Campamento cristiano para niños llevó a un falso “ateo” para debatir

Gracias a Hemant Mehta, quien publicó una nota en Friendly Atheist  hemos podido saber de una curiosa herramienta de educación para niños dentro del cristianismo.

En Estados Unidos es común que los grupos evangélicos, carismáticos, adventistas, entre otros, organicen campamentos para niños y jóvenes. En estos campamentos hacen diferentes actividades que giran entorno del adoctrinamiento de los menores.

Hay un ministerio de apologética llamado Stand to Reason que pretende capacitar a los cristianos para defender su fe. En uno de los correos enviado por su fundador, el señor Greg Koukl, celebraba una herramienta implementada en su {ultimo campamento que consistía en llevar a un falso ateo (aunque los niños no sabían que era un creyente) para debatir con ellos. 

Koukl celebró que los adolescentes estaban "mejor equipados que en cualquier año anterior". Ya que los niños ganaron el debate con el falso ateo.

Aquí está una parte relevante de la carta: 

Nick incluso organizó un evento "Stump the Atheist" para concluir el campamento de cinco días. Trajo a un "ateo" (realmente un estudiante de BIOLA y un oyente de STR) y los niños lo salpicaron con preguntas, "muchos de ellos hicieron algunas preguntas sorprendentes", incluso señalando sus inconsistencias. "Estaba un poco nervioso", admitió Nick. "No estaba seguro de que nadie estuviera a la altura de la ocasión". Pero cuando llegó el momento, después de una semana de entrenamiento, los niños estaban armados y listos.

"Durante el juego de rol ateo, estaba destrozado", agregó Nick. "El material de tu libro demostró ser una herramienta increíblemente efectiva para equipar a nuestros jóvenes este verano". 

Es completamente estúpido que lleven a un evangélico para hacerse pasar por un ateo, cuando los creyentes tienen una montaña de errores conceptuales sobre lo que es el ateísmo, la evolución biológica, y cantidad de temas. Nunca se centran en la evaluación de la evidencia, y cuando la utilizan es de manera fragmentada y acomodada. Cualquier ateo que haya debatido con un creyente sabe esto de sobra.

La pregunta que cabe es ¿Por qué no permitieron que un ateo intelectual fuera a hablar con los adolescentes cristianos? ¿Cómo pueden estar seguros que conocen los puntos de vista de los ateos si parten de los prejuicios de lo que creen que es el ateísmo?
En los Estados Unidos hay muchas organizaciones ateas, librepensadoras y escépticas que sin duda habrían respondido al llamado de Stand to Reason enviando a alguien apto.

Hemant Mehta imaginó como podría haber siso uno de esos debates con los chicos cristianos:
“Ateo”: ¡La evolución es real! Niños: Entonces, ¿por qué todavía hay monos? “Ateo”: ¡Oh hombre! ¡Me tienes! Pero al menos soy una buena persona! Niños: ¡No puedes ser bueno sin Dios! "Ateo": Oh no ... esto es difícil. Uh ... uh ... ¡Jesús es un mito! Niños: ¡No, no lo es! ¡La Biblia lo dice! “Ateo”: ¡Maldita sea! ¡Ganaste de nuevo! Voy a ir a comer ahora. Niños: Aquí hay un plátano. “Ateo”: ¡AHHHHHHHHH! 
Esperamos que estos chicos después puedan ver sus puntos confrontados con un verdadero ateo, y ojalá, su lavado cerebral pueda ceder frente a la evidencia.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota