Archivos en el mes de April del 2016

Domingo, 24 de Abril de 2016

Un pueblo entero contra un profesor ateo

Miguel Lorenzo se ha ganado la animadversión del pueblo
por pedir a sus estudiantes que piensen sobre la
 lógica e historia de las religiones.
Foto: La Nación.
Un profesor ateo en Colombia de filosofía se ha ganado el acoso de decenas de padres de familia y las prédicas del sacerdote local por pedirle a sus estudiantes que examinen sus creencias. El docente en un colegio oficial es víctima de amenazas e insultos, solicitudes de los padres para que sea trasladado y del cura local para que nunca cuestione a la Iglesia Católica.

Diferentes ONG ateas de Colombia anunciaron que llevaran este caso a las autoridades para evitar la discriminación de este docente, así como para garantizar la libertad de cátedra.

Noticia de La Nación.com

Texto de Francisco Argüello

Miguel Lorenzo Trujillo Navia es huilense, nació en Guadalupe, pero se profesionalizó en la Universidad San Buenaventura de Bogotá como licenciado en filosofía y regresó a su departamento.
En el Colegio Simón Bolívar de Garzón- la Capital Diocesana- lo albergaron como maestro de filosofía desde junio de 2015 y desde su llegada ha sido epicentro de críticas y ataques verbales por parte de padres de familia, docentes y hasta de la Iglesia Católica en el pueblo que se alertó por sus cátedras y desde el púlpito- según contó Trujillo a LA NACIÓN- le lanzan dardos y lo ponen colocan en la guillotina de los garzoneños.

“Trabajé con los estudiantes de once, filosofía de la religión, ética, epistemología y lógica, pero empezó a presentarse recelo entre los padres de familia”, dice el maestro.

Los estudiantes llegaban a casa con libros, documentos y empezaban a tener cuestionamientos sobre su vida. El primero: ¿qué es Dios? ¿Es real? “Los padres no tuvieron las respuestas suficientes para solucionar las incógnitas de sus hijos y empezó el problema”, resume el filósofo.

Garzón queda en el
municipio del Huila, en el sur de los
Andes colombianos.
Foto: Wikipedia.
Trujillo le confesó a LA NACIÓN que es ateo, pero que respeta la religión de sus estudiantes, de los padres de familia y no pretende entrometerse en esos escenarios. “Más que ateo soy un filósofo”, aclara, pero en el Simón Bolívar no lo ven así. Sus clases están ligadas a debates, a cuestionamientos, a llevar a la filosofía a la vida real y a preguntarse el porqué de lo existente.

No obstante, lo llamaron de la Coordinación Académica del Bolívar. Le pidieron que explicara porqué padres de familia de noveno, décimo y once estaban inquietos porque sus hijos no querían ir a misa y cada vez más preguntaban por la Iglesia Católica y dudaban de la fe cristiana. “Yo les respondía que el padre debía estar preparado para un niño que estaba empezando a hacer cuestionamientos y abrir su mente…”.

Lo que vino después…

En una entrega de calificaciones- el lunes pasado- se quebró el florero de Llorente. Un padre de familia se le acercó a Miguel Lorenzo. Él le pasó la mano, pero el acudiente se la dejó extendida. “Personas como usted no merece que uno la salude”, le dijo el padre al maestro.

Uno trata de educar a sus hijos en la fe cristiana, formarlos, pero usted los pone a pensar maricadas. Yo no sé por qué a un hijo de puta como usted lo dejan trabajar en un colegio, yo no sé por qué llega una persona hijo de puta como usted al colegio”, le gritaba. Y no lo golpeó porque el docente de filosofía estaba convaleciente y se sostenía con un bastón.

El enfurecido acudiente se marchó a la rectoría y siguió atacando verbalmente al profesor. E incluso amenazó con golpearlo, pero en el colegio le pedían que se calmara.

Qué hizo…

Miguel Lorenzo Trujillo no tuvo otra opción que abandonar su pizarra e ir hasta la Estación de Policía de Garzón a colocar la denuncia. En el colegio no encontró apoyo.
Desde la rectoría le reclamaron por lo ocurrido, le insistieron en que no podía hacer proselitismo en las clases y hacer defensa o arremeter en contra de la religión.

“No puedo faltar a mi ética profesional y negar ciertos contenidos porque el ambiente católico en Garzón no lo permite. No puedo- como filósofo- acallar la razón, el discurso en pro de creencias personales”, explicó el profesor, quien cree que el Simón Bolívar es un escenario académico y no puede ser viciado por creencias personales.

En las calles de Garzón se rumoraba sobre las clases de Trujillo como un secreto a voces, en la emisora Dinámica Estéreo, el periodista Amín Trujillo llenó su parrilla informativa con la polémica historia, citando a padres de familia, a la iglesia, pero sin darle voz al maestro, como lo dijo él a LA NACIÓN.

El Colegio Simón Bólivar
Foto de http://colbolivargarzon.es.tl/
Era el filósofo que había llegado al pueblo a derrumbar a la religión católica, a convertir a cuanto niño católico se le atravesara, como alcanzaron a especular algunos. Y por esto, desde el púlpito de la Iglesia de Nazareth, el sacerdote católico Jorge Quintero, decía en varias de sus homilías dominicales: “Los padres de familia tienen que ser pastores y las ovejitas que Dios les ha encomendado son sus hijos y deben darse cuenta de qué se están alimentando estas ovejitas, cuál es el alimento, y si van a recibir un alimento que los contamina, que los daña, que los hiere, los lastima, hay que tener cuidado…”.

El problema se agrandó. En el pueblo, los padres de familia recogieron firmas pidiendo que al maestro lo retiraran del colegio y exigían que se reformulara los contenidos de las clases de filosofía.

“Eso me parece grave, es pretender que un discurso cristiano intervenga en una catedra académica y eso sí sería apología de una religión, eso sería violar el derecho de los demás estudiantes. O qué tal si permitimos que un pastor evangélico, o de las Casas sobre las Rocas venga a hacer una semana vocacional al colegio”, añadió el profesor, quien hoy teme por su vida. “Si desde el púlpito se incita a las poblaciones a la violencia, no hay nada más que hacer. Cerremos la página y volvamos a la edad media”, concluye.

El Obispo de la Diócesis de Garzón lo atendió en su despacho. Hablaron durante horas y llegaron a varias conclusiones. “El Obispo me presentó muy amablemente al sacerdote Jorge Quintero, quien era el que hablaba de mí desde el púlpito. Le dije ‘mucho gusto, soy el profesor de quien se está hablando y denigrando. Quisiera saber bajo qué argumentos usted dice que yo soy un ateongo, según sus palabras, que viene a atacar los valores cristianos”.

A la Iglesia- según conoció LA NACIÓN- iban algunos garzoneños y con chismes envenenaban a los sacerdotes católicos. “Les decían que yo, cuando llegaba al salón les pedía a mis estudiantes que sacaran los cristos o yo no daba clases, que les decía a los estudiantes que quemaran las biblias. Eso no es cierto, jamás pasó”.

Contraparte

"Ateongo" es el mote que
el sacerdote Jorge Quintero
ha usado contra el profesor
desde su púlpito. 
LA NACIÓN contactó al sacerdote Jorge Quintero de la Iglesia Nazareth en Garzón. “Ayer nos reunimos con el profesor. Y se ha jugado al teléfono roto porque una cosa es lo que dice él en sus clases, otra la que interpretan los alumnos y otra los padres de familia. Ha habido un dialogo sano, bueno, equilibrado. De pronto sí se ha hecho una apología ética, pero lo importante es el presente y yo lo veo a él ubicado en su materia, en su sitio. Le insistíamos que aplicáramos el adagio latino: cada uno en lo suyo, que él se dedique a su materia sin tener que influir, insistir o trasmitir un pensamiento contrario sobre la región católica con los estudiantes”.

El profesor- dice el sacerdote- le reconoció que es ateo, “sin embargo, la conclusión es que en vista de todo lo que se ha presentado, él se dedicará con más cuidado su materia. Lo importante es que después del diálogo de ayer, la situación quedó bien”.

El padre Quintero dice que preguntarle a los alumnos si el maestro hizo apología del ateísmo es difícil “porque lo van a negar por la figura del profesor, pero sí se tuvo conocimiento por información de los padres de familia que dijeron que los muchachos manifiestan que él les decía que Dios no existía, que Dios era una falacia, que había que abrirle los ojos. Ellos lo dicen, pero a la hora de confrontar a los jóvenes, se quedarán callados…”.

La Iglesia Católica seguirá atenta a las cátedras del maestro, mientras Miguel Lorenzo Trujillo sigue con miedo. Teme que Garzón termine convertido en un Salem, donde terminaron quemando a quienes pensaron distinto a un pueblo que, como la Capital Diocesana del Huila, es godo, católico apasionado y en algunos, casos con gente chismosa, como lo dice en su canción el maestro Ramiro Chávarro.
Jueves, 7 de Abril de 2016

12 verdades incómodas del cristianismo

Compartimos este texto de Michael A. Sherlock (Author) publicado inicialmente por Atheist & Freethought Blog y traducido al castellano por Pensamiento libre y crítico.

Cristianismo: 12 dolorosas verdades


1. El Evangelio oficial más antiguo (Marcos) fue escrito más de una generación (40 años) después de la supuesta muerte de Jesús y por lo tanto, no pasa la prueba histórica de la contemporaneidad.

2. De los 662 versículos en el Evangelio de Mateo, 612 fueron plagiados (copiados) del Evangelio de Marcos (o de la fuente de “Marcos”).

3.- Los evangelios fueron escritos por autores anónimos y, luego, falsamente atribuidos autores que ni los escribieron ni fueron testigos presenciales de Jesús.

4. Los evangelios tienen numerosas falsificaciones, contradicciones y errores.

5. Los cuatro evangelios no fueron escogidos como tales sino hasta el año 185 (aproximadamente).

6. No hay testigos del primer siglo (fuera de los evangelios) que den fe de la existencia terrenal de Jesucristo, a excepción de un pasaje forjado en el trabajo del historiador judío, Josefo (Testimonium Flavianum).

7. Casi todos los mitos y filosofías morales atribuidos a Jesús pueden encontrarse en mitologías y filosofías anteriores a su existencia.

8. Los primeros cristianos creían que Jesús era o bien un fantasma, o un rabino judío completamente humano.


9. El cristianismo sólo llegó al poder debido a su flagrante desprecio por su propias escrituras. Se alineó a un emperador pagano psicótico, Constantino (hirvió a su mujer en una bañera, mató a su propio hijo y ejecutó a su coemperador), quien se limitó a utilizar el cristianismo para solidificar sus ambiciones políticas. Constantino continuó practicando su fe pagana y acuñó sus monedas con Mitra (pagano dios-sol), mucho tiempo después de su supuesta conversión.

10. La secta de cristianos que se alineó a Constantino llegó a ser conocida como la Iglesia (universal) católica. Su historiador jefe, Eusebio, reescribió la historia cristiana para presentar una falsa imagen que favorezca a su secta e hiciera parecer como si la teología de su grupo en particular, (encontrada también en los cuatro evangelios oficiales), siempre fue la forma dominante y original, cuando ése no era el caso.

11. Desde su creación en el siglo IV, el cristianismo ha sido una religión muy violenta. Se difunde utilizando las mismas características de un virus mortal, se apodera de sus huéspedes y mata para expandirse.

12. Cuando el cristianismo tenía el poder fue tan brutal como el Islam. La única razón por la que vemos más el comportamiento psicótico de locos religiosos en los países islámicos hoy en día, en comparación con los países occidentales, se debe a que en Occidente se ha reforzado la separación iglesia-estado, volviéndose más laico.

Ver vídeo sobre Constantino.




Fuentes para profundizar:

1. Paul. J. Achtemeier. Harper-Collins Bible Dictionary Revised Edition. Harper Collins, (1989). p. 653; John Barton and John Muddiman. The Oxford Bible Commentary. Oxford University Press. (2001). p. 886.
2. Graham N. Stanton. The Gospels and Jesus. Oxford University Press (1989),pp.63-64.
3. Bart D Ehrman. Jesus Interrupted. Harper Collins Publishers. (2005) p. 111.
4. Re: Story of woman taken in adultery in “John’s” Gospel; Paul. J. Achtemeier. Harper-Collins Bible Dictionary Revised Edition. Harper Collins, (1989). p. 535; Re: Final 12 verses of “Mark;” Bruce Metzger, A Textual Commentary on the Greek New Testament . Stuttgart, (1971). pp. 122-126. There are other examples.
5. Bart D Ehrman. Jesus Interrupted. Harper Collins Publishers. (2005) p. 111.
6. Re: No first century witnesses to earthly Jesus; Bart D Ehrman, Jesus Interrupted. HarperCollins. 2009. p. 158; Re: Josephus forgeries; John E Remsburg. The Christ: A Critical Review and Analysis of the Evidences of His Existence. The Truth Seeker Company. (1909) pp. 32-35.
7. Joseph McCabe. Sources of Morality in the Gospels. Watts & Co. (1914). 

8. Bart Ehrman Lost Christianities Oxford University Press (2003); Earl Doherty. The Jesus Puzzle: Did Christianity Begin with a Mythical Christ? Challenging the Existence of an Historical Jesus. Age of Reason Publications (2005).
9. Helen Ellebre, The Dark Side of Christian History. Morningstar Books (1995); Phillip Schaff. History of the Christian Church, Volume 5: The Middle Ages. A.D. 1049-1294.Christian Classics Ethereal Library. (1882). p. 322; J.N. Hillgarth, The Conversion of Western Europe Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall, (1969). p. 46; Frank Viola & George Barna. Pagan Christianity. Tyndale House Publishers. (2008).
10. Bart Ehrman Lost Christianities Oxford University Press (2003); Joseph Wheless. Forgery in Christianity. .Psychiana. (1930); Bart D. Ehrman. Jesus, Interrupted(2009). New York: HarperCollins. P. 214.
11. Helen Ellebre, The Dark Side of Christian History. Morningstar Books (1995); Rev. J.E. Riddle. The History of the Papacy, to the Reformation (Multiple volume series); Edward Gibbon. The Decline and Fall of the Roman Empire (multiple volume series).
12. Joseph McCabe. A History of the Popes. Watts and Co. (1939); Rev. Horace K. Mann. The Lives of the Popes in the Early Middle Ages. Vol. 4. Kegan Paul, Trench, Trubner, & Co., LTD.(1910).; Rev. J.E. Riddle. The History of the Papacy, to the Reformation. Vol. 2. Richard Bentley. (1854); Helen Ellebre, The Dark Side of Christian History. Morningstar Books (1995); John N.D. Kelly. The Oxford Dictionary of Popes. Oxford University Press. (2005); Archibald Bower. The History of the Popes. Griffith and Simon. (1845); Johannes Janssen. The History of the German People at the Close of the Middle Ages Vol. 10. (Trans. A.M Christie). Kegan Paul. Trench. Trubner & Co. Ltd. (1906); Preserved Smith, PHD. History of Christian Theophagy. The Open Court Publishing Co. (1922); Jeremy Collier, M.A. An Ecclesiastical History of Great Britain. Vol. 6. William Straker. (1811); Carl Theophilus Odhner. Michael Servetus: His Life and Teachings. J.B. Lippincott Company. (1910); R. Willis, M.D. Servetus and Calvin: A Study of an Important Epoch in the History of the Reformation. Henry S. King and Co. (1877); Sam Harris. The End of Faith: Religion, Terror and the Future of Reason. W.W Norton. New York (2005).
Martes, 5 de Abril de 2016

Dios, dinos y conejillos de indias

Un poco de humor. Vía "Mimundobizarre"