Archivos en el mes de September del 2017

Miercoles, 20 de Septiembre de 2017

Cristianos profetizan fin del mundo para este 23 de septiembre

Nueva profecía del fin del mundo. ¿No aprenden?
La escatología, la rama más tonta de la teología, si es posible encontrar una que no lo sea, vuelve a llenar páginas. Ahora un grupo de cristianos evangélicos han llegado a la conclusión que el próximo sábado 23 de septiembre puede llegar el fin del mundo o el “rapto secreto”

El teólogo evangélico Gary Ray ha afirmado que la alineación de las estrellas, del Sol y de la Luna la noche del 23 de septiembre tiene profundas semejanzas con la profecía de Apocalipsis 12.

El texto escatológico habla de una mujer dando a luz mientras está revestida por la luz del Sol y a sus pies están en la Luna. El pastor dice que "la constelación de Virgo quedará justamente en esa posición dentro de dos semanas, con el planeta Júpiter saliendo de dentro de su “vientre” en aquellos días".
"Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento."  Apocalipsis 12: 1 y 2
Ray dice que el rapto de los elegidos está muy cerca de suceder. Según él el eclipse del 21 de agosto también fue una señal profética en los cielos y considera que hubo un mensaje de Dios en este fenómeno.  “Dios nos está advirtiendo que estamos a punto de ver una nueva fase en el planeta”, insiste, afirmando que el eclipse de 2017 marcó el inicio de la Gran Tribulación y el próximo, que ocurrirá en 2024 marcaría el final de este período de 7 años, que muchos creen ser detallados en la Biblia.

Si bien no todos los evangélicos aceptan la interpretación profética del pastor Gary Ray, el astrónomo evangélico Danny Faulkner, que trabaja para la institución creacionista "Respuestas en Génesis", dice que esta conjunción es "un evento muy raro, que ocurre sólo una vez cada 7.000 años". “Ese período de tiempo entre 2017 y 2024 tiene mucho sentido”. “Hay muchas cosas que realmente apuntan a eso”, completa, aunque no se compromete a afirmar que este 23 de septiembre ocurra el rapto secreto.

Como los evangélicos se imaginan el rapto secreto.
El rapto secreto es la doctrina que dice que los salvados desaparecerán de la Tierra, para ser llevados al cielo, dejando sus ropas en el lugar que desaparecieron, mientras que los no raptados se quedarán para sufrir plagas y castigos. Otras sectas cristianas creen que las plagas se derramarán sin que los salvos sean arrebatados, y que solo hasta el final serán arrebatados para encontrarse con Jesús en las nubes. Estas discusiones, vistas desde afuera, son similares a discutir si el hada de los dientes tiene un par de alas o dos. 

Volviendo a la profecía para este 23 de septiembre, hay otro autor que apunta a que estamos viviendo los últimos meses del planeta, se trata de David Meade, autor del libro "Planeta X – La llegada de 2017". Según este autor el apocalipsis podría ocurrir en octubre cuando un gigantesco planeta misterioso y otros elementos espaciales choquen con la Tierra. Meade dijo que cree que una estrella, que él llama "un gemelo binario de nuestro sol", se aproxima al planeta Tierra, puntualmente al Polo Sur. Además, dijo que la estrella traerá consigo "siete cuerpos en órbita" y uno de ellos sería Nibiru.

David Morrison, miembro de la Nasa y experto en la exploración del Sistema Solar desmintió que hubiera un planeta que fuera a impactar con la Tierra en el día establecido por David Meade. Y mucho menos este 23 de septiembre.

David Morrison comentó que  «si Nibiru fuera real y tuviera una masa sustancial, entonces ya habría perturbado las órbitas de Marte y de la Tierra y nosotros percibiríamos cambios en esas órbitas». No solo eso, sino que, además, considera que «sería muy brillante, y todos seríamos capaces de percibirlo a simple vista».

Pero hay algunos profetas creen, además, que Nibiru no es un planeta, sino una enana marrón. «Si ese fuera el caso, todo lo que he dicho anteriormente sería muchísimo peor», añade David Morrison, «y los astrónomos lo habrían rastreado hace más de una década».

Jesús, el falso profeta.

Es curioso que los teólogos siguen empeñándose en encontrar cumplimiento a lo que no son más que textos de fantasía. De ser cierto lo del "fin de los tiempos", esto debería haber ocurrido en los tiempos de Jesús. Dice Jesús a sus discípulos sobre el fin del mundo: "De cierto os digo que no pasará esta generación, que todas estas cosas no sean hechas" Marcos 13: 30

Parece que más de 2000 años y el "vengo pronto" no se ha cumplido, y hace mucho murió la generación de los apóstoles y ninguna de esas cosas ocurrieron.

Estos textos deberían analizarlos detenidamente aquellos que creen en la segunda venida de Jesús, el juicio final y otras cosas apocalipticas sin fundamento.

Jueves, 14 de Septiembre de 2017

El pastor que ordenó a Irma detenerse… y falló

El pastor Guillermo Maldonado de la Iglesia el Rey Jesús afirmó que con oración y el poder de Jesús detendría el huracán Irma, el cual no llegaría a La Florida. Después de lo acontecido, ha quedado demostrado que sus oraciones no sirvieron para nada.

"Padre, en el nombre de Jesús, como apóstol con autoridad sobre este territorio, en el nombre de Jesús yo ordeno a los vientos del este, ordeno al huracán, tu nombre es Irma. Irma yo te ordeno en el nombre de Jesús que donde estés ahora, yo te ordeno desintégrate, vete ¡sal fuera de nuestra la costa! ¡vete a lo profundo del mar! Te reprendo Irma"

Pero Irma, no solo no escuchó, sino que golpeó con fuerza a La Florida, Cuba, Puerto Rico y otras islas, siendo catalogado el segundo más poderoso desde que se lleva registros.

Publicación del pastor Maldonado antes de
su milagro fallido. 
Frente a las burlas y críticas, de ateos y sectas rivales, el pastor Maldonado se defendió diciendo que este huracán era una señal de la inminente segunda venida de Jesús. ¡Cómo si inminente fuera más de dos mil años! y agregó que su ministerio ha orado en el pasado para que doce huracanes no llegaran a La Florida y había tenido éxito.

En una transmisión en vivo de Facebook, añadió las siguientes perlas de superstición: "usted sabía que hace dos semanitas hubo un eclipse, y a través de toda la Escritura, después de que se miraba un eclipse hay un patrón de juicio siempre. Y muchas señales dicen que Cristo viene pronto"

Pidió también que "orar con la seguridad de que nuestro Padre Celestial está en control de esta circunstancia." 

Más superstición evangélica

Además del pastor Maldonado, otros líderes evangélicos dieron explicaciones sobrenaturales al fenómeno del huracán Irma con la divinidad.

Uno de ellos es Rick Joyner, fundador y director del ministerio MorningStar. Este teólogo afirma que los huracanes no tienen nada que ver con el cambio climático, pues “el verdadero problema con el clima y todo lo demás en este mundo tiene que ver con el pecado y la maldad. La tierra toda clama a causa del derramamiento de sangre inocente. Esto hace más mal que la eliminación de CO2 o cualquier cosa así”.

Otro presunto  profeta es el pastor Kevin Swanson quien afirmó en su programa de radio que la destrucción de Houston por el huracán Harvey fue un castigo hacia la ciudad por defender abiertamente la agenda LGBT y haber elegido una alcaldesa lesbiana. Él insiste en que éste es un llamado al arrepentimiento nacional.

"Aquí hay una ciudad [hablando de Houston] que se ha jactado de su devoción LGBT, su afinidad por el movimiento de la perversión sexual en América, y ahora está bajo el agua" 

"Jesús envía un mensaje a casa, a menos que los estadounidenses se arrepientan, a menos que Houston se arrepienta, a menos que New Orleans se arrepienta, todos perecerán"

Pastor Kevin Swanson, arriba a la izquierda. Pastor Rick Joyner, arriba a la derecha.
Abajo. Huracán Irma antes de de llegar a Puerto Rico. 

Evangélicos atacan a presidenta de Chile en Te Deum evangélico

En un acto antilaico en la república de Chile, la presidenta Michelle Bachelet terminó retirándose de la Catedral Evangélica de Chile, tras fuertes críticas, e incluso gritos que recibió de líderes y feligreses evangélicos.

Los hechos ocurrieron en el marco de las fiestas patrias donde es tradicional un Te Deum evangélico
desde 1975 (instaurado por Augusto Pinochet), además del Te Deum católico que se lleva a cabo los 18 de septiembre.

A la llegada de la Presidenta Bachelet hubo gritos de algunos evangélicos que le gritaron: “Asesina” y “vergüenza nacional”. La razón de la molestia de los evangélicos fue la reciente aprobación de la despenalización del aborto en tres causales (malformación fetal, riesgo de vida de la madre y violación), además de la reciente presentación del proyecto de apertura del matrimonio civil para las parejas del mismo sexo.

Durante el acto, el Obispo Presidente de la Mesa Ampliada de las Iglesias Evangélicas, Emiliano Soto dijo: "Hoy oramos para que los llamados temas valóricos, cuando se inicia la vida o el matrimonio entre un hombre y mujer, tengan siempre de parte de los legisladores la consideración real de lo que significa libertad religiosa que es un derecho humano fundamental, que se respete la libertad de conciencia de quienes profesamos una fe”

Lo que muestra que en todas las latitudes los evangélicos llaman "libertad religiosa" al deseo de imponer sus puntos de vista a toda la sociedad, sin importar que no sean evangélicos.

Luego, las puyas vinieron de Eduardo Durán Salinas, pastor y candidato a diputado, quien emplazó a Bachelet por estos proyectos y cuestionó que “movimientos minoritarios han logrado instalar una agenda que ni siquiera cuenta con el respaldo mayoritario de la ciudadanía: identidad de género, matrimonio igualitario, despenalización del aborto, son sin duda leyes que no representan nuestros valores cristianos”.

¡Y nuevamente los evangélicos pretendiendo que una democracia no garantice las libertades de las minorías!

Foto, El Quinto poder.
En un análisis de Rafael Pizarro, doctor en gobierno y académico de la Universidad Central, dado a La Tercera apuntó ligeramente a la incongruencia de los Te Deun en un estado laico: “Creo que esto viene a poner en tela de juicio la realización de este acto y la participación de autoridades del Estado. Aquí hay recursos que se están invirtiendo. La presencia de la Presidenta, de Ministros, los presidentes de la Corte Suprema, etc, son funcionarios del Estado que ponen de su tiempo, los recursos y las energías para encontrarse en un acto que terminó siendo proselitista y los mensajes tuvieron que ver más con la agenda política que con el sentido propio de este acto”

¡Quieren pan y pedazo!

Rafael Pizarro también comentó que “el Estado Chileno ha tenido bastantes gestos con la Iglesia Evangélica. Hoy tenemos capellanes en varias instituciones, como La Moneda, tenemos el Día de la Iglesias Evangélicas que fue promulgado por la Presidenta Bachelet y hay un incentivo a cuestionar la realización de este acto y la participación de autoridades de Estado”.

Sin duda, los evangélicos y muchos católicos en Chile y América Latina detestan la laicidad porque desean poner sus dogmas por medio de la ley, además de gozar de privilegios económicos. 
Lunes, 23 de Octubre de 2017

QUIEN O QUE CREO A DIOS? I

Por guerreropirata

Recibí un comentario muy intrigante, mas bien era una pregunta de uno de ustedes; me pregunto: QUIEN O QUE CREO A DIOS? esbocé una sonrisa ya que esa es la pregunta que desde niño me la he hecho ya que fui criado bajo la religión católica (sin mi consentimiento claro está) y siempre me decían que "dios" había creado todo lo que vemos, y yo decía y quién lo creo a él.

Así que buscando en mis archivos encontré un reportaje que salio del diario en linea el pais.com en mayo del 2008

Lo resumo para ustedes amigos lectores:

¿Dios creó al hombre o el hombre creó a Dios?

Científicos de Oxford investigan la estructura cerebral que aloja la creencia religiosa - Y Einstein aviva el debate desde la tumba.

Si usted cree en Dios o, en general, en alguna forma de ente místico, sepa que la inmensa mayoría de la humanidad está en su mismo bando. Si por el contrario no es creyente, es usted, en términos estadísticos, un raro. Si la demostración de la existencia de Dios se basara en el número de fieles, la cosa estaría clara. No es así, aunque en lo que respecta a este artículo eso es, en realidad, lo de menos. Creyentes y no creyentes están divididos por la misma pregunta: ¿Cómo pueden ellos no creer/creer (táchese lo que no corresponda)? Este texto pretende resumir las respuestas que la ciencia da a ambas preguntas.

Los físicos están pletóricos este año porque gracias al acelerador de partículas LHC, que pronto empezará a funcionar cerca de Ginebra, podrán por fin buscar una partícula fundamental que explica el origen de la masa, y a la que llaman la partícula de Dios.

Los matemáticos, por su parte, tienen desde hace más de dos siglos una fórmula que relaciona cinco números esenciales en las matemáticas -entre ellos el famoso pi-, y a la que algunos, no todos, se refieren como la fórmula de Dios.

 Pero, apodos aparte, lo cierto es que la ciencia no se ocupa de Dios. O no de demostrar su existencia o inexistencia. Las opiniones de Einstein -expresadas en una carta recientemente subastada- valen en este terreno tanto como las de cualquiera. Sí que se pregunta la ciencia, en cambio, por qué existe la religión.

No es ni mucho menos un tema de investigación nuevo, pero ahora hay más herramientas y datos para abordarlo, y desde perspectivas más variadas. A sociólogos, antropólogos o filósofos, que tradicionalmente han estudiado el fenómeno de la religión o la religiosidad, se unen ahora biólogos, paleoantropólogos, psicólogos y neurocientíficos. Incluso hay quienes usan un nuevo término: neuroteología, o neurociencia de la espiritualidad.

Prueba del auge del área es que un grupo de la Universidad de Oxford acaba de recibir 2,5 millones de euros de una fundación privada para investigar durante tres años "cómo las estructuras de la mente humana determinan la expresión religiosa", explica uno de los directores del proyecto, el psicólogo evolucionista Justin Barrett, del Centro para la Antropología y la Mente de la Universidad de Oxford.

Meter mano científicamente a la pregunta 'por qué somos religiosos los humanos' no es fácil. Una muestra: experimentos recientes identifican estructuras cerebrales relacionadas con la experiencia religiosa. ¿Significa eso que la evolución ha favorecido un cerebro pro-religión porque es un valor positivo? ¿O es más bien el subproducto de un cerebro inteligente? Sacar conclusiones es difícil, e imposible en lo que se refiere a si Dios es o no 'real'. Que la religión tenga sus circuitos neurales significa que Dios es un mero producto del cerebro, dicen unos. No: es que Dios ha preparado mi cerebro para poder comunicarse conmigo, responden otros. Por tanto, "no vamos a buscar pruebas de la existencia o inexistencia de Dios", dice Barrett.

¿Desde cuándo es el hombre religioso? Eudald Carbonell, de la Universidad Rovira i Virgili y co-director de la excavación de Atapuerca, recuerda que "las creencias no fosilizan", pero sí pueden hacerlo los ritos de los enterramientos, por ejemplo. Así, se cree que hace unos 200.000 años Homo heidelbergensis, antepasado de los neandertales y que ya mostraba "atisbos de un cierto concepto tribal", ya habría tratado a sus muertos de forma distinta. De lo que no hay duda es de que desde la aparición de Homo sapiens el fenómeno religioso es un continuo. "La religión forma parte de la cultura de los seres humanos. Es un universal, está en todas las culturas conocidas", afirma Eloy Gómez Pellón, antropólogo de la Universidad de Cantabria y profesor del Instituto de Ciencia de las Religiones de la Universidad Complutense de Madrid.

¿Por qué esto es así? Para Carbonell hay un hecho claro: "La religión, lo mismo que la cultura y la biología, es producto de la selección natural". Lo que significa que la religión -o la capacidad para desarrollarla-, lo mismo que el habla, por ejemplo, sería un carácter que da una ventaja a la especie humana, y por eso ha sido favorecido por la evolución. ¿Qué ventaja? "Eso ya es filosofía pura", responde Carbonell. Está dicho, las creencias no fosilizan.

Así que hagamos filosofía. O expongamos hipótesis: "Un aspecto importante aquí es la sociabilidad", dice Carbonell. "Cuando un homínido aumenta su sociabilidad interacciona de forma distinta con el medio, y empieza a preguntarse por qué es diferente de otros animales, qué pasa después de la muerte... Y no tiene respuestas empíricas. La religión vendría a tapar ese hueco".

Esa visión cuadra con la antropológica. La religión, según Gómez Pellón, da los valores que contribuyen a estructurar una comunidad en torno a principios comunes. Por cierto, ¿y si fueran esos valores, y no la religión en sí, lo que ha sido seleccionado? Curiosamente, señala Gómez Pellón, "los valores básicos coinciden en todas las religiones: solidaridad, templanza, humildad...". Tal vez no sea mensurable el valor biológico de la humildad, pero sí hay muchos modelos que estudian el altruismo y sus posibles ventajas evolutivas en diversas especies, incluida la humana.

También coinciden Carbonell y Gómez Pellón al señalar el papel "calmante" de la religión. "La religión ayuda a controlar la ansiedad de no saber", dice el antropólogo. "Cuanto más se sabe, más se sabe que no se sabe. Y eso genera ansiedad. Además, el ser humano vive poco. ¿Qué pasa después? Esa pregunta está en todas las culturas, y la religión ayuda a convivir con ella, nos da seguridad". Lo constatan quienes tratan a diario con personas próximas a situaciones extremas. "Es verdad que en la aceptación del proceso de morir las creencias pueden ayudar", señala Xavier Gómez-Batiste, cirujano oncólogo y Jefe del Servicio de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario de Bellvitge.
Por si fueran pocas ventajas, otros estudios sugieren que las personas religiosas se deprimen menos, tienen más autoestima e incluso "viven más", dice Barrett. "El compromiso religioso favorece el bienestar psicológico, emocional y físico. Hay evidencias de que la religión ayuda a confiar en los demás y a mantener comunidades más duraderas".
La religión parece útil. Eso explica que el ser humano "sea naturalmente receptivo ante las creencias y actividades religiosas", prosigue.

Naturalmente receptivos. ¿Significa eso que estamos orgánicamente predispuestos a ser religiosos? ¿Lo está nuestro cerebro? En los últimos años varios grupos han recurrido a técnicas de imagen para estudiar el cerebro en vivo en "actitud religiosa", por así decir. "Son experimentos difíciles de diseñar porque la experiencia religiosa es muy variada", advierte Javier Cudeiro, jefe del grupo de Neurociencia y Control Motor de la Universidad de Coruña.

Los resultados no suelen considerarse concluyentes. Pero sí se acepta que hay áreas implicadas en la experiencia religiosa.
En uno de los trabajos se pedía a voluntarios -un grupo de creyentes y otro de no creyentes- que recitaran textos mientras se les sometía a un escáner cerebral. Al recitar un determinado salmo, en los cerebros de creyentes y no creyentes se activaban estructuras distintas. No es sorprendente. "Se da por hecho", explica Cudeiro; lo mismo que hay áreas implicadas en el cálculo o en el habla.

La pregunta es si esas estructuras fueron seleccionadas a lo largo de la evolución expresamente para la religión. Cudeiro no lo cree. "La experiencia religiosa se relaciona con cambios en la estructura del cerebro, y neuroquímicos, que llevan a la aparición de la autoconciencia, el lenguaje... cambios que permiten procesos cognitivos complejos; no son para una función específica". O sea que la religión bien podría ser, como dice Carbonell, un efecto secundario de la inteligencia.

Otros estudios de neuroteología han estudiado el cerebro de monjas mientras evocaban la sensación de unión con Dios, y de monjes meditando. Uno de los autores de estos trabajos, Mario Beauregard, de la Universidad de Montreal, aspira incluso a poder generar en no creyentes la misma sensación mística de los creyentes, a la que se atribuyen tantos efectos beneficiosos: "Si supiéramos cómo alterar [con fármacos o estimulación eléctrica] estas funciones del cerebro, podríamos ayudar a la gente a alcanzar los estados espirituales usando un dispositivo que estimule el cerebro ", ha declarado Beauregard a la revista Scientific American.

Lo expuesto en este texto sugiere que la cuestión no es tanto por qué existe la religión, sino por qué existe el ateísmo.
Con todas las ventajas de la religión, ¿por qué hay gente atea? .
"El ateísmo actual es un fenómeno nuevo y queremos investigarlo, sí", dice Barrett por teléfono. ¿Tiene que ver con el avance de la ciencia, capaz de dar al menos algunas de esas tan buscadas respuestas?.
Varios estudios indican que, en efecto, los científicos son menos religiosos que la media.
Pero hay excepciones; los matemáticos y los físicos, en especial los que se dedican al estudio del origen del universo -¡precisamente!-, tienden a ser más religiosos. No hay consenso sobre si un mayor grado de educación, o de cociente intelectual, hace ser menos religioso.

"El ser religioso o no seguramente depende de muchos factores que aún no conocemos", dice Barrett.


Viernes, 1 de Septiembre de 2017

Ateos de Bogotá se pronuncian sobre visita de Papa Francisco

La visita del Papa Francisco a Colombia en los próximos días a Colombia ha ocupado gran parte de los informativos nacionales. Bajo el lema "demos el primer paso" se realizará la visita del Papa Francisco, que en palabras de la misma conferencia episcopal colombiana, realizará una visita apostólica. Las ciudades de Bogotá, Villavicencio, Cali y Cartagena tendrán eventos masivos en los que el Estado, presuntamente laico, gastó una ingente cantidad de dinero.

Las organizaciones Bogotá Atea y la Asociación de Ateos de Bogotá presentaron a la opinión pública un comunicado de prensa , que por su importancia, damos a conocer aquí:

Ante las numerosas consultas recibidas en los últimos días sobre la opinión de las ONG ateas sobre la visita del Papa Francisco, las organizaciones Bogotá Atea y la Asociación de Ateos de Bogotá expresamos a la opinión pública que:
  1. Agradecemos cualquier gesto nacional o internacional a favor de la paz en Colombia.
  2. Vemos con preocupación que la visita apostólica del Papa Francisco haya sido apoyada económicamente con dineros públicos. En un Estado Laico, como es Colombia, las actuaciones del Estado no deben tener sentido ni orientación por ningún credo religioso, con el fin de garantizar la neutralidad.
  3. Los elevados costos de la visita del Papa Francisco, de diez millones de pesos por minuto en logística, son demasiados para un país que ha descuidado áreas tan importantes como la ciencia (cuyo presupuesto el gobierno recortará en un 40%). Protestamos por el hecho de que el Estado subsidie la religión y descuide la ciencia.
  4. Rechazamos los mensajes que con frecuencia el Papa Francisco emite durante sus giras, en los que ataca los avances en derechos sexuales y reproductivos, la eutanasia y los derechos de la población LGBTI y las mujeres. Le pedimos que respete la separación de Estado e Iglesias en Colombia, evitando presiones indebidas al Estado colombiano.
  5. Denunciamos que los llamados de justicia social a los que ha convocado el Papa Francisco no se han materializado en el seno de la Iglesia católica colombiana, como es el caso de la negativa y ofensiva jurídica de la Iglesia a rehusarse a pagar indemnización a las víctimas de abusos sexuales cometidos por sus sacerdotes en Líbano – Tolima, Cali y Manizales. Invitamos a la Iglesia a que dé el primer paso hacia la reconciliación, reconociendo su responsabilidad civil como institución en estos tristes casos.
  6. Apoyamos el evento de pedir perdón por la implicación en la pasada en la violencia en Colombia por parte de la Iglesia Católica . No obstante, vemos un contrasentido el hecho de convertir en beato a Pedro María Ramírez, quien fomentó la violencia contra los liberales en el período de guerra entre conservadores y liberales en el siglo XX.