Archivos en la categoría Richard Dawkins

Viernes, 8 de Diciembre de 2017

El debate Dawkins-Remolina (Parte 1)

Durante tres días el biólogo y activista ateo Richard Dawkins estuvo en una serie de charlas con un sacerdote jesuita en Colombia.

Bogotá, Medellín y Cartagena fueron las ciudades que tuvieron el honor de poder contar con la visita de este "jinete del ateísmo". 

El sacerdote jesuita Gerardo Remolina, ex rector de la Universidad Javeriana sin duda ganaría una medalla a la evasión de las preguntas, al juego con las palabras, y más sorprendente aún, presentó una posición de teología racionalizada en la que llegó a sostener que estaría dispuesto a aceptar, que no solo el nacimiento virginal de Jesús es un mito, sino también su resurrección. La teología descafeinada que habló con Dawkins dista de la que los sacerdotes católicos y demás cristianos predican cada fin de semana en uno de los países más religiosos de Sudamérica.

Este escrito, de Carlos Arturo Serrano se refiere al primer "debate" que hubo entre Dawkins y Remolina en la ciudad de Bogotá.

El Debate Dawkins - Remolina

Publicado inicialmente en "Un país normal"

Este lunes 4 de diciembre el biólogo Richard Dawkins debatió sobre la existencia de Dios con el teólogo jesuita Gerardo Remolina en el salón polideportivo de la Universidad Javeriana. Estas son mis conclusiones sobre las preguntas más productivas del evento.

  • Ambos coinciden en que cualquier argumento sobre Dios debe empezar por especificar cuál de todas las divinidades conocidas por la humanidad va a ser el tema de discusión, pero ambos coinciden también en que, estando en Colombia, lo más práctico es dar por sentado que estamos hablando del Yavé de los católicos.
  • Sin embargo, el padre Remolina incurre en vaguedades problemáticas cuando intenta explicar lo que piensa de Dios. Lo define como el principio omniabarcante que da el ser a todo, lo cual es tan general que podría afirmarse de cualquier cosa. Este es apenas el primer indicio de los malabares verbales que a lo largo del debate seguirá usando Remolina para evitar decir nada concreto.
  • Luego de admitir que en Colombia Dios significa el Yavé católico, Dawkins precisa que la principal razón por la que aquí somos católicos es que nuestros padres fueron católicos. La gran mayoría de la gente que vive dentro de una religión no la escogió; simplemente es la religión que le enseñaron. La difusión del cristianismo por el mundo fue un puro accidente histórico. No hay nada especial en el cristianismo que lo haga más bonito o más creíble que otras religiones.
  • Desde el principio Dawkins rechaza la pretensión de la religión de ser inmune al análisis racional, señalando que la religión hace afirmaciones que pueden ser sometidas a prueba. Si Dios existe o si Adán pecó o si Jesús resucitó no son preguntas retóricas: son preguntas sobre hechos, susceptibles de ser averiguadas, y por lo tanto son terreno legítimo de la ciencia. Un universo que fue creado es distinguible de un universo que no lo fue, y la diferencia se puede investigar para resolver la pregunta.
  • Por desgracia, el dios de los teólogos no es el mismo dios de los feligreses. Entre teólogos ni siquiera es noticia que el Génesis es mito y que las serpientes no hablan. Pero la lectura de la Biblia como el mito que es se queda entre los teólogos, y cuando predican a las masas siguen hablando de esos relatos como si de verdad hubieran sucedido. Dawkins reprende a los teólogos por no educar a sus fieles sobre la actitud justa con que debe entenderse la Biblia.
  • Al padre Remolina se le hace una pregunta totalmente innecesaria por su opinión sobre la edad del universo. Por supuesto que un sacerdote católico va a contestar que el universo tiene miles de millones de años; los que insisten en lo contrario son los protestantes. Sin embargo, Dawkins lamenta que la mayoría de la gente común no esté tan bien enterada de ese tema como los teólogos católicos. Remolina quiere mover la discusión sobre el comienzo del universo hacia cuál fue su causa, y Dawkins contesta que postular un creador personal no es de ningún modo una explicación satisfactoria.
  • Sobre el valor de la Biblia el padre Remolina dice que se trata de un testimonio de experiencias humanas y no un texto científico. Dawkins concuerda en que la Biblia tiene una gran importancia literaria para entender el desarrollo de nuestra civilización, pero no sirve como registro histórico ni como guía moral. Si bien Remolina admite que el Génesis es un mito, defiende su utilidad con una ingeniosa redefinición de los mitos: para el teólogo jesuita, los mitos son estructuras de pensamiento que facilitan abordar preguntas profundas y ayudan a adoptar una actitud de vida, y para esa función los relatos científicos también pueden verse como mitos. Esa afirmación recibe una fuerte oposición de Dawkins, quien señala la abundancia de evidencia que respalda el relato del Big Bang, y además pone de frente la necesidad de cuestionar si la Biblia es preferible a otros mitos.
  • Dawkins se opone a las definiciones creativas que pretenden llamar Dios a la naturaleza o a sus leyes. Le parece que esos juegos de palabras solamente deforman la discusión, y pone como ejemplo a Einstein, que no creía en Dios, pero usó esa palabra tan descuidadamente que facilitó la tarea de quienes se empeñan en citarlo mal. De nuevo: el dios abstracto de la teología sofisticada no es el mismo dios paterno al que le reza la gente normal, y debería ser obligación de los teólogos desengañar al pueblo.
  • Remolina redefine el pecado como una tendencia naturalmente egoísta que siempre hemos tenido; es decir, que no hubo un estado original de inocencia, y que el pecado es naturaleza humana. Dawkins responde que el pecado en general es una pésima idea, y peor todavía es someter a los bebés a un ritual que los afilia a una comunidad que no les pide permiso. Remolina defiende el derecho de los padres a transmitir su cultura a sus hijos, y Dawkins defiende el derecho de todo individuo a ser expuesto a una variedad de ideas sin censura. Para Dawkins no deberían existir colegios católicos (ni protestantes ni de ninguna secta).
  • El tema de los milagros se muestra especialmente difícil para el padre Remolina. Él dice que todo es un milagro, y además que los milagros son símbolos que apuntan a Dios. El momento más decepcionante del debate llega cuando Remolina, que nos fue presentado con una montaña de títulos académicos, compara los milagros de Jesús con la energía mental de los poderes paranormales, que por supuesto Dawkins se apresura a negar rotundamente. Añade Dawkins que, incluso si los milagros son símbolos, eso no resuelve la pregunta que importa, que es si sucedieron o no. A Remolina no parece preocuparle un hipotético hallazgo del cadáver de Jesús para seguir creyendo que resucitó, porque no fue un evento físico ni estuvo limitado por la historia. A Dawkins esa palabrería le parece un típico vicio de los teólogos: reemplazar los hechos por símbolos es una forma hábil de evitar lidiar con los hechos. Los relatos de milagros son afirmaciones de hecho que se pueden someter a prueba, y esconderse detrás de la excusa de que todo son símbolos es engañoso. Dawkins pone como ejemplo las apariciones de la Virgen de Fátima y el milagro del Sol, reportado por miles de testigos. Por simple estadística una alucinación en masa es muchísimo más probable que un cataclismo astronómico. Para Dawkins, si miles de testigos pueden estar simultáneamente equivocados sobre un evento que obviamente no sucedió, las revelaciones privadas reportadas por individuos resultan proporcionalmente menos creíbles.
  • Remolina piensa que la Iglesia Católica ha sido prudente en su lentitud para aceptar las teorías científicas. Dawkins responde que ni siquiera debería ser ocupación de la Iglesia Católica juzgar qué teorías son aceptables, ni tampoco dictarle a la gente qué ideas tiene permiso de pensar.
  • Remolina admite que el cielo y el infierno no son lugares físicos. ¿Cómo lo sabe? Es lo que dicen los papas.
  • Más tarde se le pregunta al padre Remolina su opinión sobre la otra vida, pero como respuesta suelta una sopa de palabras que no dicen nada y no vale la pena reproducir.
  • El padre Remolina le pregunta a Dawkins qué le diría a Dios si se lo encontrara después de morir. Dawkins cita al actor Stephen Fry: si Dios ha permitido el sufrimiento del mundo, no tengo ganas de conocerlo.
  • La última pregunta, dirigida a Dawkins, es sobre la comodidad de creer y el miedo al ateísmo. Dawkins contesta que la comodidad puede ser peligrosa, y no hay por qué tenerle miedo a la realidad.
Domingo, 27 de Agosto de 2017

Richard Dawkins estará en Colombia

El biólogo y ateísta militante Richard Dawkins estará en Colombia y debatirá con el sacerdote y exrector jesuita Gerardo Remolina en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cartagena, los días 4,5 y 6 de diciembre respectivamente.

Dawkins es conocido por ser uno de los voceros más enérgicos del llamado nuevo ateísmo, en el que se afirma que la religión es un fallo del razonamiento y que la humanidad estaría mejor sin ella.

En sus obras Richard Dawkins ha buscado hacer comprensible la evolución biológica y la ciencia en general, también ha escrito el libro "El Espejismo de Dios", que es ampliamente conocido como parte de la literatura atea contemporánea.

Desde joven, Dawkins se interesó en el mundo natural, y a pesar que se educó en un colegio católico, una vez que comprendió la evolución biológica por selección natural empezó a ver que dios no era necesario para explicar el mundo. Ahora, a sus 76 años es recordado como una de las voces que más fuerte y claro hablan contra la creencia en dioses y las religiones en general. Esto le ha hecho ganar amigos y detractores.

Si está interesado en asistir puede dirigirse en Internet a este sitio web. Hay muchas personas de Centro y Sudamérica que han decidido asistir a Colombia, porque dicho sea de paso, lograr agendar una visita del biólogo es muy complicado. Para el caso colombiano, la solicitud se hizo en el año 2015 y para entonces su agenda ya estaba llena por un par de años.

A continuación se reproduce la entrevista que le concedió el biólogo inglés a Nicolás Bustamante para el diario El Tiempo

“Comprendí que había muchas religiones y que no todas podían ser verdaderas; entendí que fue un accidente arbitrario que se me haya enseñado la religión católica. Eso me dio mis primeras dudas, pero no perdí mi religión completamente hasta que tenía 15 o 16 años, cuando entendí la evolución darwiniana”, dice.

En numerosas ocasiones usted ha negado que ‘El gen egoísta’ sirva para justificar comportamientos egoístas en ámbitos sociales, políticos, económicos y culturales. ¿Las personas todavía siguen creyendo esto?

Sí, es un error fácil de cometer si se lee el libro solo por el título. ‘El gen egoísta’ no significa el individuo egoísta o la sociedad egoísta; tiene un significado muy especial con respecto a la selección natural y la evolución. De hecho, los genes egoístas dan origen a individuos altruistas. Ese es uno de los puntos principales del libro: que explica el altruismo.

Usted asegura que el cerebro humano es lo suficientemente grande como para rebelarse ante algunos determinismos darwinianos. ¿A qué se refiere?

Si se piensa bien, la anticoncepción, por ejemplo, es una práctica antidarwiniana. Tenemos cerebros lo suficientemente grandes como para superar nuestros impulsos darwinianos y disfrutar el sexo sin que este implique reproducción. En el mismo sentido, podemos hacer toda clase de cosas que van en contra de lo que en ‘El gen egoísta’ llamo deseable. La anticoncepción es un ejemplo extremo; pero todo el tiempo, cuando dedicamos nuestro tiempo a escribir libros, a viajar, a divertirnos haciendo cosas que no son directamente conducentes a nuestra reproducción, nuestros cerebros nos están llevando a rebelarnos en contra de nuestra herencia darwiniana.

La teoría de la evolución de Darwin tenía un vacío que usted llenó con sus planteamientos, ¿cuál es el siguiente paso en la teoría de la evolución?

Un importante siguiente paso es el origen de la vida. La teoría de Darwin, tal cual la conocemos, funciona muy bien una vez que se tiene el ADN y cuando contamos con un gen que se replica con gran precisión y fidelidad. Pero el origen de la vida, sus comienzos, antes de que el ADN surgiera, es una gran pregunta, un gran acertijo. Y es quizás el siguiente problema que la teoría darwiniana necesita resolver.

¿Qué tan cerca estamos de resolver esa pregunta?

No lo sé y, quizás, nunca lo sabremos con seguridad porque es algo que pasó hace mucho tiempo, bajo condiciones muy distintas. Probablemente, lo mejor a lo que podemos aspirar es a tener una teoría que sea plausible y muy simple. Tiene que ser así, pero no hemos llegado a eso aún.

Hablemos del tema de su visita a Colombia, que será la religión. ¿Podemos pensar que la religión es un resultado de la evolución?

Los cerebros son un resultado de la evolución y la religión es uno de los productos de los cerebros. Sin embargo, la religión no es un producto inevitable de los cerebros, aunque así lo parezca. Sabemos que todas las sociedades alrededor del mundo, a las que los antropólogos han estudiado, tienen algún tipo de religión. Entonces sí parece que las religiones son algo que el cerebro humano está listo para producir. En ese sentido sí es un producto de la evolución, lo cual no quiere decir que su significado sea real.

Su teoría explica el altruismo entre las especies, y algunas religiones predican esta cualidad humana. ¿Existe una relación auténtica entre la aplicación de este término en esos dos contextos tan diferentes?

No estoy seguro de que la religión predique el altruismo. El cristianismo, de seguro, lo hace cuando dice cosas como que hay que comportarse con los demás como a uno le gustaría que los demás se comporten con uno. Pero ese es un principio muy antiguo que uno encuentra en Confucio y en otros sistemas morales y filosóficos y es, en sí mismo, un poco más altruista de lo que podemos explicar en términos darwinianos. Creo que necesitaríamos una versión mucho más sofisticada del darwinismo para explicarlo. Si su pregunta es si usamos la palabra altruismo en el mismo sentido, probablemente y duramente, sí.

¿Cuáles han sido las perores consecuencias que, según usted, las religiones le han traído al mundo?

En el siglo XXI, creo que las peores consecuencias son lo que ocurre en el Medio Oriente bajo la influencia del islam, donde cosas realmente horribles están ocurriendo en el nombre de la religión. Además del escandaloso trato hacia las mujeres que se puede encontrar en las tres fes abrahámicas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Hay una gran cantidad de maldad que se ha hecho en el nombre de la religión. Más profundamente, como científico y educador, supongo que la subversión de la educación científica, a través de la religión, es una maldad a un plazo mayor; más, cuando sabemos tanto y tenemos el potencial de saber mucho más a través de la ciencia.

¿Cuál es su opinión sobre esta nueva era de gurús de la autoayuda y la espiritualidad? ¿Son tan perjudiciales como los líderes religiosos?

En muchos sentidos lo son. Ellos no han causado tanto daño como el islam, pero creo que son bastante perniciosos porque apelan a la irracionalidad y a la falta de evidencia y, además, secuestran el lenguaje científico de formas que encuentro engañosas.

¿Cuál es el mejor argumento para atacar las creencias religiosas?

Pienso que debe ser al contrario, que ellos deben convencernos al resto, porque para creer en algo debe haber alguna evidencia de ello. Las creencias religiosas están en el mismo pedigrí que las hadas o los unicornios rosados. No hay evidencia para creer en ningún tipo de ser sobrenatural.

¿Cómo discutir con personas cuyas certezas están basadas en sus propias convicciones personales, sin ninguna evidencia?

Les diría que en asilos mentales hay quienes están totalmente convencidos de que son Napoleón, y otras con todo tipo de delirios como ese. Lo único distinto sobre la religión es que millones sufren el mismo delirio, y esto no lo hace más cierto.

Usted afirma que es insidioso enseñarles a los niños a ser religiosos, porque se desestimula su pensamiento crítico. ¿Por qué dice que es tan peligroso?

Porque se pierden de mucho. Nuestra comprensión actual del universo es tan maravillosa, que ser un niño en pleno siglo XXI es un gran privilegio; privarlos del aprendizaje científico es muy triste y en ese sentido es insidioso.

¿Deberían todos los ateos ser militantes?

Es curioso cómo la palabra militante es a menudo emparejada con la palabra ateo. Uno no escucha a la gente describirse como católica militante, aunque quizás sí se utilice esta palabra para definir a algunos musulmanes. Si la palabra militante significa violento, entonces por supuesto que no es algo bueno; si significa hablar claro, abiertamente y sin ambigüedades, entonces sí apoyo con vehemencia ser militantes en ese sentido.

¿Este activismo puede llegar a ser tan peligroso como el activismo religioso?

No lo creo, porque el activismo del ateo es racional, y tenemos argumentos basados en la evidencia y la lógica.

¿Podría nombrar algún aspecto positivo de la formación religiosa?

No.

Si los hombres creamos las religiones, ¿podemos también eliminarlas?

Creo que sí, porque es muy claro que muchos individuos se han desprendido de la religión, especialmente las personas más educadas y aquellas que están en posiciones más cómodas, que no viven en entornos pobres o peligrosos. El hecho de que los individuos puedan ser curados de la religión me hace pensar que todo el mundo puede, si las condiciones educativas y socioeconómicas son correctas.

¿Se imagina un mundo sin religiones? ¿Cómo sería?

Creo que es algo a lo que debemos aspirar, porque sería un mundo mucho mejor en el cual vivir. Pero debo hacer énfasis en que la religión no es el único problema: el nacionalismo, como el que vimos en el fascismo de mediados del siglo XX, es una gran maldad de la que también debemos deshacernos.

El papa Francisco vendrá a Colombia en septiembre, y va a ser un evento lleno de honores, ¿Qué opina?

El Papa está en una posición inusual porque, técnicamente hablando, el Vaticano es un Estado y, en ese sentido, el Papa es un jefe de Estado. Es una convención muy rara, porque el Vaticano es una nación muy pequeña, que solo se convirtió en eso bajo la influencia de Musolini. No creo que el Vaticano deba tener el estatus de nación con un asiento en las Naciones Unidas, por ejemplo; pero no me sorprende que el presidente de Colombia reciba al Papa de esa manera. La otra razón es que es la cabeza de un gran séquito de personas en el mundo.

Al comprar las boletas para asistir a los conversatorios de Richard Dawkins recibirás una copia del libro "El Espejismo de Dios" así como el libro del jesuita Gerardo Remolina.

Martes, 11 de Abril de 2017

Los autores ateos más influyentes

El siglo XXI inició con una ventaja comunicativa con la que los siglos anteriores no contaron. Se trata de Internet.

Por medio de esta se pudieron conocer ensayos y vídeos de líderes ateos y anticlericales que permitieron la difusión del escepticismo y el ateísmo.

Durante el siglo XX era común que en muchos países de América Latina la adopción del ateísmo fuera más frecuente en personas que también se adherían al comunismo o ideas de izquierda. Esta ya en el siglo XXI ha cambiado notablemente.

En el mundo angloparlante los autores ateos más influyentes son Richard Dawkins, Christopher Hitchens, Sam Harris y Daniel Dennet, quienes han sido llamados los "cuatro jinetes del ateísmo".

En los pasados días se llevó a cabo una encuesta entre los ateos de Bogotá, por medio de la red social Facebook para preguntarles que autores influyeron más en su abandono de las ideas religiosas. Se presentan aquí los resultados de quienes señalaron uno o más autores.

He aquí los diez primeros:


El físico y astrónomo Carl Sagan (1934-1996) es sin duda el más influyente (92,9%): el autor de la serie Cosmos, el libro del mismo nombre, de "El mundo y sus demonios", y "Los dragones del Edén", entre otros, marcó a una generación que vio en el pensamiento racional y la ciencia mejores opciones que la irracionalidad de la religión y la pseudociencia.

Le sigue Richard Dawkins, autor de "El espejismo de Dios", "El relojero ciego" y "Escalando el monte improbable", entre otros (85,7%).

El filósofo alemán Friedrich Nietzsche ocupa el tercer lugar entre los ateos bogotanos, siendo sus obras definitorias para abandonar la creencia religiosa entre el 47,7% de quienes lo hicieron por la lectura.

El astrofísico Stephen Hawking, autor de Historia del Tiempo y El Universo en una cáscara de nuez, ocupa el cuarto lugar de influencia (37,1%); mientras que el colombiano Fernando Vallejo, autor de "La Puta de Babilonia" completa el grupo de los cinco más influyentes.

Los otros tres jinetes del ateísmo, Christopher Hitchens, Sam Harris y Daniel Dennett, cuentan con el puesto sexto y  noveno. Hitchens y Dennet empatan en el noveno lugar con 11.4%. Este bajo nivel de conocimiento se debe a la inexistencia de libros en castellano de estos autores en Colombia. El acceso a las obras de estos tres jinetes del ateísmo se debe a textos en inglés. Hitchens, ya fallecido, cuenta con una influencia inicial de 24.3% 
Evidencia que las nuevas generaciones de ateos está desligada del comunismo es que tan sólo el 12,9% de los ateos señalaron que Karl Marx fue influyente para abandonar la religión. Ubicado ya en el puesto número 11 y marcado principalmente por personas mayores de 35 años.

Entre personas más jóvenes hubo mención de Youtubers omo Dross (11,4%) y también se mencionaron autores nacionales con páginas o blogs: David Osorio (De-Avanzada), Ferney Rodríguez, colaborador de SinDioses y Hernán Toro, del grupo "Escépticos Colombia".

Autores con menor porcentaje fueron Bill Maher, Ayn Rand, Dan Barker, Matt Dillahunty, Mijail Bakunin, Andre Compte-Sponville, Emma Goldman, Earl Doherty, Sherwin Wine, Ramachandran,
Isaac Newton, Michael Onfray, Ernest Hemingway, Mark Twain, Humberto Eco, Roberto Patiño, Julia Sweeney, R.W. Emmerson, Arthur C. Clark, Judith Hayes y Robert G. Ingersoll. Aclarando que algunos de los anteriores no fueron precisamente ateos, como Isaac Newton. 
Cabe señalar que algunos ateos mencionaron autores cristianos como fuente de sus dudas. Entre estos mencionaron las obras de Santo Tomás de Aquino, Uta Ranke-Heinemann y Hans Küng. Esto se explica en la medida en que la información recibida, incluso de atores teistas, es analizada y comparada con otra información permitiendo formar conocimiento. El número de personas que señalaron la lectura también fue elevado.

Queda una preocupación por aquellos jóvenes que no señalaron lectura alguna por justificar su ateísmo, ya que puede ser indicio más de un anticlericalismo, que poseer una postura sólidamente justificada. ¡En todos los casos motivar a más y mejor lectura es lo recomendable! 


Viernes, 13 de Mayo de 2016

El Espejismo de Dios en árabe alcanza 10 millones de descargas

La obra "El Espejismo de Dios" de Richard Dawkins ha alcanzado en una traducción al árabe diez millones de descargas por Internet, según nos informa Friendly Atheist.

Se trata de una versión no autorizada de PDF realizada por Bassam Al-Baghdadi, un inmigrante iraquí que vive en Suecia. El primer día tuvo mil descargas y la cifra ha subido día tras día.

Según Al-Baghdali, en los foros ateos en árabe, el libro ha sido una sensación. Este activista de Internet ha narrado que añadió a la descripción del libro la advertencia de que este se encuentra prohibido en muchos países islámicos. No obstante, las descargas aumentan día tras día.

El inmigrante iraquí ha sido objeto de amenazas por parte de varios musulmanes que lo han tildado de "aliado de los sionistas" y de "corruptor de jóvenes".

Richard Dawkins, autor del libro, se enteró por medio de Kacem El Ghazali, un periodista marroquí en 2014 de la versión en PDF en árabe. Según este, Dawkins no manifestó ningún reproche a esta versión no autorizada. El Ghazali aprovechó la oportunidad de su encuentro con Dawkins para expresarle su gratutud por su activismo ateo: "Una enorme deuda de gratitud a Richard Dawkins, y para otros que han guiado mi viaje de los infiernos de dogma religioso a la oasis de pensamiento libre y la iluminación."

Afortunadamente Internet ha logrado romper la barrera de prohibición de libros ateos en muchos países musulmanes. El hecho que más de 300 mil descargas de este libro se hayan realizado en Arabia Saudita es muestra de ello.

La edición en árabe de "El Espejismo de Dios" la puede descargar aquí.

En Arabia Saudita los ateos somos terroristas

La buena acogida de "El Espejismo de Dios" en Arabia Saudita no deja de ser asombrosa cuando este país ha declarado que los ateos son "terroristas". De hecho, el bloguero Raif Badawi, un defensor del laicismo y crítico del islam se encuentra encarcelado y condenado en mayo de 2014 a pasar una década de su vida en prisión y a recibir en su cuerpo 1.000 latigazos, dados lentamente de la manera más dolorosa. Con esto, la "religión de la paz" desea mostrar a lo que los ateos se enfrentan si hacen públicas sus críticas al Islam. en diciembre de 2015 tan sólo Badawi había recibido 50 latigazos.

No obstante lo anterior, Arabia fue nombrada por segunda vez miembro del Consejo de Derechos Humanos en la ONU.

Volviendo al punto de que los ateos son denominados terroristas basta con traer las declaraciones del embajador de Arabia Saudita en la ONU (traducción gracias al blog De -Avanzada)

HASAN: Cuando nos fijamos en la situación de derechos humanos en Arabia Saudita, por ejemplo, algunos dirían que hay algunas resoluciones extrañas. ¿Por qué abogar por el ateísmo en Arabia Saudita ahora es considerado como un delito terrorista? ¿Cómo explica eso?

AL-MOUALLIMI: Bueno, porque en Arabia Saudita, somos un país único. Somos la cuna del islam. Somos el país que alberga los dos lugares más sagrados para los musulmanes en La Meca y Medina. Somos el país que se basa en los principios islámicos y así sucesivamente. Somos un país en el que toda la población acepta homogéneamente el islam. Cualquier llamado a desafiar el dominio islámico o la ideología islámica se considera subversivo en Arabia Saudita y sería subversivo y podría llevar al caos.

HASAN: Pero... ¿terrorismo?

AL-MOUALLIMI: Bueno...

HASAN: ¿Alguien que dice: "No creo en dios y otros no deberían creer en dios" es equivalente a Osama bin Laden?

AL-MOUALLIMI: Bueno, alguien que dice eso y pide eso públicamente es subversivo y, posiblemente, podría ser un terrorista, sí.

HASAN: Por el simple hecho de no creer en dios, ¿podría ser un terrorista?

AL-MOUALLIMI: Pues bien, si no cree en dios...

HASAN: No es una persona violenta; está ejerciendo su libertad de conciencia.

AL-MOUALLIMI: Si no cree en dios, y mantiene eso para sí mismo, y se comporta, nadie haría nada ni diría nada al respecto. Si va a salir en público, y decir: "No creo en dios", eso es subversivo. Está invitando a otros a tomar represalias.

HASAN: Incluso si eso fuera subversivo —y mucha gente no estaría de acuerdo con esa afirmación— ¿cómo es que eso es terrorismo? ¿No estás simplemente vaciando esa palabra de todo sentido cuando dices que un ateo es un terrorista?

AL-MOUALLIMI: Pues bien, en términos de subversión, perturbar el orden público, perturbar la seguridad del país, todo eso, él está invitándolo, él está provocando a otros a reaccionar de una manera que también sería violenta e inaceptable.


Miercoles, 14 de Mayo de 2014

Habrá canal ateo en TV

Jueves, 10 de Abril de 2014

Vídeo: la poesía de la ciencia

Vídeo: la poesía de la ciencia

Sábado, 7 de Abril de 2012

Sobre gays y cerdos desde el Facebook de Jesús

Sábado, 31 de Marzo de 2012

La "Concentración de la Razón" se realizó en Washington D.C.

Miles de ateos, agnósticos y otro tipo de no creyentes se manifestaron el pasado sábado 24 de marzo en Washington para celebrar su pensamiento crítico frente al dogma religioso y reivindicar un mayor espacio en la vida pública estadounidense.

Después de una semana insultantemente calurosa que ha adelantado la floración de los cerezos —todo un acontecimiento en Washington— en casi cinco semanas, el sábado hacía frío y llovía. Eso no desanimó a los miles de asistentes a asistir a la 'Concentración de la Razón'. Este evento fue patrocinado por 20 grupos ateos, seculares y humanistas, y fue anunciado como una fiesta para 'declarar públicamente' su ateísmo en el corazón de Washington.  Secalcula que el ateísmo y el agnosticismo está creciendo a un ritmo más acelerado que otro grupo religioso.


"Hay demasiada gente en este país que se ha visto acobardada por el miedo a declararse ateos, seculares o agnósticos", dijo la estrella del evento, Richard Dawkins, el científico británico y autor ateo más vendido.

La mayor parte de los asistentes fueron blancos, de clase media y media-alta, que se congregaron en el Mall a expresar su amor por la razón y el librepensamiento. En el encuentro habían carteles que decían "No hay libertad sin librepensadores", así también personas con camisetas del Monstruo de Espagueti volador, toda una parodia a la religión.

Entre los asistentes estuvo Pete Stark, congresista demócrata de izquierdas por California desde 1993, que hace cinco años ‘salió del armario’ y se convirtió en el primer legislador de la Historia de EEUU que se declaraba ateo. Dave Silverman, Presidente de la Asociación  de Ateos invitó a sus compañeros a “salir del armario”. 

La 'Concentración de la Razón', patrocinada por 20 grupos ateos, seculares y humanistas, fue anunciada como una fiesta para 'declarar públicamente' su ateísmo en el corazón de Washington en un segmento de la población estadounidense que está creciendo a un ritmo más acelerado que ningún otro grupo religioso. "Hay demasiada gente en este país que se ha visto acobardada por el miedo a declararse ateos, seculares o agnósticos", dijo la estrella del evento, Richard Dawkins, el científico británico y autor ateo más vendido.

"Somos mucho más numerosos de lo que nadie se da cuenta", afirmó Dawkins, recabando ovaciones de la joven multitud que desafiaba la llovizna en una tarde de discursos, música y sátira en el National Mall. Jesse Galef, de la Alianza Secular de Estudiantes, vocero de la concentración, declaró a la AFP que las estimaciones más a la baja hablaban de unos 10.000 asistentes.

En el centro de la multitud animada se encontraba un crucifijo rosa con una pancarta que rezaba "Desterrar los Diez Mandamientos a la papelera de la historia" y otros carteles que afirmaban "Bien sin un dios" o "¡Hola Mamá! Soy ateo".

"Este país no fue construido en base a la religión o Dios. Fue construido en base a la razón", afirmó otro de los oradores, Michael Shermer, que se define como "escéptico, bloguero y columnista de la revista Scientific American".

En ningún otro país occidental la religión tiene un valor tan alto en la sociedad como en Estados Unidos, donde la inscripción "en Dios confiamos" ("in God we trust") aparece impresa en los billetes de dólar y donde el lema "una nación bajo Dios" es parte del Juramento de Lealtad Nacional. Sin embargo las investigaciones de la última década indican que los estadounidenses sin una afiliación religiosa conforman entre un 15 y 16% de la población. "Eso es más que judíos, musulmanes, hindúes y budistas combinados, y más del doble", señaló David Silverman, presidente de los Ateos de Estados Unidos, quien realiza campaña por los derechos civiles de los no creyentes. el presidente de la asociación Ateos Americanos.

Después de varias horas de discursos, los manifestantes se fueron a una fiesta en el hotel Marriott de Bethesda que incluía, entre otras actividades, un ‘desbautismo’ de los vivos y de los muertos, esto último en referencia a la tradición mormona de bautizar a las personas que ya han fallecido aunque no fueran miembros de esa religión y sin pedir permiso a sus familiares.

Les dejamos un vídeo del evento:

Lunes, 12 de Marzo de 2012

Estafando ilusos: de sanaciones y otras supersticiones