyentes y otras cualidades medibles sensiblemente superiores. Por ejemplo, las cárceles podrían estar llenas de ateos, mientras que todos los creyentes vivieran felices prósperas vidas, contentos, rodeados de familiares amorosos y mascotas.
  • Se observarían milagros. Por ejemplo, las oraciones serían contestadas; un brazo o una pierna se regeneraría a través de la curación por fe.
Pero nada de esto ha sucedido. De hecho, lo contrario es cierto en algunos casos, tales como un número anormalmente bajo de ateos en las cárceles. Cada afirmación de un hecho sobrenatural se ha demostrado falsa. La hipótesis de Dios no ha sido confirmada por la evidencia. De hecho, esta hipótesis es fuertemente contradictoria con las observaciones de nuestros sentidos y las de los instrumentos científicos.

(Texto de Stenger visto en el blog amigo: "La ciencia y sus demonios")
Martes, 19 de Agosto de 2014

Llegó el canal de TV ateo

Ateísmo en todas partes. Ese parece ser el lema del primer canal de televisión ateo del mundo. 

"A veces es necesario decir las cosas y las batallas deben pelearse aunque sean impopulares. A los ateos de incógnito les digo que no están solos y merecen igualdad".

Con estas palabras David Silverman, presidente de American Atheists dio apertura al primer canal de televisión que tendrá contenido ateo.

“¿Por qué vamos a la televisión? Es parte de nuestra estrategia para ir a los lugares en los no podemos llegar”, dijo Silverman.

El canal de TV ha iniciado a través de Internet y se podrá acceder por los operadores de televisión que dan el servicio por cable ya que ofrecen el sistema de streaming, algo que está creciendo en los EE.UU. Se puede acceder a el por http://atheists.org/atheistTV/live

El canal transmite los eventos ateos, incluyendo grabaciones de la convención de Ateos Americanos -American Atheists- del año pasado que ocurrió en Utah. También presenta a oradores invitados, y contenidos proporcionados por ateos y otros grupos ateos blogueros con fuerte presencia en el activismo en línea.

El canal también transmitirá segmentos de un espectáculo producido hace dos décadas por Madalyn Murray O'Hair, ya fallecida. El espectáculo se llamaba "el punto de vista ateo". O'Hair fue la fundadora de Ateos Americanos y se hizo famosa por ser la demandante ante el Tribunal Supremo para que se eliminara las lecturas de la Biblia en las escuelas públicas. Por esta razón ella llegó a ser considerada "la mujer más odiada de América".

“Estamos prediciendo la aparición de una gran cantidad de contenido diferente en los próximos meses”, dijo Dave Muscato, director de comunicaciones de Ateos Americanos. El grupo también analiza la posibilidad de una radio con programación cien por ciento atea.

Por su parte, los creyentes evangélicos han reaccionado en contra. Ken Ham, presidente de Answer in Genesis comentó: “Lamentablemente, este nuevo canal de televisión no es sólo apunta a los adultos con un mensaje de esperanza por promover el ateísmo, sino que también están tratando de adoctrinar a los niños con una cosmovisión atea”.

Lo que es curioso viviendo de quien ha creado un museo de la creación para que los niños y jóvenes no acepten la ciencia sino que acepten como 100% cierta la historia bíblica sobre los orígenes. 

“Es increíble que los ateos pasen tanto tiempo, esforzándose, gastando dinero y argumentando en contra de alguien que ni siquiera creen que existe, ¿dónde están todos sus libros, sitios web y revistas que argumentan en contra del Conejo de Pascua mítico? Esto es porque ellos conocen que Dios existe, pero están suprimiendo la verdad en la injusticia (Rom. 1:18)”, remató Ham.

El problema es que el conejo de Pascua no promueve el creacionismo, la homofobia, la masacre de infieles en Medio Oriente, no hace yihads, ni impone la sharia. El conejo de pascua no mueve un gigantesco negocio de diezmos a expensas de aliviar necesidades humanas básicas, ni tampoco lleva a que alguien prefiera dejar morir a su hijo antes que ponerle una transfusión de sangre. Es lo que Ken Ham no entiende y es justamente por mentalidades como esas es que un canal ateo se hace necesario. 


Ahora la pregunta es ¿cuándo habrá uno en castellano?
Jueves, 3 de Julio de 2014

Hablando de "El diseño inteligente ¡vaya timo!" en la Librería Dalcó

Es un placer haceros saber que este sábado día 5, estaré en la Librería Dalcó hablando del Universo, Dios, y el timo del diseño inteligente. Si queréis tener vuestra copia del libro firmada, que hablemos, debatamos y pasemos un buen rato, no dudéis en acudir a la cita. Además, en el evento tendré el honor de que me acompañen el analista de medios y divulgador Paco Arnau(@ciudadfutura), así como el periodista científico Miguel Álvarez-Peralta(@miguelenlared), ¿y os lo vais a perder?

Como ya he señalado el evento tendrá lugar este sábado día 5 de julio, será a las 19:00, en la Librería Dalcó(C/Olmo 18). Espero veros por allí, para conocernos, hablar, y demostrar una vez más, que la ciencia y el pensamiento crítico son asuntos de interés.


Sábado, 28 de Junio de 2014

Entrevista a un ateo en Arabia Saudita

En momentos en los que ser ateos en Arabia Saudita, la cuna del islam, es sinónimo de ser terrorista, donde la policía religiosa husmea la vida de los saudíes para castigar cualquier conducta contraria al islam, el ateísmo se abre paso de manera clandestina. Internet ha sido una herramienta importante, así como los reciente libros de Dawkins, Hitchens y otros.

Entrevista realizada por William Bauer
Publicada por el diario Your Middle East

«Por favor, tenga en cuenta, que hay una caza de brujas contra nosotros... así que tenga cuidado con los detalles que revela», comienza Jabir. Tiene razón para estar preocupado, porque él es un ateo en un país donde defender creencias distintas al Islam sunnita puede acarrear prisión, ser posiblemente torturado, y con una teórica posibilidad de ejecución.

Aunque Jabir no es su verdadero nombre, aún desconfía de expresar públicamente sus puntos de vista. Arabia Saudí es un entorno altamente hostil para expresar creencias religiosas no islámicas, por no hablar de la incredulidad. De hecho, para muchos saudíes, el ateísmo —mulhad en árabe- es mucho más inquietante que creer en otra religión diferente. El ateísmo, como sostienen muchos clérigos en Arabia Saudí, conduce a una vida disoluta, aventuras carnales, conductas inmorales y, en última instancia, a la condenación eterna.

Los ateos son retratados en los medios oficiales saudíes como una amenaza existencial y de corrupción para la sociedad. Un clérigo incluso habló recientemente de una: «oleada de ateísmo que azota el país». Es muy poco probable que esto ocurra, pero demuestra el temor persistente a los ateos y asegura que ningún saudí exprese esta creencia abiertamente.

Jabir tiene unos veinte años, y se graduó con éxito en una prestigiosa universidad saudí. Solía ser muy religioso, asistía regularmente a las clases de Corán de su escuela, y no escuchó música hasta su adolescencia. Pero en sus últimos años de escuela, todo esto cambió.

«Me di cuenta que algunas de las enseñanzas y reglas religiosas no tenían sentido. Así que empecé a hacer preguntas acerca de detalles pequeños, como por qué la música es Haram (prohibido) o por qué las mujeres tienen que cubrirse el rostro. Entonces empecé a leer sobre la forma en que los textos islámicos y el Hadith se escribieron... Yo tenía un grupo de amigos que nos gustaba hablar de libros en nuestras frecuentes reuniones... Después de un tiempo llegué a creer que toda las religiones no son más que invenciones humanas para luchar contra la realidad e imponer un orden».

Citando obras clave de pensadores musulmanes y árabes, así como de autores como Richard Dawkins, Christopher Hitchens y Sam Harris, Jabir explica que adquirir estos libros es muy difícil. A menudo, tiene que pasarlos de contrabando en Arabia Saudí. «Por lo general obtenía algunas copias de libros en inglés que nadie entendía. Tuve que esconder Dios no es bueno en una bolsa a medida para poder pasar la aduana, ya que era demasiado evidente...»

Los libros de ateísmo deben ingresar a Arabia Saudita de contrabando.
Luego viene otra complicación, ocultar estos libros. El proceso es lentísimo nos comenta Jabir: «... Si quieres bromear con un ateo saudí pregúntale: "¿dónde tienes tu alijo de libros extraños?"» Más allá del humor, sin embargo, el problema es muy grave, y si le encuentran estos libros, Jabir tendría serios problemas.

Cuando se le pregunta si mantener tales puntos de vista lo aislaba, responde con seguridad: «Desde mi propia experiencia, fue muy fácil. Es importante destacar que un grupo cercano a mí de compañeros del colegio abandonó igual que yo la fe islámica. Cuando acabé la carrera, me fui a trabajar, al igual que la mayoría de mis amigos, a diferentes ciudades. Esto me fue fácil para conocer otros grupos racionalistas y ateos en cada una de las ciudades que estuve.»

En los últimos diez años, los nuevos medios de comunicación han abierto las puertas a mucha gente del país. Ya se trate de un joven saudí en busca de amor, un analista político en ciernes impedido a debatir públicamente, un experimentado escritor en busca de público, o un ateo en búsqueda de almas gemelas, Internet ofrece posibilidades para todos. «Facebook y Twitter hacen que sea fácil encontrar personas que debaten y se interesan por los valores seculares. Nosotros, los "no creyentes" hacemos reuniones y tenemos grupos en varias ciudades saudíes. A pesar de lo difícil que es conocerlos, si usted entra en uno de ellos, se sorprenderá, entonces, por la cantidad y los sectores de la sociedad allí representados», dice Jabir.

No es sólo el hecho de que haya otra gente como él, lo que sorprendió a Jabir. «Me quedé muy sorprendido al conocer a personas mayores de cuarenta y cincuenta años que ocultaron su ateísmo durante décadas. Me dijeron que sólo con la generación joven actual habían encontrado a otras personas que piensan igual que ellos y fuesen capaces de encontrar grupos en los que poder hablar y debatir sobre sus ideas.» Jabir cortésmente objeta cuando se le pregunta acerca de los antecedentes de estas personas, la confidencialidad y el secretismo son muy acentuados en el entorno ateo de Arabia Saudí.

En la total clandestinidad se vive el ateísmo en Arabia Saudita.
Jabir mantiene la apariencia de ser un creyente islámico, cuando está entre la familia. En ocasiones, esto se vuelve frustrante, sobre todo porque todos los viernes tiene que fingir que va a rezar a una mezquita, pero en realidad se sienta en su coche en el exterior de una cadena de cafeterías, bebiendo un café con leche hasta que el sermón haya terminado. Otro ateo, Abdalá, menciona que él tiene la suerte de tener a su familia viviendo en otra parte de Arabia Saudí, y por lo tanto no tiene que fingir todas las semanas.

Sin embargo, las consecuencias de ser descubiertos como ateos serían terribles para Jabir o cualquiera de sus compañeros. «Si alguien declarase que no es creyente, al margen de si el gobierno tomase medidas o no, quedaría aislado por la familia, sería despedido de su puesto de trabajo, la gente en todas partes hablaría mal de él y advertirían a otros sobre él. Y sería muy probable que le agredieran físicamente, e incluso matarlo.»

La policía religiosa se encarga de vigilar que las mujeres siempre
 anden con el rostro cubierto y acompañadas de un hombre.
En Arabia Saudita es motivo de arresto ser ateo u homosexual.
Las libertades están restringidas al ser la nación un estado religioso.
Cuando se le pregunta cómo se siente por ser saudí, Jabir dice: «El hecho de que Arabia Saudí no sea un país secular, me hace ser pesimista por el futuro. El hecho de que este país es un estado religioso, promotor de una de las formas más extremistas del Islam, me horroriza. No veo un cambio de la sociedad, no veo un cambio de la familia real, y que al resto del mundo no le importe nada cuántas personas son asesinadas simplemente por negarse a creer en la religión en la que nacieron, siempre y cuando el petróleo siga bombeando».

Aunque la visión de Jabir es profundamente deprimente, es innegable que Arabia Saudí está cambiando. Con una población en auge, el aumento del desempleo, la caída de los ingresos por la venta de petróleo, Internet en constante crecimiento y la expansión social de los medios de comunicación, el país se enfrenta a tiempos de cambio e inestabilidad. Se podría transformar en una sociedad más libre y más tolerante con los diferentes puntos de vista e ideas dentro de sus comunidades.

Sin embargo, también puede ser que el sistema político reaccione ante estas nuevas circunstancias, con mayores restricciones sociales y religiosas. Para Jabir sería una auténtica pesadilla cuando el relativamente reformista rey Abdalá muera y viniese un nuevo monarca que permita a la policía religiosa y a ciertos sectores sociales saudíes iniciar una agresiva caza de brujas contra los «no creyentes».

Le pregunto por qué sigue aferrándose a sus opiniones, en ésta, la más peligrosa de las sociedades: «Como persona, nunca me imaginé que estaría en paz conmigo mismo y con mi visión de la vida como siento ahora. Mis nuevos puntos de vista sobre el poder supremo, el más allá, la fe y la religión, se han transformado gradualmente a lo largo de años de lectura y búsqueda de la autosatisfacción. Sin embargo, como saudí, me siento como si hubiera nacido en el lugar equivocado.»

Y para acabar dice: «¿No es un derecho fundamental de los seres humanos creer o no creer libremente? Sé que esto es sólo un sueño en Arabia Saudí, pero esto no cambia el hecho de que la gente tenga diferentes puntos de vista y creencias, lo permita o no la sociedad.»
Martes, 3 de Junio de 2014

El diseño inteligente en la Feria del Libro de Madrid

Tengo el placer de anunciaros que el próximo lunes, día 9 de junio, estaré firmando ejemplares de mi libro "El diseño inteligente ¡vaya timo!" en la Feria del Libro de Madrid. Será de 19:00h a 20:30h, en la caseta 31, perteneciente a Distriforma. Si estabais pensando en adquirir el libro, ¡qué mejor oportunidad que esta! Os lleváis vuestro ejemplar firmado, pero lo mejor es que podemos conocernos y conversar sobre este y otros interesantes temas. Espero veros por allí.