Un Baphomet para trollear cristianos

Se escribió un nuevo capítulo en la guerra de los monumentos de Arkansas, Estados Unidos.

Tras la puesta de un monumento de los 10 Mandamientos al frente del Capitolio del Estado de Oklahoma, en los Estados Unidos en 2009.

La idea de poner este monumento religioso, en clara oposición al principio de laicidad, fue del republicano y representante estatal Mike Ritze.

El 1 de noviembre de 2009, la Legislatura Oklahom aprobó la "Ley del monumento a los Diez Mandamientos" y dirigió a la Comisión de Preservación del Capitolio Oklahoma un "permiso y encargo para la ubicación en los jardines del Capitolio del Estado un monumento para que se pueda visualizar adecuadamente los Diez Mandamientos." La construcción del monumento, sin embargo, no fue financiado por el Estado. El 15 de noviembre de 2012 se erigió el monumento en los terrenos del Capitolio. Este contenía tres errores de ortografía, que fue motivo de burlas en redes sociales. El monumento fue donado por el Dr. Mike Ritze y su familia creyente en el dios cristiano.

La presencia de este monumento religioso llevó a la acción de varios activistas laicos, como lo fue la ONG American Atheis, quien dirigió una demanda pidiendo que el monumento fuese retirado. Los hinduistas declararon que ellos querían una imagen de su dios Hanuman junto a los Diez Mandamientos. "Si el Capitolio del Estado de Oklahoma está abierto a diferentes monumentos, nos encantaría tener una estatua de Lord Hanuman, que fue venerado en gran medida y adorado y conocido por una fuerza increíble y era un gramático perfecto".

Para aquel entonces algunos evangélicos ya no encontraron interesante la idea que se pusiera un monumento dirigido a un dios diferente a Jesús. Pero para hacer mayor su sorpresa llegó la propuesta de "Templo Satánico", una organización catalogada como religión paródica (en realidad esta organización no cree en el Diablo) que propuso donar una escultura de Baphomet sentando en un trono con la estrella de cinco puntas y acompañado de niños.

Esta noticia revolucionó al mundo evangélico, ¡porque nada peor que mencionar al enemigo imaginario de su amigo imaginario! Un vistazo por los sitios cristianos ponen de manifiesto que ellos no entienden que es una religión parodia y creen que estas personas si son adoradores del Diablo.

El portal Noticia Cristiana comentó: "Los adoradores de Satanás están luchando en la justicia estadounidense por el reconocimiento como una práctica religiosa igual al cristianismo". Dentro de los comentarios de lectores cristianos no podía faltar el ¡Cristo viene! y similares.

Manifestación por la Primera Enmienda.
Ante el público Lucien Greves hablando
de separación entre Estado e Iglesias.
Infovaticana reportó sobre este monumento que "es una ofensa para la sociedad en general, independientemente de las creencias de cada uno, ya que representa la encarnación suprema del mal, no ha encontrado por ahora oposición por parte de la clase política estadounidense que siempre se ha mostrado contraria contra los símbolos cristianos, véase el ejemplo de ¿Persecución anticritiana?"

El hecho que Templo Satánico sea parodia no ha llegado a otros medios como RT que tituló "Con enorme ídolo diabólico satanistas piden retirar un monumento cristiano en EE.UU."

Ivy Forrester, una militante satánica, dijo: “Si vas a tener un monumento religioso en pie, entonces debería estar abierto para los demás, y si no estás de acuerdo con eso, simplemente no tengamos ninguno.”.

Uno de los oradores fue Lucien Greves, vocero de esta organización. “El evento está destinado a ser una reunión inclusiva donde El Templo Satánico celebrará el pluralismo junto con los oradores cristianos y seculares. Personas de muchas religiones se reunirán en el Capitolio para rechazar los esfuerzos de la Legislatura estatal de Arkansas por privilegiar una religión sobre otras “, explicó.
A la organización Templo Satánico, que convocó a la manifestación, solo se le permitió mantener la estatua de 2,5 metros de alta por un tiempo, porque para poderse quedar de manera permanente se requeriría que un senador la apadrinace.

Por su parte los cristianos dijeron sentirse profundamente molestos y ofendidos por este acto. Entre los manifestantes cristianos hubo carteles que pedían "un bocinazo para Jesús", "somos una nación cristiana, no de Satanás" y similares.

 El senador Jason Rupert, quien apadrinó el monumento de los Diez Mandamientos manifestó en su cuenta de facebook que “Primero habrá un día muy frío en el infierno antes de que se nos obligue a tener erigida una estatua ofensiva permanentemente en los terrenos del capitolio del estado de Arkansas”.

El amplio cubrimiento que recibió esta manifestación, y el hecho que los cristianos se crean que Templo Satánico es una organización religiosa y no una paródica, habla de su éxito. Y su Baphomet logró el cometido de trollear e indisponer a los cristianos.

Esta organización es feliz levantado ampolla al poner en evidencia que se está privilegiando al cristianismo desde el Estado al pedir espacios donde quiera que se los dan a los evangélicos. Por ejemplo, en Tucson, Arizona se había hecho costumbre iniciar las sesiones del Concejo de la ciudad con un rezo. Para eso alternaban entre judíos, evangélicos, católicos, luteranos, metodistas, etc.

Pero, todo cambió cuando los satanistas pidieron poder hacer la oración del 17 de febrero de ese año. Los cristianos se alborotaron. “Si esto sucede aquí y abren la puerta a la invocación de satanás, realmente vamos a una destrucción segura,” aseguró el pastor Asbel Gustavo Gonzalez. Stu De Haan, portavoz del grupo paródico, dijo que la medida es discriminatoria y constituye una violación constitucional.

En medio del revuelo el abogado del Estado, Brad Holm, declaró que "De acuerdo con la dirección del Tribunal Supremo de Estados Unidos, la ciudad no puede dictar los puntos de vista religiosos o el contenido de una oración. Además el Gobierno no puede discriminar a una denominación o a una religión de rezar bajo estas circunstancias"

Finalmente, con cinco votos a favor y cuatro en contra, se eliminó la tradición de orar antes de iniciar las sesiones del Consejo de la Ciudad de Phoenix y fue remplazada por un minuto de silencio.

Otro caso ocurrió en el 2015, en el condado de Orange en la Florida, donde se debatió una propuesta que intentaba restringir la distribución en las escuelas públicas de material religioso proveniente de diferentes iglesias. La iniciativa fue rechazada. esto generó que cualquier denominación pudiese repartir su literatura a los niños. Esta situación, de clara violación a la separación entre estado e Iglesias, llevó a que una organización satánica intentase distribuir folletos en Florida como una forma de protesta. La misma organización afirmó que no intentarían repartir los libros en las escuelas donde se respete la separación entre iglesia y estado.

¿Qué piensas de las acciones de este grupo Templo Satánico? 

Los comentarios han sido cerrados para esta nota