Cristianos profetizan fin del mundo para este 23 de septiembre

Nueva profecía del fin del mundo. ¿No aprenden?
La escatología, la rama más tonta de la teología, si es posible encontrar una que no lo sea, vuelve a llenar páginas. Ahora un grupo de cristianos evangélicos han llegado a la conclusión que el próximo sábado 23 de septiembre puede llegar el fin del mundo o el “rapto secreto”

El teólogo evangélico Gary Ray ha afirmado que la alineación de las estrellas, del Sol y de la Luna la noche del 23 de septiembre tiene profundas semejanzas con la profecía de Apocalipsis 12.

El texto escatológico habla de una mujer dando a luz mientras está revestida por la luz del Sol y a sus pies están en la Luna. El pastor dice que "la constelación de Virgo quedará justamente en esa posición dentro de dos semanas, con el planeta Júpiter saliendo de dentro de su “vientre” en aquellos días".
"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."  Apocalipsis 12: 1 y 2
Ray dice que el rapto de los elegidos está muy cerca de suceder. Según él el eclipse del 21 de agosto también fue una señal profética en los cielos y considera que hubo un mensaje de Dios en este fenómeno.  “Dios nos está advirtiendo que estamos a punto de ver una nueva fase en el planeta”, insiste, afirmando que el eclipse de 2017 marcó el inicio de la Gran Tribulación y el próximo, que ocurrirá en 2024 marcaría el final de este período de 7 años, que muchos creen ser detallados en la Biblia.

Si bien no todos los evangélicos aceptan la interpretación profética del pastor Gary Ray, el astrónomo evangélico Danny Faulkner, que trabaja para la institución creacionista "Respuestas en Génesis", dice que esta conjunción es "un evento muy raro, que ocurre sólo una vez cada 7.000 años". “Ese período de tiempo entre 2017 y 2024 tiene mucho sentido”. “Hay muchas cosas que realmente apuntan a eso”, completa, aunque no se compromete a afirmar que este 23 de septiembre ocurra el rapto secreto.

Como los evangélicos se imaginan el rapto secreto.
El rapto secreto es la doctrina que dice que los salvados desaparecerán de la Tierra, para ser llevados al cielo, dejando sus ropas en el lugar que desaparecieron, mientras que los no raptados se quedarán para sufrir plagas y castigos. Otras sectas cristianas creen que las plagas se derramarán sin que los salvos sean arrebatados, y que solo hasta el final serán arrebatados para encontrarse con Jesús en las nubes. Estas discusiones, vistas desde afuera, son similares a discutir si el hada de los dientes tiene un par de alas o dos. 

Volviendo a la profecía para este 23 de septiembre, hay otro autor que apunta a que estamos viviendo los últimos meses del planeta, se trata de David Meade, autor del libro "Planeta X – La llegada de 2017". Según este autor el apocalipsis podría ocurrir en octubre cuando un gigantesco planeta misterioso y otros elementos espaciales choquen con la Tierra. Meade dijo que cree que una estrella, que él llama "un gemelo binario de nuestro sol", se aproxima al planeta Tierra, puntualmente al Polo Sur. Además, dijo que la estrella traerá consigo "siete cuerpos en órbita" y uno de ellos sería Nibiru.

David Morrison, miembro de la Nasa y experto en la exploración del Sistema Solar desmintió que hubiera un planeta que fuera a impactar con la Tierra en el día establecido por David Meade. Y mucho menos este 23 de septiembre.

David Morrison comentó que  «si Nibiru fuera real y tuviera una masa sustancial, entonces ya habría perturbado las órbitas de Marte y de la Tierra y nosotros percibiríamos cambios en esas órbitas». No solo eso, sino que, además, considera que «sería muy brillante, y todos seríamos capaces de percibirlo a simple vista».

Pero hay algunos profetas creen, además, que Nibiru no es un planeta, sino una enana marrón. «Si ese fuera el caso, todo lo que he dicho anteriormente sería muchísimo peor», añade David Morrison, «y los astrónomos lo habrían rastreado hace más de una década».

Jesús, el falso profeta.

Es curioso que los teólogos siguen empeñándose en encontrar cumplimiento a lo que no son más que textos de fantasía. De ser cierto lo del "fin de los tiempos", esto debería haber ocurrido en los tiempos de Jesús. Dice Jesús a sus discípulos sobre el fin del mundo: "De cierto os digo que no pasará esta generación, que todas estas cosas no sean hechas" Marcos 13: 30

Parece que más de 2000 años y el "vengo pronto" no se ha cumplido, y hace mucho murió la generación de los apóstoles y ninguna de esas cosas ocurrieron.

Estos textos deberían analizarlos detenidamente aquellos que creen en la segunda venida de Jesús, el juicio final y otras cosas apocalipticas sin fundamento.

Los comentarios han sido cerrados para esta nota