Archivos en la categoría Iglesia Católica

Domingo, 21 de Enero de 2018

Cinco feas verdades del Papa Francisco

Hay muchas cosas que a los católicos les da pena de su Iglesia, como la Inquisición y las cruzadas, que consideran que son cosas del pasado, y que ya los tiempos presentes son mejores para la Iglesia, especialmente desde que Francisco asumió el papado, mostrándose más moderno y aperturista. Sin embargo, hay algunos hechos que empañan la imagen de este Papa y que Utero.pe ha listado.

Aquí se las traemos:

Texto de Andy Livise. @Elcholaco

1. Su apoyo a un obispo cuestionado

El papa viene de Chile, donde se armó un escándalo. Resulta que Francisco pidió perdón por los abusos sexuales de los sacerdotes en ese país. Sin embargo, uno de los obispos que fue invitado a una de las misas fue Juan Barros, líder religioso acusado de encubrir los abusos del cura Fernando Karadima. Una de las víctimas dijo incluso que Barros estuvo presente cuando Karadima lo tocaba.

Podrás decir que Barros se coló en la misa de Francisco, pero no solamente es ese roche. Francisco nombró a Barros como obispo de Osorno cuando ya existían las denuncias contra Karadima. Incluso hubo protestas, pero Pancho no tuvo mejor idea que decir que la ciudad que protestaba “sufría por tonta” y no hizo leña del árbol caído, o sea, defendió a Barros.




2. Su perdón a los Legionarios de Cristo

No es su única indulgencia con los acusados de pederastia. En México, por el 2006, también se denunciaron los abusos sexuales perpetrados por el fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel. El católico fue un comprobado pederasta y tuvo hijos con varias mujeres e incluso abusó de sus propios hijos. Logró años de impunidad gracias al santo padre Juan Pablo II y murió en el 2008.

En el 2010, sin embargo, aparecieron más denuncias y Benedicto XVI intervino a Los Legionarios de Cristo para saber quiénes fueron todos los cómplices de Maciel. A los 5 años, Francisco ya era papa y los perdonó para que la congregación pueda festejar “dignamente los 75 años de su fundación”. Todo volvió a estar OK y nadie fue a la cárcel.


3. Su apoyo asolapado a El Sodalicio

OK, perdón por lo de “asolapado”. Si Chile tiene su Karadima y México, su Maciel; Perú tiene a su Luis Fernando Figari. El líder del Sodalicio es acusado de abusos sexuales, físicos y psicológicos a menores de edad y se encuentra refugiado en Roma. La Fiscalía peruana ha pedido la prisión preventiva para Figari.

Desde el Vaticano, justo la semana pasada, se ordenó la intervención del Sodalicio (igualito que con los Legionarios de Cristo). Sin embargo, la Iglesia ya se pronunció por este caso en un informe y afirmó que “no hubo pederastia en el caso Figari”, sino “actos impuros”. Todo indica que esta intervención es un saludo a la bandera, o para este caso, a la Biblia, y nadie irá a prisión.

Ah, por cierto, el caso del Sodalicio no es el único en Perú en el que se denuncia abusos de miembros del catolicismo. Aquí puedes ver de qué hablamos.


4. Su lucha contra la ideología de género

La lucha contra la inexistente “ideología de género” no es exclusiva de los evangélicos. Francisco ha emprendido una lid internacional contra la “ideología de género” que no es otra cosa que la igualdad de derechos humanos entre hombres y mujeres, y para la comunidad LGTBi (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

Las frases del jerarca argentino, básicamente, son las mismas que gritan los de #ConMisHijosNoTeMetas:
 “En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas –lo digo claramente con nombre y apellido– ¡es la ideología de género!”.
 “Es contra natura (…) Una cosa es cuando alguien tiene esa tendencia… y otra es cuando se enseña en los colegios”. “Hoy en día, en los colegios les están enseñando a los niños… ¡a los niños! … que todos pueden elegir su género”. 
Por todo eso es que no le basta con tener un curso exclusivo de catolicismo en las escuelas y pide “no enseñar identidad de género en los colegios”.

5. Antiderechos
Aunque al inicio casi se gana la chapa de “El papa gay friendly” por decir sobre los homosexuales: “¿Quién soy yo para juzgar?”, luego se dio cuenta de que él era el representante de diosito en la Tierra y empezó a juzgarlos.

Francisco desestimó los testimonios de los abusados
por sacerdotes católicos en su fracasada visita a Chile.
Por ejemplo, en el 2014, excomulgó a un cura brasileño que defendió a la comunidad LGTBi. Un año después, no dudó en despedir a un cura polaco que hizo pública su homosexualidad.

Se acordó de que era el papa y empezó a condenar a la comunidad LGTBI.
En el 2015 también dijo esto en la ONU:

“(La unión o el matrimonio homosexual) es “un estilo de vida anómalo, extraño a la identidad de los pueblos e irresponsable”.


Justo la Corte Interamericana de Derechos Humanos (el organismo judicial máximo de la OEA a la que estamos adscritos) acaba de ordenar en una opinión consultiva que todos los Estados deben permitir los matrimonios igualitarios. La posición del papa va en contra de la Corte IDH, al menos hasta que su Iglesia se adapte a la realidad, como lo ha hecho por los siglos de los siglos, amén.
Miercoles, 1 de noviembre de 2017

La Reforma Protestante cumple 500 años. ¿Para qué sirvió?

Tras la celebración, en muchos medios evangélicos, de los 500 años de la reforma protestante cabe preguntarse ¿para qué sirvió? El escritor Carlos Arturo Serrano dio su opinión en "Un país normal", la cual queremos compartirle.

El 18 de noviembre de 1302, el papa Bonifacio VIII emitió la bula Unam sanctamen protesta contra los actos del rey de Francia Felipe IV, quien estaba recortando los privilegios legales del clero. La declaración principal de la bula fue la autoridad papal absoluta: Bonifacio retomó de Cipriano de Cartago la doctrina de que la única opción para toda la humanidad, y sobre todo para sus gobernantes, era someterse exclusivamente a la Iglesia Católica. Por fuera no había salvación.

El 31 de octubre de 1517, el profesor de teología Martín Lutero envió una carta al arzobispo de Maguncia, Alberto de Brandeburgo, en la que criticaba el sistema de indulgencias, un arreglo vulgar por el que la iglesia romana explotaba los méritos de Jesús como si fueran minas de plata bolivianas para, literalmente, vender el perdón de los pecados. Lutero acompañó esta queja con un gesto más dramático: en la puerta de la Iglesia de Todos los Santos de Wittenberg clavó públicamente una copia de la carta, con sus famosas 95 tesis sobre la eficacia de las indulgencias.

Esos clavos sellaron el ataúd de la Unam sanctam. Lo que siguió fue guerra.

Por supuesto, en Europa no era nada nuevo matar por religión: casi exactamente un siglo antes, el checo Jan Hus había sido quemado por hacer casi las mismas críticas a la corrupción de la iglesia romana. Ya en el siglo XIII el papa Inocencio III, que de Inocencio no tenía nada, había ordenado un genocidio en el Languedoc para eliminar la secta albigense, y más tarde el papa Inocencio VIII hizo lo mismo con los valdenses. De la mano de la Inquisición, que ha sido descrita y denunciada de sobra, el costal mal cosido que es la nación española se fundó sobre una guerra territorial contra los moros (cuya llegada a la Hispania visigoda también había sido por la fuerza) y sobre el desplazamiento forzado de los judíos.

(El caso español es singular: España exportó a América la Edad Media y todos sus males cuando esta ya había acabado, y todavía hoy hay españoles ilusos que creen que los Reyes Católicos le hicieron al mundo un favor. Los filipinos, belgas, holandeses, ecuatoguineanos, hispanoamericanos y demás descendientes de pueblos que se dieron el gusto de quitarse de encima la corona española solo deberían sentir simpatía por los catalanes que no quieren ser parte en ese deshonroso legado.)

De manera que el mutuo destripamiento entre católicos y protestantes fue apenas continuación de una costumbre ya establecida: ni siquiera quienes primero intentaron secularizar Europa salieron con las manos limpias. El papel que terminó cumpliendo el protestantismo fue añadir un leño más a la hoguera. En materia de ejecuciones los evangélicos no tienen nada que criticarle a Roma: tan culpable es Belarmino por la muerte de Giordano Bruno como lo es Calvino por la muerte de Miguel Servet (y muchos otros).

La Reforma Protestante despedazó a Europa y no logró la regeneración moral que buscaba. Los problemas persistieron, pero ahora con más perpetradores. El coleccionista de mujeres Enrique VIII, maldita para siempre sea su memoria, declaró su propia iglesia y ensangrentó Inglaterra por generaciones. En todo el mundo se siguió asesinando con la excusa de la defensa de la fe, tanto en el bando católico como en el bando protestante, así como en muchos otros bandos nuevos, y en Latinoamérica el esfuerzo por ponerle fin a la Edad Media también nos ha costado muertos. Sigue habiendo codicia descarada, tanto de un bando como del otro. Sigue habiendo depravación, tanto de un bando como del otro. Sigue habiendo oposición a la ciencia, tanto de un bando como del otro. Sigue habiendo intromisión en los asuntos del estado, tanto de un bando como del otro. Lejos de purificar la religión, la Reforma multiplicó sus efectos nocivos.

Lutero fue tan desastroso para los estados como mal modelo moral. Si bien no fue él quien sembró la semilla del antisemitismo alemán, sí la regó con abundante bilis. A diferencia de Darwin, a quien los nazis deformaron irreconociblemente para cubrir su campaña asesina de un aura intelectual, a Lutero bastó con citarlo en sus propias palabras.

Lo único que cabe agradecerle a Lutero fue haber roto el monopolio católico de la verdad. Hoy no tiene consecuencias contradecir a un papa. En tiempos medievales la excomunión de un rey era su muerte política; hoy Londres tiene un alcalde musulmán y no es ningún problema. La única cosa buena que nos dejó la Reforma fue abrir un espacio de crítica, en el que se sintió cómoda mientras le fue útil, pero luego se espantó de él y lo cedió a un ocupante más digno: la Ilustración.
Viernes, 1 de Septiembre de 2017

Ateos de Bogotá se pronuncian sobre visita de Papa Francisco

La visita del Papa Francisco a Colombia en los próximos días a Colombia ha ocupado gran parte de los informativos nacionales. Bajo el lema "demos el primer paso" se realizará la visita del Papa Francisco, que en palabras de la misma conferencia episcopal colombiana, realizará una visita apostólica. Las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Cali y Cartagena tendrán eventos masivos en los que el Estado, presuntamente laico, gastó una ingente cantidad de dinero.

Las organizaciones Bogotá Atea y la Asociación de Ateos de Bogotá presentaron a la opinión pública un comunicado de prensa , que por su importancia, damos a conocer aquí:

Ante las numerosas consultas recibidas en los últimos días sobre la opinión de las ONG ateas sobre la visita del Papa Francisco, las organizaciones Bogotá Atea y la Asociación de Ateos de Bogotá expresamos a la opinión pública que:
  1. Agradecemos cualquier gesto nacional o internacional a favor de la paz en Colombia.
  2. Vemos con preocupación que la visita apostólica del Papa Francisco haya sido apoyada económicamente con dineros públicos. En un Estado Laico, como es Colombia, las actuaciones del Estado no deben tener sentido ni orientación por ningún credo religioso, con el fin de garantizar la neutralidad.
  3. Los elevados costos de la visita del Papa Francisco, de diez millones de pesos por minuto en logística, son demasiados para un país que ha descuidado áreas tan importantes como la ciencia (cuyo presupuesto el gobierno recortará en un 40%). Protestamos por el hecho de que el Estado subsidie la religión y descuide la ciencia.
  4. Rechazamos los mensajes que con frecuencia el Papa Francisco emite durante sus giras, en los que ataca los avances en derechos sexuales y reproductivos, la eutanasia y los derechos de la población LGBTI y las mujeres. Le pedimos que respete la separación de Estado e Iglesias en Colombia, evitando presiones indebidas al Estado colombiano.
  5. Denunciamos que los llamados de justicia social a los que ha convocado el Papa Francisco no se han materializado en el seno de la Iglesia católica colombiana, como es el caso de la negativa y ofensiva jurídica de la Iglesia a rehusarse a pagar indemnización a las víctimas de abusos sexuales cometidos por sus sacerdotes en Líbano – Tolima, Cali y Manizales. Invitamos a la Iglesia a que dé el primer paso hacia la reconciliación, reconociendo su responsabilidad civil como institución en estos tristes casos.
  6. Apoyamos el evento de pedir perdón por la implicación en la pasada en la violencia en Colombia por parte de la Iglesia Católica . No obstante, vemos un contrasentido el hecho de convertir en beato a Pedro María Ramírez, quien fomentó la violencia contra los liberales en el período de guerra entre conservadores y liberales en el siglo XX.
Jueves, 3 de Agosto de 2017

Fabricación de santos ante pérdida de fieles

Un aumento de beatificaciones y creación de santos por el Papa Francisco muestra la preocupación frente a la pérdida de fieles en Latinoamérica y Europa.

Un estudio hecho por Univisión Data muestra que en los últimos 420 años ningún pontífice en el poder ha canonizado a tantas personas por año como Francisco. La tasa anual del argentino es de 8.64.

El Papa Francisco, quien ha sido conocido por su buen manejo de los medios de comunicación y presuntos aires reformistas, tiene otra razón para pasar a la historia: un récord fabricando santos, el más alto desde 1590.

Y es que lo que para otros pontífices era un proceso largo, ha sido más express en los últimos tiempos. Por ejemplo, el pasado 16 de octubre, alias Francisco santificó a siete personas de una sola vez. Un mes antes, la designación recayó en la Madre Teresa de Calcuta. Esta señora que mantenía a muchas personas moribundas con pocos paliativos, esperando que el dolor se convirtieran a Dios, mientras recibía millonarias donaciones. 

El papa argentino lleva 31 personas elevadas a los altares desde que inauguró su reinado en marzo de 2013. Como se mencionaba anteriormente, la tasa anual de santos fabricados es de 8,64. No obstante, el record en santificaciones se las lleva Juan Pablo II (el encubridor de pederastas como Marcial Maciel). El papa polaco, por cierto, ya fue santificado por el actual Papa. ¡Ya los sacerdotes pederastas tienen un santo patrono!

Karol Józef Wojtyła, alias Juan Pablo II, nombró santos a 80 personas en 26 años como sumo pontífice, pero su tasa anual es más baja: 3.02 santos.

Su sucesor, Benedicto XVI, acumuló 42 santos en casi ocho años de pontificado, siendo la segunda tasa anual más alta. Esto en los últimos tres papados debe tener una razón muy mundana.


La dura competencia con los evangélicos

La respuesta se encuentra en la competencia por el mercado de feligreses, el cual es muy fuerte.

“Nosotros argumentamos que las beatificaciones y santificaciones suceden en respuesta directa al aumento de evangélicos a finales de los años mil ochocientos en América Latina”, explicó Rachel M. McCleary, investigadora de la escuela de gobernanza de la Universidad de Harvard.

Según McCleary y Robert J. Barro las santificaciones y beatificaciones que reflejan la competencia entre católicos y protestantes por obtener más poder. Los autores también encuentran evidencia de que la Iglesia Católica utiliza la selección de santos y beatos para competir contra la ideas seculares, como el ateísmo y el agnosticismo.

“Los papas no son ingenuos. Ellos comprenden por completo la competencia. Sin embargo, las razones públicas que ofrecen tienen que ver con una creciente devoción entre los creyentes. Han tendido a alejarse de hablar en público sobre competir con diversas formas de protestantismo.”, explicó McCleary.

Tampoco es accidental el hecho que desde el 2000 hayan surgido santos nacidos en Latinoamérica y que, por primera vez, se haya nombrado al primer Sumo Pontífice de esa parte del mundo.

Austen Ivereigh, exdirector de relaciones públicas del Arzobispo de Westminster, Londres, afirma que la razón de este aumento de santos es porque ahora la iglesia considera que no solo los religiosos pueden llegar a ser santos, sino también los feligreses de a pie.

Las recientes beatificaciones de misioneros de Colombia muestran el deseo de la iglesia de retomar la evangelización en momentos en que pierde terreno. En Colombia también causó sorpresa la beatificación  del padre Pedro María Ramírez, quien  es acusado de ser un agitador político quien durante el siglo XX pidió la muerte de los liberales desde el púlpito, azuzando el período de guerra entre liberales y conservadores en el país caferero. 

“Queremos que investiguen más y no vayan a terminar santificándolo, cuando por causa de sus sermones se produjeron muchas muertes de personas en Armero, muchos liberales fueron asesinados por causa de él”, manifestó el presidente de Fedearmero, Alfenibal Tinoco, al diario El Tiempo.

Desde 1960 hasta 2014 los seguidores del catolicismo en América Latina cayeron 25 puntos porcentuales. Los no afiliados a religiones crecieron un 700% (de 1% en los setentas, a 8%), según estimaciones del Pew Research Center.

Esto es un varapalo durísimo para la iglesia vaticana quien tuvo a los territorios colonizados por España y Portugal como sus fortines más grandes y el hogar del 40% de católicos del mundo. 

“Latinoamérica era vista como una zona segura de los Católico-romanos, fuera del alcance de los protestantes hasta la segunda mitad del Siglo XIX. Con el surgimiento del evangelicalismo en los EEUU, y posteriormente el pentecostalismo, los católicos ya no eran vistos como compañeros cristianos, sino como paganos”, sostiene la investigadora McCleary para explicar cómo América Latina es zona de competencia fiera entre iglesias.

“Entonces, los misiones protestantes de EEUU empezaron a ingresar a América Latina y construyeron iglesias, escuelas, clínicas. Debido a la reformas liberales del siglo XIX, que implicó la falta de sacerdotes católicos y órdenes religiosas, los protestantes y su marca religiosa de bajo costo eventualmente fue exitosa”, concluye la investigadora.

Curiosamente mientras que en 410 años –entre 1590 y el 2000– de hegemonía católica en América Latina solo se hicieron cinco santos, del 2000 al 2010, la región ha contribuido con siete nuevos personajes para ser coleccionados en estampitas y figuritas.

En esa misma angustia por la pérdida de fieles se enmarcan las visitas de Francisco, denominadas apostólicas, a Colombia en 2017 y a Perú en 2018, así como las ya ocurridas a México y Ecuador.
Martes, 25 de Julio de 2017

La teoría conspiranoica llamada “ideología de género”

Un nuevo término se ha ido arrastrando en el discurso de los conservadores de todo el mundo. El término es el de "ideología de género"

Un texto de Ana Campoy
Publicado en Huffpost

En México, miles de manifestantes denunciaron la propagación de la llamada "ideología de género" en marchas contra el matrimonio entre personas del mismo sexo en septiembre de 2016. Semanas antes, grupos religiosos en Colombia acusaron al gobierno de querer adoctrinar a los niños enseñando "ideología de género" en las escuelas; Semanas después, acusarían a los funcionarios de inyectar la supuesta ideología en los tratados de paz que buscaban poner fin al medio siglo de guerra civil del país.

Activistas en España y Polonia han utilizado la misma frase para combatir los esfuerzos por reconocer que la identidad de género y la orientación sexual van más allá de los hombres y mujeres heterosexuales. Incluso el Papa Francisco planteó la noción el mes pasado (octubre de 2016), instando a la compasión sacerdotal por las personas que luchan con su identidad de género o orientación sexual, pero rechazando "el adoctrinamiento de la Teoría de género" y su "colonización ideológica".

¿En qué consiste esta ideología aparentemente omnipresente que tiene tanto a católicos y conservadores tan nerviosos? Según ellos, es una cosmovisión, inventada por académicas lesbianas y feministas radicales, de que el género no tiene nada que ver con las diferencias biológicas y puede ser elegido a voluntad. Lo caracterizan como una peligrosa línea de pensamiento que amenaza con infectar a los niños y destruir la democracia.

De hecho, la "ideología de género" es una invención de la derecha. Es una mezcolanza de ideas dispares desarrolladas por un grupo diverso de pensadores en los últimos 50 años. Realmente no existe más allá de los manifiestos de sus creadores y las banderas de protesta, pero ya les ha ayudado a conseguir algunas victorias muy reales.


Fobia de género

La iglesia católica y otros grupos conservadores han tenido durante mucho tiempo un problema con el género entendido como la capa cultural de comportamientos y rasgos que las sociedades han sobrepuesto al sexo biológico. Esta perspectiva desafía muchas de sus ideas acerca de cómo la humanidad debe ser organizada, modelada en los "valores familiares" que se les atribuyen. Si los papeles tradicionales de marido y mujer, padre y madre, hombre y mujer son simplemente construcciones sociales, entonces otras identidades más allá de esos binarios se vuelven tan válidas, inyectando el caos en el orden de las cosas.

La "ideología de género" es el hombre de paja que inventaron para luchar contra esta amenaza. Sus orígenes se remontan a dos cumbres de las Naciones Unidas que abordaron la desigualdad de género y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres: la conferencia de 1994 sobre población y desarrollo en El Cairo y la conferencia de mujeres en Pekín el año siguiente.

Marcha contra la "ideología de género" Arequipa, Perú.
Incluso antes de las conferencias, el Vaticano denunció de manera preventiva lo que afirmaba eran esfuerzos para unir al mundo en favor del aborto y del sexo con fines no reproductivos, incluidas las relaciones entre personas del mismo sexo. Según David Paternotte, profesor de la Universidad Libre de Bruselas, que estudió el fenómeno de la "ideología de género", algunos católicos se fijaron en el término "género", llamándolo caballo de Troya para forzar políticas anti-familiares a la sociedad.

La idea de género también ofrecía un marco muy poderoso para oponerse a esas políticas, incluyendo el matrimonio homosexual y la adopción, la educación sexual en las escuelas, el derecho al aborto, los métodos alternativos de reproducción y los derechos de los transgéneros. Todos ellos podrían ser envueltos en el concepto de "ideología de género" y combatir con el mismo argumento: hombres y mujeres no son iguales, sino complementarios por el diseño natural. El constructo es "un recipiente que puede ser usado para propósitos diferentes", dice Paternotte.

Los activistas conservadores expusieron sus ideas en libros y manifiestos: términos ambiguos y discutibles sobre la vida familiar y las cuestiones éticas. El diccionario publicado en 2003 por el Consejo Pontificio para la Familia del Vaticano trató de exponer el "lenguaje orwelliano" que estaba siendo utilizado para difundir la "ideología de género" en todo el mundo. Por ejemplo, el cardenal Alfonso López Trujillo escribe en el prefacio del libro, la frase "discriminación contra las mujeres" podría al principio "provocar una reacción de simpatía". De hecho, explica, es un ataque a la familia, que se enmarca como "la esclavitud moderna".

"La familia y la vida están siendo literalmente bombardeadas por un lenguaje engañoso", argumenta López Trujillo. "Sin la búsqueda de la verdad, el universo de la libertad está contaminado y en grave peligro".

Entre los términos incluidos en este glosario están: "patriarcado", "matriarcado", "matrimonio homosexual" y, por supuesto, "ideología de género".

Fuentes supuestamente

Los oponentes/creadores de la "ideología de género" atribuyen el concepto a una variedad de escritores, desde Simone de Beauvoir, la intelectual francesa que formó parte del movimiento existencialista de los años cincuenta, hasta las feministas radicales de los años 70 como Shulamith Firestone, A Judith Butler, un filósofo y teórico del género que enseña en la Universidad de California en Berkeley.

Todos estos autores abordan el género y usan algunas de las palabras incluidas en el Léxico. Pero su trabajo no puede ser interpretado como una manera única y unificada de concebir el género como dicen sus oponentes. La noción de que lo hace es "fantasía", dice Camille Robcis, un profesor de historia en la Universidad de Cornell que ha estudiado el despliegue de la "ideología de género" en Francia.

Para empezar, Robcis señala que los escritos de estos supuestos arquitectos de la "ideología de género" brotaron de diferentes contextos históricos -cuando Beauvoir escribió su frase famosa  "uno no nace mujer, sino que llega a serlo", entonces, el sello LGBTI no existía.

Las ideas de estos pensadores, lejos de ser uniformes, son a menudo mucho más complicadas que los sonidos fáciles a las que se han reducido en la lucha de "ideología de género" [...]

Incluso entre los presuntos promotores de la "ideología de género" -los gobiernos y los activistas LGBTI en desacuerdo con las políticas conservadoras- no hay un frente unido sobre las cuestiones de género. De hecho, dice Mary Anne Case, profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chicago, ni siquiera están haciendo las mismas conexiones que sus oponentes entre asuntos como el matrimonio entre personas del mismo sexo y el aborto.

"Ojalá estuviéramos tan unidos como el Vaticano cree que somos y tan poderosos", dice Case, quien ha escrito sobre los orígenes de la "ideología de género".

En realidad, dice Case, no sólo está arreglada la "ideología de género", sino también la conspiración bajo la cual sus supuestos defensores están trabajando juntos.


Estrategia brillante

La "ideología de género" ha sido una herramienta de comunicación y persuasión muy eficaz. Ayuda a sus "luchadores" a evitar un lenguaje abiertamente homofóbico -lo cual está prohibido por la ley en algunos países- y a enmarcar sus argumentos en términos seculares. Por ejemplo, en lugar de decir que el matrimonio entre personas del mismo sexo va en contra de las enseñanzas religiosas, los opositores argumentan que amenaza el orden natural de las cosas.

En una analogía utilizada por los críticos, incluyendo al Papa Benedicto XVI en sus saludos navideños de 2008, comparó la naturaleza de los seres humanos como hombres y mujeres con una selva amenazada. En la misma línea, en algunos de los materiales distribuidos por los manifestantes franceses, la ex ministra de Justicia francesa, Christiane Taubira, quien propuso una ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, fue retratada sosteniendo una motosierra en medio de un bosque cortado.

Al simplificar excesivamente los temas, el concepto de "ideología de género" permite a los conservadores empaquetarlos de manera que sean fáciles de entender y divulgar. "Un niño y una niña, no son lo mismo", explica el vídeo de la coalición conservadora francesa La Manif Pour Tous, o Protesta para Todos. El vídeo afirma que en el nombre de poner fin a la desigualdad de género, algunos están tratando de mezclar rasgos femeninos y masculinos de una manera que confunde a los niños. "Sí, papá puede usar un vestido y lápiz de labios. Sí, una chica puede conducir un autobús. Sí, un bebé puede tener dos madres o dos padres." "Que las niñas sean chicas. Que los niños sean chicos ", concluye.

Sin estar familiarizados con las opiniones más elaboradas sobre el género desarrolladas por los intelectuales que los conservadores critican, es fácil tomar la interpretación distorsionada. Esto ha hecho posible que los grupos conservadores convenzan a los seguidores de que las políticas diseñadas para inculcar los derechos humanos básicos -una clara jurisdicción estatal- son en realidad una imposición de una ideología marginal en la que el Estado no tiene jurisdicción. En otras palabras, las mismas personas que actúan sobre sus creencias religiosas han enmarcado con éxito las cuestiones de género como una religión misma. Es una clase magistral en el discurso en el que proyectan en sus contrarios lo que ellos mismos son: una ideología.


Una ideología global

Marcha contra la "ideología de género"
Lima, Perú.
Aunque la idea de "ideología de género" ha existido desde hace varios años, su uso ha aumentado recientemente, a medida que más países comenzaron a abordar los derechos LGBT. Las movilizaciones conservadoras en Europa, incluyendo Eslovaquia, Eslovenia, Bélgica, Lituania y Polonia, están respaldadas por este concepto, como lo ha observado Paternotte, profesor de la Universidad Libre de Bruselas. El gatillo ha sido diferente en cada país, dice, y así es como se desarrolla la estrategia.

En Francia, por ejemplo, el movimiento sacó a cientos de miles de manifestantes a las calles y ha ejercido una presión real sobre el gobierno. No logró descarrilar un proyecto de ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2013, pero terminó impulsando otras medidas, como limitar a las personas no heterosexuales las tecnologías alternativas de reproducción, dice Bruno Perreau, profesor del MIT. "El gobierno tenía tanto miedo de desencadenar otra controversia que decidieron retroceder", dice. Movimientos como La Manif Pour Tous ahora están tratando de insertarse en las elecciones presidenciales del próximo año.

En Polonia, el partido derechista de Derecho y Justicia creó un grupo parlamentario para combatir la supuesta agenda del movimiento de la "ideología de género", dice Lukasz Szulc, un becario postdoctoral de la Universidad de Amberes que ha examinado el ejemplo polaco. La maniobra solidificó el apoyo del partido dentro de la todavía influyente iglesia católica, y el partido llegó a ganar una mayoría parlamentaria en las elecciones del 2015.

Recientemente, se realizó un polémico esfuerzo para reforzar aún más las ya estrictas leyes de aborto de Polonia. La propuesta fue escrita por Ordo Iuris, un grupo antiaborto que ha utilizado el discurso de la "ideología de género". El proyecto de ley fue rechazado después de que miles de mujeres polacas marcharan contra él. Pero los legisladores de Derecho y Justicia podrían aprobar una ley de aborto que es más dura que la existente, dice Szulc.

En España, los activistas conservadores han tenido menos éxito en influir en los políticos, en parte porque casi cuatro décadas de dictadura franquista dejaron a los españoles cautelosos ante cualquier conexión entre la Iglesia y el Estado, según cuenta José Ignacio Pichardo Galán y Mónica Cornejo Valle. Los grupos conservadores organizaron grandes masas al aire libre a finales de los años 2000 para defender los "valores familiares" y advirtieron que las medidas inspiradas por la "ideología de género" conducirían a "un descenso hacia un régimen totalitario". Sin embargo, eso no les ha impedido tratar de influir en el debate en otros lugares. HazteOir.org, un grupo que estuvo activo en las protestas españolas, recientemente reunió firmas para apoyar a los activistas que luchan en una iniciativa presidencial en México para hacer del matrimonio entre personas del mismo sexo un derecho constitucional.

De hecho, la "ideología de género" - habla y sus defensores se dan la vuelta. El video de La Manif Pour Tous sobre las diferencias entre chicos y chicas ha sido traducido al español y está circulando en México. Una líder del movimiento colombiano viajó a México para participar en las protestas de septiembre. Las coaliciones conservadoras en ambos países están utilizando los mismos argumentos, virtualmente palabra por palabra.

De acuerdo con este vídeo utilizado en el contexto mexicano por el grupo ViVoz contra el aborto, la ideología de género conduce a "embarazo adolescente, enfermedades de transmisión sexual, aborto, depresión, suicidio".

Esta es una guerra, dicen los defensores detrás de estos vídeos, y el campo de batalla es la mente y los valores de "nuestros hijos".

"Es prácticamente copiar y pegar", dice Genaro Lozano, profesor de ciencias políticas de la Universidad Iberoamericana de México y defensor de los derechos LGBT, de las formas que la "ideología de género" toma en diferentes lugares.

Quartz se acercó para cuestionar a los organizadores de las marchas de México, Colombia y Francia, pero no recibió ninguna respuesta.

Colombia

Algunos de los efectos más tangibles de la lucha de "ideología de género" se encuentran en Colombia. El enfrentamiento comenzó con una polémica sobre un manual producido por el Ministerio de Educación con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. El manual fue diseñado para ayudar a los administradores escolares a cumplir con una orden judicial de 2015 ordenando que las escuelas revisen sus reglas para prevenir la discriminación basada en la orientación sexual. Después de que el documento fue compartido en las redes sociales, activistas evangélicos y católicos organizaron protestas en todo el país. Decenas de miles de personas marcharon contra la ministra de Educación Gina Parody, una lesbiana, afirmando que quería imponer "ideología de género" a sus hijos.

Marcha contra la "ideología de género"
Ibagué, Colombia.
La presión obligó al presidente colombiano Juan Manuel Santos a cancelar el manual y asegurar a los colombianos en la televisión nacional que "ni el ministerio de educación ni el gobierno nacional han implementado, ni han promovido, ni van a promover la así llamada ideología de género". Parody frustrada insistió ante el Senado que la "ideología de género" no era más que una manipulación para desviar las discusiones del valor constitucional de la dignidad humana.

"¿Por qué hablan de una ideología de género? ¿De dónde sacan eso? ", Dijo. "Eso introduce una distorsión muy complicada en el debate político colombiano".

Su discurso apasionado tuvo poco efecto. Unas semanas más tarde, la "ideología de género" volvió a surgir, esta vez en el contexto del acuerdo de paz negociado entre el gobierno de Santos y el grupo guerrillero de las FARC. Los mismos activistas que estaban indignados por el manual contra la discriminación criticaron ahora la inclusión del término "género" en el acuerdo de paz de 297 páginas, que debía ser aprobado por los colombianos mediante un plebiscito.

Los escritores del acuerdo incorporaron el lenguaje sobre género en el documento después de que grupos de mujeres víctimas exigieran ser parte de las conversaciones de paz. El objetivo era reparar los errores cometidos contra las mujeres durante el conflicto. Tenía poco que ver con la orientación sexual o la identidad de género, pero los líderes de las marchas sin embargo lo vieron como una imposición por lo que ellos llaman el "lobby gay".

"Si me preguntan" ¿Quieren paz con las FARC? ", "Digo Sí ", dijo Oswaldo Ortiz, uno de los líderes del movimiento, en un video de YouTube. "Si me dicen '¿Quieres que con ese acuerdo se promueva la ideología de género como política pública, ¿qué piensas?, Digo No!'





Martes, 18 de Julio de 2017

Quien viola la fe podría violar a una niña: Pastor Ortíz


En la más reciente discusión creada por el trino del expresidente Álvaro Uribe, en la que calificó al periodista Daniel Sámper de “violador de niños”* entró a terciar el pastor carismático Oswaldo Ortíz.

El líder evangélico, quien no solo es defensor de la doctrina protestante, sino de políticas de derechas presentó en un par de tuits su opinión pastoral sobre el incidente entre Uribe y su crítico de la prensa: “Si Daniel Samper es capaz de violar nuestra fe y nuestra libertad de conciencia es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa”, afirmó Ortiz.

El tuit emitido el 14 de julio muestra tres aspectos preocupantes de la propaganda evangélica de derechas, que presentaré a continuación:




1. Satanización del no creyente

Para Ortíz y decenas de creyentes como él, las personas no religiosas, ya sean ateos o agnósticos, son carentes de toda regla moral y como afirma el Pastor Ortíz «es capaz que se atreva a violar cualquier otra cosa». Esta estigmatización y falsedad la repiten una y otra vez porque necesitan convencer a los electores que los religiosos en política son mejores, a pesar que los hechos nos muestran que ser religioso no necesariamente te hace un mejor ciudadano.

Basta recordar los cientos de casos de sacerdotes abusadores de menores de edad y encubiertos por la cúpula eclesiástica. Es así como la Diócesis de Líbano, Tolima batalla para evitar pagar indemnización económica por la violación a dos niños desplazados por la violencia y cuyo sacerdote Luis Enrique Duque fue escondido tras muros de la Iglesia en Ibagué por un año. Súmesele un caso similar en Cali, ventilado este año, y que sin duda influyó para que el Papa Francisco evitara visitar esta ciudad. El mundo evangélico no está exento de casos de abuso sexual, como lo atestigua el caso del pastor Álvarez Gámez en el 2015 en Nariño, o más recientemente, tan sólo cinco días, en la ciudad de Huancayo, Perú, donde el pastor evangélico Fernando Matos Paucar secuestró, violó y mató a una niña de ocho años.

Cabe señalar que ante los reclamos a la Iglesia Católica para que indemnice a los niños abusados por el sacerdote William Mazo, el pastor Ortiz salió a defender a su hermana iglesia bajo el flojo argumento de la “cristianofobia”.

Por otra parte, es importante mencionar que miles de personas no religiosas llevan sus vidas con honestidad siendo miembros positivos de sus comunidades.

Vale la pena señalar aquí unas palabras del Premio Nobel de Física Steven Weinberg “Con o sin religión, la gente buena hará el bien y la gente mala hará el mal, pero para que la gente buena haga el mal hace falta la religión”.

2. Confusión sobre la libertad de conciencia
La libertad de conciencia permite que cada ciudadano pueda actuar libremente conforme a sus convicciones sin poder ser coaccionado a lo contrario por terceros o el Estado. Así pues, ¿En qué momento las declaraciones de Daniel Samper han obligado a un evangélico a practicarse una eutanasia, dejar de asistir a su culto o negar la divinidad de Jesús?

El pastor Ortíz, y la inmensa mayoría del mundo evangélico y de clérigos católicos confunden la libertad de cultos con una inmunidad a ser cuestionados, y es aquí donde paso al tercer punto.

3. La militancia evangélica busca limitar la libertad de expresión

La carta de los sentimientos heridos sale a flore cada vez con más frecuencia por los evangélicos. Por medio de la censura a las columnas de opinión, caricaturas, obras de arte y demás, se busca crear un aura de invulnerabilidad a la crítica. Y es que aquello que no puede ser defendido por la razón, sino con la fe, ha encontrado en el inventado delito de la blasfemia, la mejor manera para callar a sus críticos.

Los temas sagrados y vedados solo lo son para aquellos que libremente han aceptado esos dogmas. En pleno uso de la libertad de expresión puedo criticar a las iglesias, como se crítica a los partidos políticos, a los dogmas religiosos como a las teorías económicas, a los pastores como a cualquier otro personaje de influencia. Un pueblo no es una democracia si no existe la libertad de criticar, e incluso burlarse abiertamente, de quienes ostentan el poder.

Puede que a los hinduistas les ofenda, pero comeré carne. Puede que a los testigos de Jehová les moleste, pero seguiré diciendo que tienen tantos cúmulos de profecías falsas como cualquier charlatán, y que su norma de prohibir las transfusiones de sangre es ridícula. Pueden que se ofendan todos, pero diré que la Biblia, Torá y el Corán son libros como cualquiera, y que aferrarse a ellos para crear normas es anticuado y estrecho de mente.

No existe el derecho a no sentirse ofendido. Los derechos son para las personas, no para las ideas. Las ideas y doctrinas todas se puede analizar, criticar, reformular, aceptar y rechazar. Las ideas no se respetan o se irrespetan, simplemente se analizan y debaten. Si las ideas fueran respetables, nunca podríamos haber cambiado nuestra concepción de que la Tierra era inmóvil porque había que respetar esa idea, y más aún si textos de la Biblia, como la leyenda de Josué mandando a detener el Sol, lo enseñan.

Mientras no se impida a los religiosos la reunión para que celebren sus cultos o prediquen, no hay violación de la libertad de culto.

Nadie está violando los espacios “de la fe, de los cristianos, de los pastores” por disentir libremente de ellos, como tuiteó el Pastor Ortiz. Similar situación se vivió en Argentina donde el famoso sacerdote Jorge Gómez (llamado padre Pato) interrumpió una obra del grupo coral Lutherieces, llamado “educación sexual”, porque a su parecer insultaba su fe católica. Días después, y convergiendo en opinión con las recientes declaraciones del pastor Ortíz, afirmó: “La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija”.

El periodista danés Flemming Rose decía sobre el particular “Si un creyente exige que yo, un no creyente, respete sus tabúes en el dominio púbico, no está pidiendo mi respeto sino mi sumisión, y eso es incompatible con una democracia laica”.

Poder disentir de las religiones es un derecho, así para Oswaldo Ortíz y sus colegas sea blasfemia. Lo que si queda muy mal es rebajar los debates con las ofensas personales como lo hace el expresidente Álvaro Uribe, y cómo ahora sus defensores de las iglesias, apoyan y replican.


*La polémica surgió porque el periodista Daniel Sámper en una nota satírica hizo una broma con el nombre de la hija de la senadora Paloma Valencia, del Partido de Álvaro Uribe. La niña se llama "Amapola". En medio de su show satírico afirmó que la niña de grande sería una heroína. A partir de este comentario el expresidente Álvaro Uribe calificó al periodista de violador de niños. Tras los reclamos de la prensa, este no sólo evitó retractarse, sino que se ratificó en su afirmación.
Sábado, 15 de Julio de 2017

Sacerdote llama a “levantarse en armas” a causa de la educación sexual

La Iglesia Católica, esa que llama por la libertad de culto donde es minoría pero ataca y censura donde es mayoría, mostró nuevamente su carácter inquisidor en la ciudad de Malargüe, Argentina. Y lo hizo de la mano del sacerdote Jorge Gómez (alías "padre Pato) quien hizo de nuevo gala de su celo censurador.

El pasado 30 de junio se realizó una jornada de educación sexual para los estudiantes de secundaria de la ciudad, que incluyó información sobre el preservativo. Para el sacerdote argentino esta jornada fue una gran afrenta a la fe católica y durante el acto oficial por el Día de la Independencia hizo un llamado a defender a las familias, incluso, recurriendo al levantamiento armado. 

Según explicó el clérigo "Usaron penes de madera para que le pongan el preservativo, aquí, todos los (alumnos) secundarios de nuestras escuelas. ¿Eso es educación sexual?”, se preguntó indignado el sacerdote. Y enseguida espetó: “Eso es una ofensa a Dios, y tenemos que levantarnos en armas para defender nuestras familias”.

Al parecer el Dios ofendido por una clase de uso del condón, no puede usar su omnipotencia para revelar su ira y debe recurrir a sus sacerdotes para que pidan al pueblo que usen las armas contra los educadores sexuales.

Según informó el diario Los Andes, a pesar de la airosa queja del padre Pato Las jornadas "fueron un éxito por varias razones: era la primera vez que se podían hacer en Malargüe" desde que se creó el programa, "asistieron casi 300 jóvenes acompañados de sus docentes y los chicos pudieron hablar libremente de la temática”. Afirmó la docente Carolina Sandmeier.

La docente explicó que abordaron "todos los métodos anticonceptivos, cómo prevenir el embarazo adolescente y al final las capacitadoras le enseñaron a los chicos cómo se coloca un preservativo", para lo que se valieron de "unas maquetas que son unos penes de madera. Es un tema natural y necesario para los chicos de las escuelas secundarias, a quienes van dirigidas estas jornadas”, afirmó.

La docente dijo que "el problema es que la Iglesia católica alzó su voz en contra: primero hicieron hablar a los adolescentes de una escuela religiosa, luego mandaron a su gente a presionar al Concejo Deliberante y quieren pedir la banca del ciudadano, dijeron que se incitaba a la sexualidad".

El historial de frases desde la caverna e incidentes polémicos del "padre Pato" no son pocos. En el año 2011 el sacerdote Pato interrumpió un acto cultural del grupo coral Lutherieces. En ese momento el grupo se encontraban interpretando la pieza "Educación Sexual Moderna", de Les Luthiers, pero nunca pudo concluirla. En medio de la presentación, el sacerdote se subió al escenario, le quitó el micrófono a uno de los integrantes y les exigió que cambiara su número porque atacaba "a su castidad", añadiendo que "aquí somos católicos"


Poco después el sacerdote se defendió de las críticas favoreciendo la censura con las siguientes palabras: "La violación de la fe es peor que un delito, si una sociedad empieza a reírse de la fe, esa sociedad ya está destruida. La violación de la fe es diez mil veces peor que la violación de una hija".

Así pues, el sacerdote que ve más grave reírse de las supersticiones católicas que violar a una niña, ahora llama a atacar con las armas a quienes hablan de educación sexual a los jóvenes.




Martes, 20 de Junio de 2017

Corpus Christi versión cartoon


En la festividad católica del Corpus Christi se celebra que Jesús, supuestamente se puede transformar en la hostía y el vino de la eucaristía. La viñeta que acompaña esta entrada se toma muy literalmente el text de Juan 6: 53-55 en el que que Jesús pide a sus discípulos comer su cuerpo y beber su sangre.
Miercoles, 31 de Mayo de 2017

Conceden medalla a la Virgen que no hizo nada durante un maremoto


El 1 de noviembre de 1755 ocurrió el maremoto de Cádiz, el cual azotó la ciudad andaluza, así como varias ciudades más de España, Portugal y el norte de África. De hecho el Terremoto de Lisboa es considerado como el decimotercer terremoto más fuerte que se ha registrado en la historia.

Tras este desastre, los frailes dominicos, atendiendo los llamados de los angustiados ciudadanos, sacaron en procesión la imagen de la Virgen del Rosario, hasta el altozano de la Muralla, para rogar que el mar cesara su violencia. Como después de la ola del tsunami no volvieron más, los católicos de Cádiz creyeron que se hizo un milagro. 

Cabe recordar que en ese terremoto y tsunamí sucesivo la ciudad de Lisboa se destruyó en un 85%, en Ayamonte murieron mil personas y en Córdoba una niña murió al caérsele encima una imagen de Santa Inés. 

La Virgen que nada hizo para prevenir la tragedia, y que tampoco ayudó de mucho durante una plaga de fiebre amarilla en 1730 en Cádiz, ha sido considerada en el 2017 como merecedora de la Medalla de Oro de la Ciudad.

Según informa el diario El Mundo, La Comisión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Cádiz ha aprobado conceder la Medalla de Oro de la Ciudad a la Virgen del Rosario, una iniciativa presentada por el PP (Partido Popular, de derechas) y que sorprendentemente ha contado con el apoyo de los dos votos de Por Cádiz Sí se Puede, dos del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y el voto del representante de Ciudadanos (de izquierdas).

La asociación Cádiz Laica, integrada a la ONG Europa Laica, reprochó a Podemos su apoyo a la imposición “de un símbolo religioso ante la presión del lobby católico”. Cádiz Laica también señal+o que el PSOE  "se manifiesta por la laicidad en sus congresos”, pero cuyas “incongruencias” ya no son una “sorpresa” para Cádiz Laica. 

La propuesta inverosimil en un presunto Estado Laico, contó solo con el voto negativo de Izquierda Unida. El acuerdo fue firmado por el alcalde de Cádiz José María González ‘Kichi".

Monesvol volando y protegiendo a Cádiz
Curiosamente, los dos hechos en los que fue invocada la virgen fueron presentados como evidencia en el documento que defendía el otorgamiento de la medalla. "Sólo fue invocada, no significa que algo hubiera cambiado", afirmó un activista de Europa Laica.  

Por su parte, los pastafaris, han iniciado una recolección de firmas para que el alcalde José María González se otorgue la medalla al Monstruo de Spaguetti Volador

"Si un trozo de madera con peluca como la Virgen del Rosario puede llevarse la medalla de oro del Ayuntamiento de Cádiz por petición popular, ¿por qué no puede hacerlo el Monstruo Espagueti Volador, creador de la Tierra y de los grandes volcanes de cerveza. De no ser así, estaríamos frente a un agravio comparativo entre la religión católica y el resto de fes de este mundo (y del que viene).

Los pastafaris han empazado la petición por Change.org. La solicitud se hace por firmas, ya que el otorgamiento de la medalla a la Virgen del Rosario se dio también por la solicitud de seis mil firmas.

Para Cádiz Laica, entregar una medalla honorífica de la ciudad “a una estatua, representación simbólica de una fe, sólo es síntoma de sometimiento de los representantes públicos a un lobby religioso que quiere imponer a toda la sociedad su religión, su moral y sus símbolos”.
Lunes, 6 de Marzo de 2017

Los frutos marchitos de las religiones



Texto de Diego Banner, publicado inicialmente en HuffPost

Lamentablemente las religiones a lo largo de la historia han causado mucho daño en la sociedades. Los fundadores de las religiones tuvieron ese objetivo en mente sin ningún lugar a dudas.

No buscaban la solidaridad, la unión entre los pueblos, la paz entre los vecinos o el respeto por quien pensara distinto. No, nada de eso, sino todo lo contrario. Queda muy claro leyendo cualquiera de los libros llamados sagrados, el menosprecio con el cual se dirigen a otras religiones o cultos.

Cada uno de los integrantes de las distintas religiones considera que la suya es la verdadera religión y que su dios es el único y el verdadero. Por ejemplo encontramos en Lucas 12:49-53 el siguiente texto dicho por Jesús: “Fuego vine a echar en la Tierra. ¿Y qué quiero, si ya se ha encendido? De un bautismo tengo que ser bautizado. ¡Y cómo me angustio hasta que se cumpla! ¿Pensáis que he venido para traer paz a la tierra? Os digo: no, sino enemistad. De aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres; estará dividido el padre contra el hijo y el hijo contra el padre; la madre contra la hija y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera y la nuera contra su suegra”.

Es en estos casos cuando la gente religiosa trae la infantil excusa de decir que no se puede tomar literalmente lo que está escrito en la Biblia. Es la salida de escape de cualquier persona que no quiere reconocer que la Biblia está llena de versículos llenos de odio, discriminación y amenazas. Cualquiera que haya leído la Biblia desde su primer capítulo de Génesis, habrá notado que el dios de dicho libro tiene todas las características de un dictador violento en su máxima expresión, celoso, vengativo y extremadamente cruel.

El Islamismo tomó partes prestadas del Antiguo y Nuevo Testamento, creando también como consecuencia, creencias que dan como resultado división, odio, violencia e intolerancia, no solo contra otras religiones sino entre ellos mismos.

Las divisiones se dan entre las mismas religiones. Solo piensen ustedes la cantidad de sectas que existen en el Cristianismo. Pareciera ser que no se logran poner de acuerdo en cómo interpretar sus libros sagrados.

Dentro del mismo Vaticano se empieza a hablar sobre la posibilidad de realizar nuevos cambios para modernizar a la Iglesia.

En realidad pueden hacer lo que quieran ya que todas las religiones fueron inventadas por los hombres. Digo por los hombres ya que queda claro que la religión considera a la mujer una “creación” de segunda clase. Veamos que dice el Nuevo Testamento al respecto: Timoteo 2:11-12 “La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio”.

El Vaticano no permite incluir ninguna mujer dentro de su staff. Qué curiosidad es ver tantas mujeres que siguen a una religión que las discrimina en los libros y en la práctica. Pareciera ser un especie de masoquismo bien visto por una gran parte de la sociedad. Es uno de esos misterios que no se logra fácilmente comprender.


Una de las características más fuertes de la gente religiosa es la intolerancia. Los padres religiosos pretenden que sus hijos e hijas crean en las mismas fantasías que ellos creen. Estos padres no quieren tener hijos que puedan pensar libremente y llegar a través de un pensamiento crítico a sus propias conclusiones.

No Lo que estos padres quieren es inculcarles a sus hijos lo que tienen que pensar y creer. Yo les pregunto a estos padres: ¿No tienen vergüenza?

¿Cuáles son los frutos de toda esta historia de religiones? Hipocresía, supersticiones discriminación, racismo, odio, guerras, matanzas, ignorancia e intolerancia.
Si hay algo que tenemos que admirar en las otras especies que viven en este planeta, es que no tienen religión ni dioses.

Nunca he visto un grupo de gatos o un grupo de perros en guerra por creencias religiosas. Los seres humanos tienen el monopolio del absurdo, y por cosas absurdas se siguen matando unos a otros. Si todas estas cuestiones religiosas fueran ciertas, nadie tendría el menor problema en que fueran puestas a prueba.

Pero evidentemente la inseguridad, miedo y pánico que tienen las personas religiosas de enfrentar la realidad, los vuelve agresivos y como ya sabemos en muchos casos violentos.

Es el miedo la base de la violencia, y la base de cualquier religión es el miedo.

Tomen el riesgo de pensar por ustedes mismos y abandonen los miedos del infierno y los castigos eternos. La verdad no se transmite con amenazas, sino con sabiduría y amor. Solo las mentiras son inculcadas con amenazas y castigos. Es hora de salir del dogma, y empezar a pensar libremente.
Sábado, 4 de Marzo de 2017

Pederastia en la Iglesia colombiana: una radiografía

Ateos bogotanos en plantón frente al Palacio Arzobispal
1 de marzo de 2017
La Iglesia Católica iniciará su periodo de cuaresma con un plantón por el escándalo de abuso sexual a menores. El caso del sacerdote William de Jesús Mazo pasó de ser una estadística más a ser el que reveló el deseo de evasión de responsabilidades de la Iglesia Católica en los dolorosos casos de abuso sexual de sus clérigos.

Mazo es un sacerdote que se encuentra cumpliendo una pena de prisión por el abuso sexual de menores de edad que fueron puestos a su cuidado para servir como monaguillos. Dos de sus víctimas tenían nueve y doce años cuando fueron abusadas por el representante de la iglesia en un sector pobre de Cali. El caso de la responsabilidad personal ya se decidió, pero el proceso de reparación de la Iglesia Católica a las víctimas se abrió con una escandalosa tesis por parte de la Arquidiócesis de Cali.

Para la Iglesia caleña, bajo el visto bueno de Monseñor Darío de Jesús Monsalve, ellos no deben indemnizar a las víctimas más allá de una misa sin costo en la parroquia donde ocurrieron los abusos. El abogado de la Iglesia adujo que “[L]a causa del daño es atribuible de manera exclusiva a las víctimas indirectas, quienes faltaron en su deber del cuidado, vigilancia, comunicación, protección” y que “los padres serán siempre responsables del daño causado por las culpas o los delitos cometidos por sus hijos menores, y que conocidamente provengan de mala educación o hábitos viciosos que les han dejado adquirir”.

En las siguientes líneas deseo explicar porque los encubrimientos a sacerdotes abusadores ha sido lo habitual, porque hay una doble moral en los discursos de la Iglesia, qué dictaminó la Corte Suprema en un caso reciente y porque rechazar estos actos no es “cristianofobia” como nos han acusado algunos religiosos.

Encubrir es lo habitual

El poder social de la Iglesia Católica es innegable, pero esto ha empezado a ceder a medida que se afianza el carácter laico del Estado desde la Constitución de 1991. Debido a este poder no son muy conocidos casos de abuso en los medios antes del 2000. Uno de los primeros casos conocidos por la prensa fue el de José Otoniel Giraldo de la Iglesia Nuestra Señora del Carmen. Lo curioso del caso es que para demostrar sus abusos fue necesario poner una cámara oculta. Una vez destapado el hecho el obispo de Sincelejo, Nel Beltrán, regañó a quienes pusieron la cámara e igualó esta estrategia con las acciones del prelado. “Lamentamos el procedimiento de poner trampas incitadoras del mal… Un error no se enmienda con otro error”, dijo el obispo de la Costa.
Tal era el poder que ejercía la Iglesia sobre las autoridades civiles que las víctimas no se enteraron hasta un año después de la condena de 32 meses al sacerdote abusador en una nota publicada por El Tiempo en junio de 2002.

Según la iglesia colombiana la culpa es de los menores
También en el 2002 se conoció el aberrante caso del sacerdote Enrique Díaz Jiménez quien abusó de más de 60 menores durante 60 años. Empezó sus andadas con 18 menores en la Diócesis de Vargas en Venezuela. Una vez conocido el caso, la iglesia lo trasladó a Estados Unidos en 1983 en donde abusó de dos monaguillos e hizo toques indebidos a cerca de 60 más. Fue enviado de nuevo por la iglesia a Venezuela donde obligó a menores de edad a tener sexo oral y luego fue enviado por la Iglesia a Colombia en 1996. Ya aquí exigió a dos menores tener sexo oral. Esto ocurrió en Ciudad Montes, Bogotá. Este caso pasó a la historia porque el sacerdote Díaz fingió su defunción a fin de evitar la captura, pero al final enfrentó a la justicia.

El proceder de la Iglesia Católica en sólo estos dos casos, el de Giraldo y el de Díaz Jiménez, muestran que siempre ante un escándalo en lugar de denunciar al sacerdote a las autoridades civiles, corrían a cambiarlo de parroquia o incluso de país. Este actuar no solo generó impunidad sino que sumó más víctimas.

En el caso del sacerdote Luis Enrique Duque Valencia, por quien la iglesia fue condenada por primera vez a pagar indemnización, también hubo encubrimiento. Tan pronto se supo de sus actos fue trasladado del Líbano a la Parroquia del Divino Niño en Ibagué. Y en el caso actual, el de William de Jesús Mazo, la iglesia le permitió seguir en funciones por un año más aún ya recibiendo las quejas.

Doble moral

La Iglesia Católica está manejando los casos de abuso sexual de sus clérigos con una doble moral espantosa. Es increíble que la Arquidiócesis de Cali afirme que a la Iglesia no le corresponde responsabilidad civil frente a las víctimas de sus sacerdotes, que ha encubierto. ¿Si la Iglesia no tiene responsabilidad moral, entonces por qué el Papa Francisco pidió disculpas a nombre de la Iglesia el 7 de julio de 2014? “La Iglesia debe llorar y reparar”, afirmó en ese momento Francisco. Pero al parecer la declaración fue tan sólo un gesto políticamente correcto ante los medios, porque posteriormente trasladaría hasta al Vaticano a Josef Wesolowsky, quien fuera el Nuncio Apostólico en República Dominicana.

El Nuncio estaba acusado de abuso sexual a menores. La Iglesia dijo que lo juzgaría, pero no lo hizo. Murió en medio de los lujos propios del Estado Vaticano sin haber sido llamado a una sola sesión de juicio.

El periodista italiano Emiliano Fittipaldi ha estudiado de cerca el estado actual y ha llegado a la conclusión que “[…] he comprobado si las palabras del Papa contra los abusos sexuales se materializaban en hechos. Y hechos la verdad es que hay pocos”.

El periodista italiano señala que sólo entre el 2013 y el 2015 llegaron 1.200 denuncias. Toma por ejemplo el caso del expárroco chileno Fernando Karadima. “Francisco no sólo ha nombrado al cardenal Errázuriz uno de sus más estrechos colaboradores. Además ha hecho obispo a Juan Barros Madrid, alumno de Karadima y acusado también de encubrirle”, señala Fittipaldi.

El resultado de la investigación de Fittipaldi se ha materializado en su libro “Lujuria”.

El caso caleño de Mazo sin duda es de conocimiento de Francisco. ¿Qué ha dicho sobre la reparación?, ¿por qué no ha condenado a Monseñor Darío de Jesús Monsalve? ¿Le parece ética la conducta de la Iglesia en Cali de contratar a una psicóloga para intentar disuadir a los familiares de la víctima de demandar? ¿Por qué no dice nada del intento de soborno de Monseñor Darío de Jesús Monsalve al abogado de las víctimas?¿A dónde fue la moral y la “defensa de la familia” de la que el arzobispado se decía defensor el pasado agosto de 2016 cuando ocurrió lo de la llamada “ideología de género”?

¿Qué ha dictaminado la Justicia colombiana?

Volantes entregados en Bogotá el 1 de marzo de 2017
En el ya mencionado caso de del sacerdote Luis Enrique Duque Valencia la Corte declaró que cabe responsabilidad a la Iglesia cuando los delitos sexuales cometidos por sus sacerdotes se hayan hecho en ejercicio de su labor como sacerdotes y amparándose de su investidura y la confianza ganada como sacerdotes. Este par de condiciones se cumplen en el caso actual de William de Jesús Mazo.

Un aspecto importante a señalar es que la Iglesia Colombiana, por muy influyente y antigua que sea es una institución privada, como cualquier otra y por lo tanto la Iglesia como institución y sus sacerdotes como individuos están sujetos a la ley colombiana y deben obedecerla. Las normas de responsabilidad civil no le son ajenas.

No es cristianofobia

Algunos personajes, como el cristiano Oswaldo Ortiz han salido a redes sociales a defender a la Iglesia Católica en este caso, acusando a los ciudadanos indignados de estos hechos de “cristianofobia”.

No es cristianofobia exigir que todas las iglesias sean tratadas como entidades privadas sin privilegio alguno. Quizá puede que le moleste que de confirmarse la condena de responsabilidad civil se pueda afectar en el futuro a iglesias cristianas, que no han sido ajenas a estos delitos. Cabe resaltar el caso de la Iglesia Cristiana Hossana al norte de Cali y de la Iglesia Cristiana Salem en Pasto, cuyos pastores Alexander Alzate y Álvaro Gámez se han visto involucrados en hechos de conducta sexual abusiva usando su rango de pastor. Cabe señalar también la carta de 1992 enviada por la Watch Tower, directriz de la los Testigos de Jehová en la que pedía a sus ancianos encubrir cualquier caso de abuso sexual en su denominación. “No desenterrar los recuerdos de víctimas de abusos que lleven una vida tranquila” pero si por el contrario “lanzan quejidos de angustia (Salmos 55:17) los ancianos pueden ayudar a enterrar las malas experiencias”.

Por estos hechos la Asociación de Ateos de Pereira, la Asociación de Ateos de Bogotá y Bogotá Atea convocaron a un plantón el 1 de marzo en las plazas de Bolívar de Bogotá y Pereira.

Esperemos que la justicia pueda imponerse por encima del poder eclesial y que el encubrimiento cese en toda iglesia o parroquia.
Martes, 28 de Febrero de 2017

Ateos de Pereira y Bogotá convocan a plantón en apoyo a las víctimas de abuso de la Iglesia


La Arquidiócesis de Cali no se retractó del concepto emitido el pasado mes de enero en el que acusa a los familiares de las víctimas y a los mismos niños de ser los exclusivos responsables de los abusos de su sacerdote William de Jesús Mazo.

La negativa de la Iglesia de aceptar su responsabilidad en el encubrimiento de estos hechos radica en que no desea responder económicamente con la indemnización a las víctimas de abuso sexual.

Por tal razón, las víctimas citaron a un plantón para el 1 de marzo en Cali. Las ONG ateas de Bogotá y Pereira han decidido apoyar este reclamo con plantones en sus respectivas ciudades.

Compartimos el comunicado de prensa.

Organizaciones de ateos realizarán un plantón ante la Iglesia Católica exigiendo su retractación por el concepto dado a la justicia en el caso de menores abusados en Cali, así como la reparación a las víctimas del mismo y el cese de todo encubrimiento a pederastas.

BOGOTÁ 28 Febrero 2017. Ante la de negación de responsabilidad civil de la Arquidiócesis de Cali, por la exigencia de reparación de las víctimas de abuso sexual por parte del sacerdote católico William de Jesús Mazo, las organizaciones Bogotá Atea, La Asociación de Ateos de Pereira y la Asociación de Ateos de Bogotá, realizarán un plantón el 1 de marzo de 2017 a las 11:30 a.m. en las plazas de Bolívar de Bogotá y Pereira con los siguientes reclamos:


1. Pedimos a la Iglesia que se retracte del concepto expuesto ante el Juzgado 22 penal de Cali que dice, entre otras cosas que “[L]a causa del daño es atribuible de manera exclusiva a las víctimas indirectas, quienes faltaron en su deber del cuidado, vigilancia, comunicación, protección" y que "los padres serán siempre responsables del daño causado por las culpas o los delitos cometidos por sus hijos menores, y que conocidamente provengan de mala educación o hábitos viciosos que les han dejado adquirir".

Consideramos que persistir en esta tesis es abusivo y cruel con las víctimas. La comunidad atea considera sumamente injusto que la Iglesia Católica colombiana se arroje el derecho de injuriar a personas concretas a las que sus representantes en servicio activo lastimaron profundamente.

2. Recalcamos a la Iglesia Católica y a la sociedad colombiana en general, que la Iglesia Católica es una entidad privada más y que como tal le corresponde cumplir y someterse a las leyes del Estado colombiano, por tal motivo debe responder, como cualquier otra institución, por responsabilidad civil dado que los abusos sexuales se hicieron en (a) ejercicio de su función sacerdotal y (b) aprovechándose del papel, carisma y poder del cura William de Jesús Mazo.

3. Pedimos a la Iglesia Católica que cese ya el encubrimiento de sacerdotes pederastas, a quienes acostumbraba a cambiar de parroquia una vez conocidos los abusos. ¡Ya es hora que empiecen a asumir su responsabilidad como institución!

Ampliación de la información, comunicarse con Oficina de Comunicaciones Ateas

Bogotá
321 457 10348 – Ferney Rodríguez Vargas vocero de Bogotá Atea

Pereira
320 838 41 600 – Alexander Ríos Rave vocero de la Asociación de ateos de Pereira.

Martes, 21 de Febrero de 2017

Niños sacerdotófilos y la doble moral de la Iglesia

Imagen montaje tras las marchas del 20 de septiembre en México.
Un montaje sobre una fotografía dio mucho de que hablar en los últimos días. El pasado 10 de septiembre en México se realizó una multitudinaria marcha evangélica en la que los creyentes manifestaron su oposición al matrimonio igualitario. Una de las fotografías fue objeto de un intencional montaje en el que el texto original se cambió por: "Niños pecadores: Dejen ya de seducir a nuestros sacerdotes".

El mensaje que para muchas personas causó asombro, risas o incluso enojo, es a todas luces fuente de un par de reflexiones. Que compartiré en esta texto.

1. ¿Quien diría tal cosa?

En el mensaje cambiado se acusa a los niños de seducir a los sacerdotes católicos, lo que a todas luces parece absurdo y descarado. Habría algún prelado que dijera tal cosa? En verdad si. De hecho, el montaje a colación se inspiro en esto.

Fue en el 2007 cuando el obispo católico de Tenerife, Bernardo Álvarez en una entrevista al diario local La Opinión excusó así los escándalos de abuso sexual tan frecuentes y extendidos en la Iglesia Católica:
"Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan".
Además del anterior mensaje, la Diócesis de Cali en Colombia haría que este cartel montaje fuera su posición oficial tras una demanda por reparación a cuatro víctimas de uno de sus sacerdotes.

Hablando de los padres de los niños abusados por el sacerdote católico William Mazo, dice la Iglesia a la justicia:

"[L]a causa del daño es atribuible de manera exclusiva a las víctimas indirectas, quienes faltaron en su deber del cuidado, vigilancia, comunicación, protección" Más adelante dicen que "los padres serán siempre responsables del daño causado por las culpas o los delitos cometidos por sus hijos menores, y que conocidamente provengan de mala educación o hábitos viciosos que les han dejado adquirir"

Aparte de la defensa de la Iglesia Católica colombiana en el caso de reparación
por las violaciones de su sacerdote William Mazo.
Ver vídeo

2. ¿Dónde están los defensores de la familia?


Causa extrañeza que los católicos y evangélicos que se dicen ser los guardianes morales del país y de estar siempre en defensa de la familia no hayan dicho mayor cosa. La Iglesia Católica afirmó que pagar indemnizaciones a las víctimas era quitarle dinero que no tenía a todos los fieles católicos. Mientras que el youtuber de la derecha evangélica dijo que los llamados de una marcha de rechazo era cristianofobia y un acto mezquino.

Está visto que las iglesias consideran que el mundo de la moral se limita, erróneamente, a reconocer derechos la población LGBTI. Eso en verdad los lleva a mover esfuerzos, llenar calles,  presionar por destituir ministros de educación en Lima y Bogotá, inventarse documentos inexistentes, amalgamar una base electoral. Pero, cuando ya se ven casos reales y concretos en los que niños y familias son destrozados, deciden callar o considerarlos casos aislados.




Los familiares de las víctimas están citando a un plantón de apoyo para el próximo miércoles 1 de marzo en Cali frente a la Arquidiócesis de esa ciudad. De igual manera en Pereira y Bogotá se realizarán plantones de apoyo a los 11:45 a.m. en las respectivas Plazas de Bolivar de esas ciudades.
Ver evento en Facebook.


Domingo, 12 de Febrero de 2017

Iglesia Católica culpa a madres por abusos de sus sacerdotes e intenta sobornar a abogados de las víctimas

Niños de barrios humildes de la ciudad de Cali, en el suroccidente de Colombia, fueron objeto de abuso sexual por un sacerdote católico. Ahora que el caso se ha conocido la Iglesia culpó a los familiares de "fungir de víctimas" e intentó sobornar al abogado de la contraparte.


El horror

Los menores de edad abusados vivían en el barrio Alfonso Bonilla Aragón, al oriente del Cali, en el que viven familias humildes en el que las madres trabajan en trabajos domésticos en casas de familia. Las madres confiaron en el sacerdote William Mazo, quien dijo que prepararía a los niños en la fe católica y como monaguillos. Dos de sus víctimas tenían 9 y 12 años de edad hace 8 años.

Mazo ejercía como clérigo del catolicismo en la Iglesia Nuestra Señora de la Candelaria del barrio Alfonso Bonilla Aragón fue denunciado por los padres por abusar de los menores y pedirles su silencio a cambio de dinero y regalos.

La madre de dos de las víctimas le dijo a El Espectador que “recordar esto es muy horrible. El cura empezó con que él ayudaba a los niños para que fueran monaguillos y se los llevaba para que lo ayudaran en la eucaristía, formó una banda marcial para que no estuvieran en la calle, porque por acá se ve mucho niño en la calle mientras los padres trabajan”.


El descaro

Gran consternación causó la respuesta de la Iglesia Católica por la respuesta de su abogado en el caso de abuso sexual cometido por el clérigo William Mazo a cuatro menores de edad.

“(L)a conducta del señor Mazo Pérez no puede mirarse de manera aislada”, le dijo al juez 22 penal la Arquidiócesis de Cali “Hoy su despacho debe mirar si la participación de las hoy llamadas víctimas indirectas (padres, abuelas y tío) fue la más coherente al sentido común (…) y el juicio de reproche sobre si se hizo como familia lo que se tenía que hacer. ¿Se actuó con el sumo cuidado preventivo? O, por el contrario,“¿se fue laxo, permisivo, omisivo, abandonado y desinteresado y hoy concurren ante un juez para aprovechar un hecho dañino de un tercero y fungir como víctimas indirectas?”.

La Arquidiócesis de Cali repite así la fórmula que la Iglesia Católica ha repetido alrededor del mundo de acusar a los padres de querer lucrarse con las demandas y revictimizar a las víctimas.


Monseñor ofreció dinero a abogado de las víctimas

Según informó el abogado de las víctimas, José Elmer Montaña, el arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, le ofreció pagarle sus honorarios con tal que abandonara el caso. Estas declaraciones fueron dadas a Blu Radio

“La segunda o tercera vez que hablé con él en la Arquidiócesis de Cali, Darío de Jesús Monsalve me propuso que la Iglesia me pagaba a mí los honorarios profesionales si yo renunciaba al caso. Cosa que no acepté”, denunció.

Agregó que el prelado le dijo que hacía la propuesta porque quería asumir directamente el hecho.

“Dígame cuáles son sus honorarios. Renuncie al tema y nosotros nos encargamos de las víctimas. Eso para mí fue irrespetuoso y le puso en manifiesto que eso era grosero y que era una falta gravísima a la ética”, enfatizó.

Dijo que, en ese sentido, Monsalve tiene un “doble discurso”.

“De dientes para fuera es una persona que envía un mensaje que lo posiciona como un pastor destacado en la Iglesia y en privado asume posiciones como estas: tratar de corromper el abogado de la contraparte”, indicó.

Precedentes

En otro triste caso colombiano, esta vez en el departamento del Tolima, la Corte Suprema de Justicia condenó a la Iglesia Católica a pagar una indemnización a las víctimas. En el caso del sacerdote Luis Enrique Duque Valencia la Corte declaró que:

“En los eventos de acceso carnal violento o acto sexual abusivo cometidos por sacerdotes, no hay duda de que el autor del delito es responsable penal y civilmente por su acción autónoma; pero puede suceder –y de hecho ocurrió en el caso que se analiza- que el clérigo haya actuado con ocasión de su ministerio, prevalido de su posición de figura pública y respetable, y aprovechando la confianza que los feligreses depositan en la reputación espiritual y moral de su pastor religioso, lo que hace a la diócesis incardinante directamente responsable por las consecuencias civiles de la conducta punible ejecutada por el sacerdote a ella incardinado”

Esperamos que en este caso la Iglesia logre indemnizar a las víctimas. Cabe recordar que el sacerdote William Mazo cumple una condena de 33 años de prisión en una cárcel de Jamundí, Valle del Cauca.


Plantón en apoyo a las víctimas

Según información de El Espectador, los familiares harán un plantón el próximo miércoles 1 de marzo para denunciar que quienes han sido laxa. permisiva y omisiva es la Iglesia Católica y no los padres como ha acusado la Arquidiócesis. el plantón también busca pedir que la Iglesia pague las respectivas indemnizaciones y cesen los abusos y su encubrimiento.
Lunes, 26 de Septiembre de 2016

Procesiones católicas de Popayán a audiencia en la Corte Constitucional.

El día de hoy se está desarrollando una audiencia pública en la Corte Constitucional de Colombia sobre la pertinencia de financiar la procesión de semana santa en la ciudad andina de Popayán. El caso reviste interés por tener como médula la laicidad del Estado y la declaración de patrimonio inmaterial de la humanidad.

La defensa de la tesis laica fue hecha por la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo, cuya ponencia reproducimos a continuación.

(Enlace a comunicado original)

Concepto sobre la Financiación de las procesiones de semana santa en Popayán ordenada en la Ley 891 de 2004 con dineros públicos.

Buenos días.

Honorables magistrados y magistradas, señoras y señores asistentes, reciban un cordial saludo de la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo.  Estamos sumamente agradecidos con esta alta Corte por tener en cuenta a nuestra ONG para la discusión de temas de laicidad del país. En este caso, la deliberación pública en la audiencia en la que se discute la financiación con dineros públicos departamentales y municipales de la Procesión de Semana Santa de Popayán ordenada en el artículo cuarto de la Ley 891 de 2004.

Esta deliberación tiene como contexto el hecho, ya establecido por la Honorable Corte Constitucional, que Colombia es un Estado Laico y no en un Estado confesional. La laicidad estatal fue confirmada por este alto tribunal en la Sentencia C-350 de 1994 en la que se afirma que:

"Un Estado que se define como ontológicamente pluralista en materia religiosa y que además reconoce la igualdad entre todas las religiones no puede al mismo tiempo consagrar una religión oficial o establecer preeminencia jurídica de ciertos credos. Es por consiguiente un Estado Laico. Admitir otra interpretación sería incurrir en una contradicción lógica. Por ello no era necesario que hubiese una norma expresa sobre la laicidad del Estado."

Un Estado Laico no es sólo aquel que no tiene una religión oficial, sino que trata a todas las confesiones religiosas en igualdad de condiciones, sin importar la antigüedad, el número de feligreses, y no entra a favorecer a una o un grupo de ellas, sobre las demás en aspectos simbólicos, educativos ni presupuestales. La laicidad del Estado es un requisito  democrático de los estados plurales en materia filosófica y religiosa, y es la condición para la coexistencia armónica de las diferentes visiones de los ciudadanos en una sociedad diversa y respetuosa.

La separación de las Iglesias y el Estado, que conlleva la Laicidad, no supone en ningún momento la prohibición de las prácticas religiosas, espirituales, rituales ni de culto, sino que por el contrario se las respeta como manifestaciones de un derecho constitucional fundamental, solo que la Laicidad conlleva a la emancipación del Estado, de manera tal que los asuntos de doctrina, culto y ritos religiosos son propios de las iglesias y sus feligreses. El Estado se centra en los asuntos de bienestar de toda la nación.

Y es aquí, cuando se habla de destinar dineros públicos a un acto cúltico, donde los defensores y defensoras del Estado Laico en Colombia vemos una cuestión de gran interés y preocupación. La asignación de fondos públicos, resultado de la recaudación de los impuestos del conjunto de la población, del “laos”, tiene un origen laico y, por ende, lo deseable en un Estado Laico, es que su destino sea el del interés común, o el interés general. Son cuestiones de interés general la justicia, la educación, el cuidado del Medio ambiente, entre otras. En cambio, cabe señalar que las creencias espirituales, teístas y religiosas y las acciones rituales y de culto, alabanza, adoración, oraciones, Te Deums, gospel o procesiones religiosas, tienen un carácter particular, propio de los ciudadanos que en su libertad de creer o no creer y de adherirse a este u otro culto, lo hacen. El dinero público no puede ser utilizado para promover las creencias religiosas o los actos de culto o conexos. No es de interés general financiar actos propios del credo católico, que son del interés de los ciudadanos que se identifican con la Iglesia Católica Apostólica y Romana, como las procesiones de la denominada Semana Santa, y no de otros ciudadanos con otras visiones religiosas o con ninguna.

Es claro que la Ley 891 de 2004 busca en últimas, la exaltación de las ritualidades, íconos y actos ceremoniales exclusivos de la religión católica romana. Es ilegitimo que el Estado trate de promover o ayudar económicamente a las iglesias u organizaciones afines a las iglesias en la promoción de su fe, o en actividades, que como las referidas en el tema que aquí nos convocan, subyacen elementos de orden estrictamente religioso que en definitiva benefician a una confesión en particular.

Esta financiación, que fue del orden de 298 millones este año y de 1.131 millones de pesos en los últimos seis años, es contraría al principio de la universalidad de la razón pública, que debe velar por lo que es común a todos.

Cuando el Estado financia actividades litúrgicas, o asisten sus funcionarios a nombre del Estado o entes del Estado, se está enviando a la ciudadanía un mensaje de preferencia y superioridad de un credo sobre otros y rompe con el elemento de neutralidad en asuntos religiosos que caracteriza a un Estado Laico.

Esta Honorable Corte ya también se pronunció  al respecto en la Sentencia C-766 de 2010 afirmando que:

“La neutralidad estatal comporta que las actividades públicas no tengan fundamento, sentido u orientación determinada por religión alguna –en cuanto confesión o institución-, de manera que las funciones del Estado sean ajenas a fundamentos de naturaleza confesional. (...)
“La neutralidad, en desarrollo del carácter secular del Estado, honra la igualdad por medio de los límites que impone a éste respecto de los motivos religiosos e influencia religiosa que sus actividades tengan. Por esta razón es que la igualdad en este específico punto se materializa como un valor –entendido en cuanto objetivo constitucional- que se busca alcanzar por vía del principio de laicidad estatal, que comportará el carácter secular de las acciones estatales y, por tanto, la neutralidad de la actuación estatal. (…)”
“… no puede ser el papel del Estado promocionar, patrocinar, impulsar, favorecer o realizar cualquier actividad de incentivo respecto de cualquier confesión religiosa que se practique en su territorio.”

A la luz de esta sentencia y de lo que históricamente se ha desarrollado en filosofía y doctrina jurídica sobre laicidad, desde Rousseau, Locke, Spinoza, Thomas Jefferson, Benito Juárez, entre otros, estamos convencidos que la financiación con dineros públicos de las procesiones de Semana Santa de Popayán, o en cualquier ciudad de Colombia, son un incentivo por parte del Estado al catolicismo y por lo tanto viola la neutralidad estatal.

No solamente se viola la laicidad con la financiación pública a las procesiones religiosas, sino también con la participación fija de agentes del Estado en estas. Como lo es la tradición de que el estandarte de la Junta Pro Semana Santa deba ser llevado por el coronel de la Policía del departamento del Cauca en la Procesión del Amo Jesús del lunes santo y por el Coronel y cuerpo de oficiales del batallón de infantería No. VII “José Hilario López” del Ejército Nacional de Colombia, en la procesión del jueves santo.

A continuación mostraremos a esta Honorable Corte que las Procesiones religiosas cumplen las características de poseer una orientación y motivación religiosas claras y ser específicas de una denominación religiosa llamada Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Para empezar comentaremos que las procesiones buscan rememorar los acontecimientos de la pasión y muerte de Jesucristo, según los Evangelios y que para los cristianos son tomados como eventos reales relacionados con el acto de redención de dios a la humanidad. El uso de imágenes religiosas se limita al uso católico, ya que los cristianos protestantes no las utilizan,y por el contrario rechazan su uso y adoración.

En el Catecismo de la Iglesia Católica en el Capítulo cuarto, “De otras celebraciones litúrgicas”, en su artículo 1, “sobre los sacramentales”, en sus numerales 1674 a 1679, señala claramente que la veneración de reliquias, las visitas a santuarios, las peregrinaciones, las procesiones, el vía crucis, las danzas religiosas, el rosario, las medallas, entre otros sacramentales, son formas de piedad religiosa distintivamente católicas en conformidad por lo estipulado en el Concilio de Nicea II y el de Trento.

Se hace más claro que están enmarcadas dentro del catolicismo las acciones de las organizaciones que promueven las procesiones de semana santa, el título V del Código de Derecho Canónico vigente de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, que versa sobre las asociaciones de fieles católicos. Este texto estipula que las cofradías y hermandades de fieles católicos y demás agrupaciones que organizan, dirigen y constituyen a las procesiones de semana santa, incluida naturalmente la de Popayán, deben actuar conforme a los cánones de dicho Código y, por ende, estar en plena adhesión y exclusividad a la fe católica, apostólica y en comunión con el Papa romano.
Como bien lo indica el canon 312 del Código de Derecho Canónico, no pueden pertenecer a dichas asociaciones organizadoras de las actividades de semana santa aquellas personas que rechacen la fe católica, que se encuentren apartadas de la comunión eclesiástica o que estén incursas en excomunión. Por esta razón, toda vez que se utilizan los lugares de culto de la Iglesia Católica Apostólica y Romana ubicados en la ciudad de Popayán, para la realización de dichas procesiones, se entiende que ha dado su consentimiento para ellas y, por dicha razón, tales procesiones son actuaciones intrínsecamente religiosas de carácter exclusivo de un culto específico: el cristiano católico, apostólico y romano.

El Capítulo III del título V del Código de Derecho Canónico estipula que incluso las asociaciones privadas de fieles católicos deben contar con el consentimiento y aprobación de las autoridades eclesiásticas católicas para su constitución a pesar de que tengan relativa autonomía eclesiástica en comparación con las asociaciones públicas de fieles, públicas en el sentido eclesiástico y no solo en el civil. Por esta razón, es justificable asumir que las organizaciones que administran y realizan las actividades propias de la semana santa de Popayán han recibido dicha aprobación formal de las autoridades católicas competentes toda vez que dichas organizaciones actúan en nombre y en representación de la Iglesia Católica Apostólica y Romana, de sus creencias, y no de otros cultos.

Por lo anterior, es claramente evidenciable que las procesiones de semana santa de Popayán responden a una fe religiosa y a una denominación particular, por lo que tales acciones no se enmarcan dentro la esfera pública estatal y pertenecen claramente a la esfera propia de los católicos y de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

El favorecer a un credo particular, en este caso el católico romano, pone en situación de desventaja a los ciudadanos seguidores de otras fe o de quienes no poseen alguna. Tal situación también puede hacer que otros grupos religiosos soliciten también financiación para sus propios credos y ritos, lo que profundizaría aún más la violación al Estado Laico. Tal situación ya se vislumbró en las declaraciones del imam Julián Zapata, fundador del Centro Cultural Islámico, quien sobre este caso afirmó al diario El Tiempo, en nota publicada el 18 de septiembre de este año, que su confesión, el islamismo, nunca ha recibido aportes del Estado y pidió que en lugar de retirar el apoyo a las procesiones católicas, se diese apoyo económico a las actividades del judaísmo, el islam y otros credos.

Al respecto, también la Corte Constitucional ha conceptuado que no se puede, en aras de una pretendida igualdad, entrar a favorecer a todos los credos en términos simbólicos, propagandísticos o económicos, ya que tal situación es de por sí imposible de realizar.

No tenemos ningún propósito discriminatorio sino, más bien, buscamos que no se oficialice la discriminación religiosa al darle preferencia a los rituales católicos por encima de los otros ritos del país. La Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo no cuestiona la declaratoria de patrimonio cultural inmaterial de las procesiones de semana santa, sino la autorización para asignar recursos públicos con el fin de promover estos ritos específicos, exclusivos de una sola iglesia, lo cual es incompatible con un Estado laico y su deber de neutralidad religiosa.

Nuestra ONG es consciente que lo religioso es parte de la cultura, así como lo es la gastronomía, la música tradicional, las lenguas indígenas, los dialectos propios del castellano, las artesanías, entre muchas manifestaciones más. No obstante, las prácticas y tradiciones religiosas tienen la connotación adicional de hacer parte del fuero personal y del conjunto de los creyentes. Estas creencias y prácticas, aunque culturales, han sido declarados parte de una esfera autónoma e independiente de la esfera pública, como lo es la esfera eclesiástica. Es así como se ha llegado al desarrollo de la teoría del Estado laico. El hecho de que la Unesco haya incluido a las procesiones de semana santa de Popayán como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad no implica una autorización constitucional para que el Estado destine recursos públicos con miras a su promoción e incentivo puesto que ellas son intrínsecamente religiosas.

Cabe señalar que de los diez elementos inscritos como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad ante la Unesco, las procesiones de semana santa de Popayán no están en la lista de tradiciones que requieren medidas urgentes de salvaguarda. El único elemento que requiere medida urgente es el vallenato, la música original, del Magdalena medio .

Para el caso de las procesiones de semana santa de Popayán la Unesco, en documento del 2009, no pide al Estado Colombiano destinar partidas presupuestales fijas anuales del municipio de Popayán y el departamento del Cauca, en este se menciona como medidas de salvaguarda “actividades de sensibilización, comunicación y conservación de obras de arte, y están respaldadas por el compromiso de las comunidades interesadas y las autoridades nacionales y locales” .

Añadimos a lo anterior, que no todos los elementos declarados para Colombia como patrimonio cultural inmaterial de la nación tienen una ley que obligue a destinar partidas presupuestales del municipio y el departamento. Véase por ejemplo la Ley 706 de 2001, la cual declara como patrimonio nacional el Carnaval de Barranquilla y los Carnavales de Pasto, no obliga a los departamentos de Atlántico y de Nariño a destinar partidas  presupuestales. En otro caso la declaración de patrimonio cultural del sistema normativo de los wayuu de la Guajira o la música de marimba del Pacífico no ha llevado a una ley donde se especifique presupuesto.

Las procesiones de semana santa en Popayán no van a desaparecer aunque el Estado Colombiano proceda correctamente al dejar de financiarlas, ya que cuentan con una amplia base de feligreses católicos y reciben el apoyo de una administración eclesiástica que debe contar con los recursos necesarios para financiar sus ritos y actividades religiosas: la Iglesia Católica Apostólica y Romana. Se añade que esta iglesia goza del privilegio de la exención total de impuestos y declaración de renta.

Por su contra, si el Estado dejase de financiar la salvación de lenguas indígenas del Cauca como el Namui Wam (antiguamente guambiano), Nasa Yuwe, Eperera, Inga y el Kamsa, si podrían desaparecer. No estamos diciendo que una tradición cultural sea más importante que otra, sino que en el caso de las procesiones católicas, estas tienen un apoyo social y eclesiástico que garantiza su permanencia, mientras que elementos culturales no religiosos han quedado de lado por no contar con una ley, en las que su promoción hay legisladores pro-religiosos.

Hacemos un respetuoso llamado a la Honorable Constitucional para que en esta oportunidad se pronuncie claramente sobre la financiación de eventos religiosos con dineros públicos, siguiendo el camino ya marcado por su propia jurisprudencia (C-350/91, C-766/10, C-224/16, entre otras)  de salvaguardar la neutralidad del Estado en asuntos religiosos, es decir la laicidad.
En conclusión, la Corporación Bogotana para el Avance de la Razón y el Laicismo considera que se debe declarar inexequible el Artículo 4 de la Ley 891 de 2004 ya que los recursos públicos NO pueden dedicarse a temas religiosos en general aunque sean patrimonio inmaterial en un Estado Laico.

Muchas Gracias.
Jueves, 1 de Septiembre de 2016

Santa Rosa de Lima: Un caso de psicosis

Santa Rosa de Lima, la primera Santa de América, es objeto de gran devoción en Perú. Su fiesta se celebró ayer 30 de agosto. Pero, la historia de esta "santa" revela la ignorancia de un pueblo frente a las enfermedades mentales, pues la llamada patrona de América, las Filipinas y de Perú es un claro caso de psicosis.

Su verdadero nombre fue Isabel Flores de Oliva. Nació en Lima el 20 de abril de 1586 y fue bautizada el 25 de mayo de ese mismo año. Su abuela era indígena y se narra que la chica era muy bella.

Recibió una "esmerada educación" que tristemente era religiosa en gran manera. Sus años de infancia y adolescencia los pasó cerca de una mina. No se sabe mucho de su vida en ese período, pero muchos psiquiatras concuerdan que Isabel Florez debió haber sido víctima de abuso sexual y/o psicológico en sus tempranos años que le llevarían a desarrollar una psoterior enfermedad mental en la que el odio al cuerpo estaba siempre presente. La enfermedad mental de Isabel empezó a manifestarse cerca de los veinte años.

Su fanatismo religioso la llevó a a hacer un voto de virginidad. Hasta allí no había nada que fuera diferente a miles de monjas, pero pronto vino el daño a su propio cuerpo. Conscientemente Isabel empezó restregarse la piel con pimienta para desfigurarse. En una ocasión, su madre le puso una corona de flores en la cabeza para lucirla ante unas visitas. La santa entonces decidió que tal vanidad debía ser castigada por lo que se clavó una corona de flores con espinas para hacer "penitencia" por tal "pecado".

En otra ocasión una mujer le hizo un comentario halagador por la suavidad de sus manos y la finura de sus dedos. Acto seguido se talló las manos con barro. El odio al cuerpo propio, a la feminidad, a esta vida, tan propia del catolicismo. hizo mella en la mente de Rosa y se manifestó en su enfermedad. Rosa realizaba intensos ayunos y pasaba las noches en vela haciendo oración.

Pero sus agotadores ayunos no le parecían poco. Se mortificaba con una cinta de plata alrededor de su cabeza, cuyo interior estaba lleno de puntas. Según ella estaba compartiendo los sufrimientos de Jesús cuando le pusieron la corona de espinas.

El 10 de agosto de 1606 ingresó como Terciaria en la Orden de Santo Domingo, tras rechazar los intentos de sus padres por casarla. Luego, con la ayuda de su hermano (!!!) construyó en el huerto una ermita en la que se internaba a torturarse y decía tener visiones.

Luego salia a atender a enfermos y esclavos. Esclavos que nunca recibieron por parte de la Iglesia un pronunciamiento en contra de la práctica de la esclavitud. Pero eso es tema de otro escrito.

La sociedad de la época, imbuida en el catolicismo, veía los extraños comportamientos de Rosa de Lima (ya en el convento había adoptado por el nombre de Rosa) como algo admirable. 

En 1615, un grupo de piratas, comandados por el holandés Joris Spilbergen, amenazaron el Virreinato del Perú. Al enterarse de la cercanía del ataque Rosa y otras mujeres corrieron a la iglesia para proteger con su cuerpo la custodia, el receptor de las ostias. Spielbergen era calvinista y las mujeres católicas temían que el hereje fuera a profanar las galletitas, que en su pensar, creían era el cuerpo de Cristo.

Spileberg no atacó a Lima y los peruanos declararon que se trataba de un milagro efectuado por Rosa. La verdad es que  Lima se salvó ese martes 21 de julio de 1615 por las siguientes razones (según Arturo Gómez):

- En el Combate de Cerro Azul Spilbergen perdió un barco y las otras cinco quedaron muy maltrechas.
- En el mismo combate, el corsario holandés perdió a la cuarta parte de sus hombres.
- Cuando Spilbergen llegó al Callao y ordenó el desembarco sus lanchas fueron bombardeadas por un cañón que protegía el puerto.
- Spilbergen solo contaba con 300 hombres, y no se sintió suficientemente fuerte para continuar el ataque.

Rosa decía que el Diablo se le aparecía en forma de perro que le hablaba para tentarla. Hablaba con los mosquitos y decía que había hecho con ellos un pacto para que no la picaran. En una ocasión afirmó haber enviado a tres para hacer piquetes por "El Padre, el Hijo y el Espiritú Santo" a otra monja. También hablaba con la plantas. Pero más desconcertante es el relato de la pedida de matrimonio de una imagen del niño Jesús. En el año 1617, durante el Domingo de Ramos Rosa cuenta que la imagen del niño Jesús le dijo: “Rosa de mi Corazón, yo te quiero por esposa”. Ella le respondió: “Señor, aquí tienes a tu inútil esclava; tuya soy y tuya seré para siempre". A esto la Iglesia Católica lo denomina "desposorios místicos."

La falta de sueño, el ayuno y el daño físico que se infringía constantemente afectaron su salud, de tal manera que sus tres últimos años de vida estuvo bajo el cuidado de un par de esposos devotos.

Al morir a los 31 años la población de Lima se lanzó a tomar como reliquia trozos de su manto y hasta un dedo del pie le arrancaron. Las autoridades de la ciudad tuvieron que dispersar la multitud que quería partes milagrosas en un frenesí de superstición. 

El grado de promoción de la superstición llegó al punto que la Iglesia conserva la loseta sobre la cual estaba de pie Rosa cuando sucedió el "desposorio místico".

Fue convertida en santa por el Papa Clemente X.

Para terminar, les dejo con una nota de Panamericana:

Psiquiatras afirman que Santa Rosa sufría trastornos mentales
Consultados por una publicación local, diferentes especialistas trazaron un perfil de Isabel Flores de Oliva, conocida como Santa Rosa de Lima, y coincidieron en que su implacable conducta de penitencia tendría raíces en fuertes alteraciones mentales.

El psiquiatra Mariano Querol dijo que Isabel Flores tuvo trastornos difíciles de clasificar y catalogar. “Presentó graves disturbios de personalidad, disturbios emocionales, de conducta, de autoflagelación, impulsos masoquistas enormes, incluso iluminaciones, posición divina”, dijo.

Querol sostuvo que esto correspondería a un cuadro típico de esquizofrenia. El Doctor Guillermo Ladd, del Instituto Nacional de Salud Mental ‘Honorio Delgado’, fue más allá y diagnosticó más bien un cuadro de psicosis, pues argumentó que la esquizofrenia ocasiona un mayor deterioro mental.

“Santa Rosa de Lima si tenía momentos en los que participaba de reuniones sociales, se vinculaba con otros (…) Además logró plasmar en forma escrita, y con un lenguaje articulado, algunas de las visiones que inundaban su cabeza a partir de sus experiencias místicas”, añadió.

Incluso se aventuró a profundizar en la causa: “Para que una persona tenga un desorden de personalidad limítrofe como el que al parecer sufrió Santa Rosa de Lima, necesariamente tuvo que haber tenido en su historia una forma de abuso psicológico, sexual o físico”, acotó.

Cabe señalar que la fuente toma sólo la parte de su biografía conocida (sus autolaceraciones, su rechazo y dificultad de relacionarse con el sexo opuesto y su tendencia a estropear su hermosura). Asimismo, hubo expertos como el presidente de la Asociación Psiquiátrica Peruana, Hugo Chávez Ortiz, quien por cuestiones religiosas se negó a tocar el tema.
Lunes, 20 de Junio de 2016

No existe el extremismo religioso

No existe el extremismo religioso. Existe, sí, el practicante fiel de la religión.

Por: (Pala) Carlos Palacio
Publicado inicialmente en Las2Orillas

En Ecuador, los jurados de un programa de talentos ridiculizan y agreden a una concursante por el simple hecho de declararse atea. El obispo de Valencia (España), Antonio Cañizares, advierte a sus feligreses, enardecido, la llegada del imperio gay. El movimiento ISIS asesina 41 infieles en Yemen. El taxista que me trae hoy a casa me explica las razones por las cuales Hitler era un profeta y los judíos, asesinos de dios, son la mayor plaga de la humanidad.

Existe un error ampliamente extendido. El de creer que los comportamientos radicales asociados al fenómeno religioso ejemplifican un polo marginal y extremo de la creencia, mientras que el comportamiento de la inmensa mayoría de los creyentes, alejado por completo de este tipo de conductas bárbaras, es muestra del carácter benévolo de la religión. Y no es así. De hecho es casi lo contrario. Aquí un par de ejemplos.

Pese al supuesto mandato reformista del papa Francisco (meramente cosmético y publicitario), la anticoncepción sigue siendo proscrita por la doctrina católica. No existe duda para la Iglesia de que “todo aquello que a través de cualquier artificio impida, por métodos no naturales, la concepción de un hijo, es gravemente pecaminoso”, como bien claro lo dejaron las encíclicas Casti Conubii de Pío XI y Humanae Vitae de Pablo VI.

Plantón de la Iglesia Bautista Westboro calificada por muchos como
"extremistas religiosos" Ellos dicen estar fundamentados en la Biblia. 
Así las cosas, las anacrónicas voces que condenan la anticoncepción no hacen parte del extremismo católico. Hacen parte del catolicismo practicante, a secas. Mientras que l inmensa mayoría de mujeres que se dicen creyentes y que consumen un anticonceptivo, no son ejemplo de catolicismo moderado, sino de personas que deben ignorar el mandato de su religión para poder vivir una elección.

Los millones de católicos de buena fe que acogen con afecto a la comunidad homosexual no están siendo buenos católicos sino pésimos católicos. Están transgrediendo el mandato de una iglesia que sigue considerando aberrante la unión entre personas del mismo sexo. Sí. Francisco puede decir lo que quiera, pero la doctrina sigue siendo inflexible. Y, de hecho, el ejemplo es perfecto porque en lo relativo a este asunto puntual, abundan los ejemplos de mensajes de renovación presentados por el Papa en espacios bien microfoneados y publicitados, que luego fueron contradichos por el mismo pontífice en las esferas del poder clerical.

Son entonces los virulentos detractores de los derechos de los homosexuales quienes representan con fidelidad el espíritu del catolicismo, mientras que el resto no hace otra cosa que ignorar el mandato de la iglesia para seguir su instinto bondadoso.

La inmensa mayoría, no hace otra cosa que alejarse de esos preceptos,
domesticarlos y, en grandísima medida, ignorarlos
para edificar lo que algunos llaman una creencia descafeinada

Los jurados del concurso ecuatoriano, el obispo de Valencia, los integrantes de ISIS, el procurador Ordóñez y el taxista que me trajo a casa esta tarde, lejos de deformar el mandato de su religión, lo siguen con todo rigor. El resto, la inmensa mayoría, no hace otra cosa que alejarse de esos preceptos, domesticarlos y, en grandísima medida, ignorarlos para edificar lo que algunos llaman una creencia descafeinada que termine riñendo lo menos posible con su forma de ver el mundo. Dicho de otra forma, son personas que deben alejarse de los mandatos de su religión para ser buenos seres humanos.

Los tres grandes monoteísmos están construidos sobre una creencia extrema. Todos ellos afirman, sin posibilidad de discusión, que poseen la única verdad absoluta y que se debe exterminar, corregir, reprender o sanar a quien la contradice. No existe, entonces, algo como un extremista religioso. Existe, sí, el practicante fiel de la religión. Y no existe algo como un creyente moderado. Existe, sí, una inmensa mayoría de personas que decide poner su ética y su moral por encima de sus creencias, siguiendo la única ruta posible para ello: la de enfrentar o ignorar, consciente o inconscientemente, el mandato de su religión.
Jueves, 9 de Junio de 2016

Procesión del coño insumiso no es delito

Procesión del coño insumiso - Foto La Marea
Una particular procesión se realizó el 1 de mayo de 2014 en Sevilla, España. La imagen de un coño, como llaman los españoles a la vulva u órgano sexual femenino externo, fue cargado en procesión por un grupo de feministas de manera similar a como es llevada la imagen de la virgen María.

La procesión pasó cerca a varias iglesias católicas por la vía pública, pero nunca entró a ellas. Dentro de sus arengas se encontraron frases como "la virgen María también abortaría". El santísimo coño también fue objeto de una oración particular:

La Diosa te salve, Vagina
¡Llena eres de gracia!
El Coño es contigo
Bendita tú eres entre todas nuestras Partes
Y bendito es el fruto de tu sexo, el Clítoris,
Santa vagina, Madre de todas
ruega por nosotras, liberadas,
Ahora, y en la hora de nuestro orgasmo,
Gimén.

Esta acción fue calificada como un delito de odio por la Asociación Española de Abogados Cristianos, quien demandó a cuatro mujeres protestantes. Las chicas se exponían a una pena de prisión de uno a cuatro años y una multa de seis a doce meses.

En su momento las manifestantes negaron querer obstruir el culto religioso. “Estamos firmes, defendiendo la libertad de expresión, los derechos humanos y no aceptamos ser acusadas ni criminalizadas porque salimos a reivindicar nuestros derechos como ciudadanas que somos” , dijo una activista.

Pues bien, el caso se ha archivado por la jueza Pilar Ordoñez "El no creer en los dogmas de una religión y manifestarlo públicamente entra dentro de la libertad de expresión" afirmó la togada.

"Es posible que ello afectara los sentimientos de personas que presenciaran la misma, pero es necesario, para que los hechos sean típicos, que concurra un claro propósito doloso y la finalidad de afectar a los derechos de matiz religiosos o herir estos sentimientos, requiriéndose por tanto un dolo específico o ánimo deliberado de ofender los sentimientos religiosos legalmente tutelados".

La magistrada al a analizar el caso concluyó que  "Las investigadas intentaron exteriorizar en la manifestación opiniones contrarias o discrepantes con la Iglesia católica y con el fin de apoyar los derechos laborales de la mujer", admite que pudo existir una "burla". "Esa burla que pudieron realizar no consta se hiciera con el fin de menoscabar, humillar o herir los sentimientos religiosos de terceros".


Miercoles, 18 de Mayo de 2016

Juez ordena al Padre Chucho abstenerse de invadir parque público


Compartimos una pequeña, pero significativa victoria judicial de activistas ateos de Bogotá, Colombia.

Tomado del comunicado de prensa de la Asociación de Ateos de Bogotá

En fallo de segunda instancia el Juzgado 31 Civil de Bogotá ordenó a la Diócesis de Fontibón y al sacerdote Jesús Hernán Orjuela (Alias Chucho) abstenerse de realizar misas en el Parque Castilla, a fin de velar por el derecho a la recreación, la salud y el uso del espacio público de los niños, vecinos y ciudadanos en general que viven o frecuentan las zonas aledañas al parque y el parque.

Desde el año 2013 el sacerdote Orjuela venía haciendo uso del parque del barrio Castilla para misas campales con sonido profesional los días domingos y los 14 de cada mes. Esto llevó a que un miembro de la Asociación de Ateos de Bogotá tutelara como adulto por los niños y adolescentes que se han visto afectados.

La Diócesis de Fontibón y el padre Orjuela le dijeron al juez en el proceso que se trataba de “una persecución religiosa a la Iglesia Católica”, argumento respaldado por la Junta de Acción Comunal, que dijo que “esto se ha realizado por años” y no veía afectación alguna.

El juez dictaminó que no se trataba de persecución religiosa, pero dejó claro que en este caso “se sale del ámbito de los espacios privados y se traslada al público, en cuyo caso es necesario que esa actividad se realice dentro de unas normas mínimas de convivencia con respeto de los derechos de toda la comunidad y respetando el derecho de los niños a la sana recreación en los espacios que fueron destinados para ello, incluidos los que no pertenecen o no están interesados en participar en dicha actividad. Cuando esto último ocurre, se presenta una colisión de derechos fundamentales”.

En este proceso el Jardín Botánico conceptuó que las actividades del sacerdote sí han afectado la zona verde, mientras que la Secretaría de Ambiente inició proceso sancionatorio contra la parroquia de Orjuela por exceso de ruido en el 2015 y añadió que a sus funcionarios se les había impedido realizar mediciones cuando asistían a las misas campales.

En el fallo el juez pide a la Alcaldía de Kennedy y la Policía que le den estricto cumplimiento a la decisión. También pide a la Personería estar al tanto para que esta situación no se repita.

La acción de tutela se interpuso luego de que el padre Orjuela reincidiera con sus misas campales, a pesar de que en diciembre pasado ya se había dejado claro que él estaba infringiendo la norma. A las deliberaciones del pasado diciembre asistieron el IDRD, la Alcaldía Mayor, la Alcaldía de Kennedy, la ONG Bogotá Atea, feligreses de la parroquia y la Junta de Acción Comunal.

Las ONG Asociación de Ateos de Bogotá y Bogotá Atea manifiestan su satisfacción con el fallo y estarán atentas a que este se cumpla y se haga cumplir por las autoridades distritales.